Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 9 8 2006 Deportes 75 ATLETISMO CAMPEONATO DE EUROPA Heshko y Baala, amenazas para el trío español en la final de 1.500 Higuero, Casado y Gallardo, con opciones según salga la carrera M. FRÍAS GOTEMBURGO. Como es habitual en los Europeos, España vuelve a tener mucho peso en la final de 1.500 metros. Juan Carlos Higuero y Arturo Casado están en todas las quinielas de favoritos al podio, pero nadie se atreve a dejar fuera a Sergio Gallardo, quizás un punto por debajo en velocidad, pero con las condiciones físicas y mentales suficientes como para aprovechar su oportunidad si se le presenta. España es el único país que ha calificado a sus tres atletas para la final de esta tarde. Algo corriente en competiciones continentales- -en las tres últimas ediciones, el equipo español se ha llevado dos medallas de oro, otras tantas de plata y una de bronce- aunque no en las citas de más fuste, como son los mundiales o los Juegos Olímpicos. El ucraniano Ivan Heshko y el francés Mehdi Baala serán los máximos rivales de los españoles. El primero, autor de la mejor marca europea del año (3: 31.08) es el más temible rematador del momento gracias a su cambio de ritmo final. El segundo, tercera mejor marca europea del año (3: 32.06) es el hombre que le arrebató el título de campeón de Europa a Reyes Estévez hace cuatro años por dos milésimas de segundo. En medio se encuentra Higuero, con un cambio de mentalidad radical y crecido como nunca porque es quien mejor momento de forma ha demostrado después de que el 14 de julio le ganase al propio Heshko en Roma. Quedó cuarto, por detrás de hombres que no están aquí, como el keniano Komen Kipchirchir, el qatarí Rashid Ramzi y el marroquí Adil Kaouch, pero se quedó con la satisfacción de quedar por delante de Heshko y de hacerlo, además, con una gran marca, 3: 31.57. Nadie ha corrido más rápido desde entonces. LA SANGRE NO LLEGÓ AL RÍO EN HEPTATLÓN JAVIER MORACHO U no de los duelos más esperados del Europeo era el que debían protagonizar la francesa Eunice Barber y la sueca Carolina Kluft en heptatlón. Las dos calentaban, aparentemente bien, antes de la primera prueba. Sin embargo, la sueca volvía después de cada serie casi llorando para ser atendida por su entrenador y fisioterapeuta. Nadie sabia que le pasaba. Y la francesa, que había sentido un tirón en la parte posterior del muslo tres días antes del campeonato, tampoco dijo nada para no dar pistas y moral el enemigo. Corrieron los 100 vallas y ganó la francesa. La sueca quedo quinta cuando tenía la segunda mejor marca entre las participantes. Ninguna desvelaba el secreto. Fue después del salto de altura cuando la gala anunció que el duelo terminaba a pesar de ir líder de la prueba con 36 puntos de ventaja sobre su rival directa. Su pierna no aguantaba más. La sueca, que sin la francesa mejoró en su segunda jornada al no sentirse presionada, sumó un nuevo título europeo, pero las lesiones de la temporada le han pasado factura y se le ha visto con falta de velocidad y resistencia. Esta carencia se hacia visible en las pruebas de vallas y 200, en las que en la segunda parte de carrera perdía posiciones de forma poco habitual en ella. Kluft no ha conseguido superar los 7.001 puntos que hizo con solo 20 años aunque ya repite títulos. Arturo Casado, a la derecha; Gallardo, en el centro, y Heshko REUTERS Se espera una carrera lenta Sin embargo, no se espera que la velocidad de crucero vaya a ser determinante en la final de hoy. Sólo El Guerrouj, en los mundiales, fue capaz de hacer de cada final una carrera de meeting en la del Mundial de Sevilla, en el 99, fui cuarto corriendo en 3: 31 comentaba Fermín Cacho, aquí, en Gotemburgo- pero en los Europeos es otro cantar. El propio Cacho es quien tiene el récord de este Campeonato con el 3: 35.27 que hizo en Helsinki 94, pero lo habitual es que se presenten carreras en torno al 3.40. En ese terreno, el trío Heshko- Baala- Higuero perdería parte de su ventaja porque cuando muchos atletas llegan frescos a la última vuelta, los favoritos tienen más que perder que ganar pues entran otros en liza, como puede ser el caso de Casado, que mantuvo bien el tipo ante Heshko en la semifinal. O de Gallardo, que se desenvuelve bien en carreras por encima de 3: 37. Francia retira a la plusmarquista de 1.500 La nueva ley antidopaje francesa permite a los presidentes impedir el concurso de atletas sospechosos, y en Inglaterra afirman que 70 atletas se negaron a ser controlados ABC GOTEMBURGO. El problema del dopaje sigue latente, aunque por el moemnto no presente, en este Europeo de atletismo. Si hace unos días se conoció la noticia de la exclusión en el equipo británico de la atleta Christine Ohurugou por negarse a pasar un control antidopaje, ayer se supo que la Federación Francesa ha suspendido a su plusmarquista nacional de los 1.500 metros, Latifa Essarokh, sin que se haya especificado los motivos aunque se intuye. También trascendiío que la Federación británica de- nunció que más de 70 de sus atletas se han saltado los controles antidopaje. Fuentes de la Federación Francesa aseguraron que Essarokh no participará en este Europeo por contraindicación médica, sin que se confirmara si se trata de una sospecha de dopaje. El presidente de la FFA, Bernard Amselem, no quiso decir si la contraindicación tenía que ver con sustancias prohibidas. Lo único que podemos decir es que está suspendida. Ir más allá en la explicación sería levantar el sacrosanto secreto médico afirmó Amselem. La suspensión de Essarokh supone la primera aplicación de la nueva ley antidopaje en Francia, que permite a los presidentes de federaciones impedir el concurso de atletas cuyos datos médicos así lo aconsejen. Por otro lado, una gran cantidad de atletas británicos se saltaron controles antidopaje fuera de la competición, según declaró el martes el director deportivo de la Federación británica de atletismo, Dave Collins. Probablemente más de 70 de ellos se saltaron al menos un control. Y pienso que otros cuatro faltaron a dos declaró Dave Collins a la BBC. El reglamento de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) considera una violación grave de las reglas antidopaje el hecho de no atender a tres controles fuera de competición, que es lo que ocurrió con Ohurugou. En este sentido, el ex campeón olímpico británico Sebastián Coe ha abogado porque los atletas que hayan incurrido en infracciones por dopaje sean sancionados de por vida de los eventos olímpicos y de otros campeonatos de alto nivel.