Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 9 8 2006 Sociedad 49 Tecnología Wikipedia bloqueada por ser demasiado libre Con más de 1,3 millones de artículos en 200 idiomas, Wikipedia es la enciclopedia más visitada de internet, pero en China no puede consultarse porque está bloqueada por la censura del Gobierno desde octubre del año pasado. Sin duda, el hecho de que cualquier usuario pudiera escribir libremente su comentario en esta página web llevó finalmente al régimen comunista a vetar a Wikipedia Lanzada en el gigante asiático en mayo de 2001, no empezó a crecer hasta que un licenciado en Matemáticas de la Universidad de Pekín, Michael Yuan, introdujo la primera definición en mandarín el 30 de octubre de 2002. A partir de ese momento, se convirtió en un foro de debate tan popular que Pekín optó por prohibirla ante el peligro que entrañaban unas definiciones que no concordaban con su versión oficial Un joven chino en un cibercafé de Pekín AP El régimen comunista utiliza tecnología punta y decenas de miles de agentes de la denominada policía virtual para vigilar internet, pero los usuarios contraatacan con programas capaces de burlar la censura Guerra tecnológica por la libertad de expresión en China TEXTO: PABLO M. DÍEZ CORRESPONSAL contenidos, el Gobierno acaba de ampliar sus patrullas a otras ocho grandes ciudades: Chongqing, Hangzhou, Ningbo, Qingdao, Xiamen, Guangzhou, Wuhan y Chengdu. Los agentes vigilarán internet en tiempo real y pedirán a los responsables de los chats que cumplan la ley, por lo que éstos acarrearán con las consecuencias de las infracciones que se produzcan anunció el viceministro de Seguridad Pública, Zhang Xinfeng. Navegando entre espías Con el fin de evitar arriesgadas tentaciones, algunos portales como Jingjing y Chacha muestran en sus páginas web el dibujo de un policía para informar a sus clientes de que están siendo espiados mientras navegan por el ciberespacio Gracias a este sistema, el Gobierno se congratula de que se ha reducido en un 60 por ciento la visita a lugares con contenidos dañinos como la perseguida pornografía. Pero a nadie se le escapa que tal método sirve también para disuadir a los internautas de frecuentar enlaces que aborden asuntos políticos demasiado comprometidos. Además, no hay que olvidar que agentes de paisano acechan a los usuarios de los cibercafés lo que ha dado lugar a una vigilancia casi total que ya ha reportado sus primeros frutos judiciales. Acusado de subversión, un profesor de 27 años de la provincia de Shandong, Ren Ziyuan, ha sido condenado a 10 años de prisión por exponer sus ideas democráticas en la Red, uniéndose así a los más de 80 periodistas y ciberdisidentes que permanecen entre rejas en la mayor cárcel del pensamiento del mundo, China. PEKÍN. La clausura de dos blogs de la poetisa tibetana Woeser y la consiguiente protesta de un centenar de intelectuales y disidentes es la última batalla por la libertad de expresión en internet que se libra en China. En esta desigual guerra tecnológica el régimen comunista ha impuesto una férrea censura en la Red tras erigir una auténtica Gran Muralla cibernética. Para ello, ha contado con la colaboración no sólo de grandes portales internacionales como Yahoo o Google, que se han doblegado a sus imposiciones en busca de un mercado con más de 110 millones de internautas, sino también de importantes compañías occidentales. Según han denunciado reiteradamente Reporteros Sin Fronteras y Human Right Watch, empresas punteras como Microsoft, Cisco System, Nortel Network, Sun Microsystems o Websense han suministrado a Pekín los más avanzados adelantos tecnológicos para rastrear el ciberespacio, detectar los contenidos políticamente sensibles y establecer los filtros necesarios que impidan el acceso a los mismos por parte de los usuarios. Frente a dicho control de internet, que ya se ha convertido en el reto más peligroso para el Gobierno chino por ser el mayor y más libre foro de debate del mundo, se ha extendido la utilización en el gigante asiático de programas como Dynapass, Ultrasufr, Freegate y Garden Networks, capaces de burlar la censura. Con la descarga de dicho software resulta posible conectarse a los sitios de la Red vetados por el régimen, al menos hasta que éste detecta las intromisiones y actualiza de nuevo sus sistemas operativos para intensificar las barreras. Y vuelta a empezar, una y otra vez, en este duelo sin cuartel... No en vano, el coloso oriental se ha ganado a pulso su puesto número 159 en una lista de 167 países elaborada por Reporteros Sin Fronteras para medir el respeto a la libertad de expresión en el mundo. Y es que China no sólo blo- quea páginas web que contienen términos tan incómodos para el régimen comunista como democracia libertad Taiwán manifestaciones de Tiananmen independencia del Tíbet o Falun Gong sino que cierra cada año miles de portales y cibercafés Para llevar a cabo esta feroz represión, Pekín se sirve de una legión de decenas de miles de agentes que conforman la denominada policía virtual que monitoriza la Red en busca de los asuntos prohibidos. Tras los logros alcanzados en las principales capitales del país, donde se han clausurado 200 foros de debate, se han eliminado 1,5 millones de comentarios on line y 45 páginas web han autocensurado sus Algunas web muestran el dibujo de un policía que informa a sus clientes de que están siendo espiados