Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14- 15 40 LOS VERANOS DE LOS 25 MEJORES RESTAURANTES DE ESPAÑA MENS SANA Casa Gerardo POR CARLOS MARIBONA ucho tiene que ver Pedro Morán con el momento de esplendor que vive la cocina asturiana. A base de esfuerzo convirtió el viejo chigre familiar especializado en fabada, crema de andaricas y arroz con leche, en una de las referencias culinarias de Asturias y de España. Siempre con un acertado equilibrio entre las recetas tradicionales y un punto de modernidad sin estridencias. Y siempre también sobre la base de una materia prima de la máxima categoría que busca (y encuentra) por todos los rincones del Principado. Por fortuna, la continuidad de Casa Gerardo queda asegurada por el hijo de Pedro, Marcos Morán, otro excelente cocinero cuya mano empieza a notarse día a día. El local ha sufrido el año pasado una importante renovación que lo ha mejorado mucho. Entre las novedades destaca un pequeño y coqueto comedor acristalado situado en la misma cocina donde se puede comer viendo cómo se desarrolla el trabajo de los Morán y su equipo. Si el entorno ha mejorado, la cocina se mantiene en el momento dulce de los últimos años. Para descubrirla, lo mejor es dejarse llevar por el menú degustación, un recorrido por los sabores de Asturias. Siempre, para empezar, algunos aperitivos convertidos ya en clásicos como la almeja de cuchillo templada; la cigala con pasta y berza asturiana; las imprescindibles croquetas de compango; las cebollitas rellenas de bonito o M POR MARTA BARROSO Y TERESA DE LA CIERVA Belleza La familia y uno más En verano, los piojos, los malditos piojos que parece que esparcen por los colegios, se trasladan también de vacaciones y se hospedan en las cabezas de los más pequeños. Para pesadilla de las madres- -nunca de los padres, ¡por Dios! -que vemos una liendre y somos presas de un ataque de nervios. Como se sabrán de memoria el manual clásico para luchar contra estos molestos parásitos, un par de remedios caseros: para prevenir su aparición exprima un limón cada vez que abra el bote de champú con el que van a lavar la cabeza de sus hijos; para eliminarlos, hierva anís con agua (un minuto) deje reposar y cuélelo. Lave el pelo con champú antiparasitario, enjuague y aclare con la loción que acaba de preparar. ¡Al parecer no sobrevive ni uno! Casa Gerardo sufrió una importante renovación en 2005 Casa Gerardo Dirección: Ctra. AS- 19, Km. 9. Prendes (Asturias) 985 88 77 97. www. casa- gerardo. com Días que cierra: noches de domingo a jueves. Precio medio: 60 euros. Menú degustación: 55 euros. Calificaciones en las guías: Campsa, 3 soles; Michelin, 1 estrella; Gourmetour: 8,25; LMG, 7,5. S. NAREDO el bocadillo crujiente de quesos. A partir de ahí se desarrolla en la mesa una sinfonía que incluye novedades como el excelente bogavante en cuatro presentaciones (crudo en tartar, cocido, a la plancha, en fritura) el bacalao en tortilla con el huevo suelto; el pulpo con mazapán de pimentón, original versión del pulpo a la gallega, tierno y con un toque ahumado; o el rubiel con caldo y patata, quintaesencia de este pescado poco valorado pero con sabor y textura maravillosos. En las carnes, algo más clásico, el cordero a baja temperatura. Y antes de los postres, siempre un platito de fabada (de bote, como dice Pedro) el plato emblemático de la casa, elaborado con fabas y compango de primera y ligeramente desengrasada. Tampoco puede faltar, a la hora de los postres, una bandejita del arroz con leche caramelizado, pura crema, que ha dado fama a esta casa. Antes, una refrescante espuma de cítricos, o un peculiar tiramisú de queso, chocolate y café. CHIPS DE VERANO POR JOSÉ MANUEL NIEVES BLOG DE PAPEL POR ALFONSO ARMADA Palabras. El río que pasa bajo la polea de la lengua lleva briznas de sentido, una lija que pule los cantos rodados y el contorno de la orilla. Cuando baja frío, los sustantivos pesan como los nombres que le damos a la carne y al misterio, al éxtasis y al hastío. Frontera. Lugar de paso, vado, zona de fractura, convención astronómica, hito, aduana, sendero de cabras, campo de maniobras de los insectos, manzana dorada del conocimiento, topografía de polleros, vía láctea hacia otra vida, trazo que separa y que conviene, abismo y tierra de nadie para miras y torretas. La frontera es un ensamblaje metafórico y una realidad punzante gracias a la encarnación del alambre de concertina, a las alambradas que ahora se hincan en la piel de los que se atreven con la fiereza tan extraordinariamente humana del acero. Propiedad privada elevada a geopolítica. Temblor. El de las ramas del árbol que el viento agita de madrugada bajo el fulgor de una farola cuando la ciudad es un animal de fondo, vaciado de rumores, con esa sombra viva que hace señas al que aún no quiere dormir. Como si decenas de pájaros o millones de gusanos se agitaran esperando para caer sobre el cadáver que sueña. ENVASADORES DE PECES. Suena el teléfono en la redacción y responde una becaria. Desde el otro lado preguntan por mí, pero yo no estoy, así que la chica, con su mejor voluntad, toma el recado. Por la tarde, ella se me acerca con una nota en la mano y una expresión de extrañeza que jamás olvidaré: Te han llamado de un sitio muy raro- -me espeta- De una asociación de envasadores de peces o algo así ¿Cómo dices? respondo sin entender muy bien. Se ríe. Cojo el papel de su mano y pone exactamente eso: Asociación de envasadores de peces Ni un nombre, ni un teléfono. En fin, quien sea llamará más tarde... Fue al día siguiente. Suena el teléfono, lo coge ella, es para mí: Son los de ayer y sonríe. Me pongo. Al otro lado, muy serio, un representante de los Ensambladores de PCs...