Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 8 8 2006 61 Economía El precio del petróleo se dispara tras el cierre en Alaska del mayor pozo de EE. UU. explotado por BP Endesa recurrirá ante Bruselas, Industria y la Audiencia las condiciones de la CNE a E. ON El consejo de la eléctrica aplaza su decisión sobre si levanta las medidas cautelares contra Gas Natural b A los abogados de la eléctrica madrileña se les acumula aún más el trabajo con la batería de recursos que el consejo de administración ha decidido interponer A. LASO D LOM J. GONZÁLEZ NAVARRO MADRID. El consejo de administración de Endesa se reunió ayer por la mañana en la capital de España para analizar el reciente dictamen de la Comisión Nacional de Energía (CNE) que aprobó, con 19 condiciones, la opa de E. ON sobre esta eléctrica. Al término de esta reunión, que fue más breve de lo habitual, el consejo decidió por unanimidad interponer los recursos que procedan en defensa del valor de la compañía y de los intereses de sus accionistas contra la resolución de la CNE del 27 de julio pasado Esos recursos serán tres: el primero, del alzada, ante el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. La eléctrica tiene un mes de plazo para presentarlo y el Ministerio debe contestar en tres meses como máximo. Si la respuesta del Gobierno no fuera satisfactoria para Endesa, ésta podrá presentar otro recurso contencioso- administrativo ante la Audiencia Nacional. E. ON ha anunciado también que presentará otro recurso ante Industria, similar al de Endesa, contra la resolución de la CNE. Hay que recordar que la compañía que preside Manuel Pizarro ya siguió estos mismos pasos hace unos meses cuando la CNE aprobó, también con condiciones, la opa de Gas Natural. Tras desestimar el ministro Montilla el recurso de alzada, la eléctrica acudió a la Audiencia Nacional, la cual rechazó en marzo pasado la adopción de las cautelarísimas solicitadas por Endesa. La Audiencia también decidió hace tres semanas no aceptar la petición de la compañía de suspender cautelarmente la opa como hicieron en su día un juzgado de lo mercantil de Madrid y el Tribunal Supremo. Manuel Pizarro, en la última junta de accionistas celebrada en la propia sede de la compañía do una carta al Gobierno de Zapatero pidiéndole algunas aclaraciones sobre las 19 condiciones impuestas por la CNE, sobre todo las relativas a los activos de Endesa que E. ON tendría que vender en el caso de que saliera adelante su opa. No hay que olvidar que Bruselas ya autorizó esta opa. Precisamente éste es el motivo por el que Endesa recurrirá ante Industria, la Audiencia y la Comisión Europea. El consejero delegado de la eléctrica, Rafael Miranda, calificó recientemente de arbitrarias e injustas las condiciones impuestas por la CNE porque supone trocear la compañía. El objetivo de Endesa es mantener el grupo tal y como está hoy, porque esto es lo que asegura el valor de la empresa para sus accionistas dijo. Sobre las opas a Endesa hay que añadir que la Diputación Permanente del Congreso debatirá hoy la petición del grupo popular de que comparezcan el ministro de Industria, José Montilla, y la presidenta de la Comisión Nacional JAIME GARCÍA de Energía, Maite Costa, para explicar la decisión del organismo regulador sobre la oferta de E. ON. El PP quiere que Costa explique ante la comisión de Industria, Turismo y Comercio la resolución de la CNE y, en el caso de Montilla, que informe sobre la posición e interferencias del Gobierno en esta operación. El portavoz parlamentario del grupo socialista, Diego López Garrido, anunció ayer que su formación votará en contra de la petición del PP. APROVECHAR ERRORES AJENOS ÁNGEL LASO D LOM La CE pide más explicaciones La tercera medida que emprenderá Endesa será la de presentar una queja ante la Comisión Europea para, entre otras cuestiones, aprovecharse del sentimiento que existe actualmente en el seno del Ejecutivo comunitario contrario a la decisión del Gobierno español de ampliar las competencias a la CNE para que pudiera examinar la opa de E. ON. De hecho, la Comisión Europea considera, en una evaluación preliminar, que las condiciones impuestas al grupo alemán no se ajustan a las reglas comunitarias. Bruselas ha envia- E ndesa tiene ya lista su nueva ofensiva jurídica, esta vez contra la CNE y no contra la opa de Gas Natural, que ya está bien servidita con lo que tiene. Y volverá a tocar todos los palos posibles, desde Bruselas hasta el propio Ministerio de Industria, en sus demandas de que no se puede trocear la compañía. Pizarro, una vez más, sigue impertérrito un guión del que no se ha salido ni un milímetro durante este ya largo proceso. Sigue defendiendo el valor de la empresa en beneficio de sus accionistas y el proyecto de Endesa por sí misma, sin Gas Natural y sin los alemanes de E. ON, ajeno a otras consideraciones. Su estrategia, como ha sido desde el principio, sigue siendo aprovechar los errores de sus contrincantes, que han sido muchos y han dejado pistas por todas partes. Gas Natural se equivocó en el precio de partida y en plantear la operación de forma hostil. A E. ON le pudo la ambición de pasar de ser el caballero blanco que iba a comprar un 24 de la eléctrica a lanzar una opa por el 100 Iberdrola, en aparecer como el tapado de la opa de la gasista de La Caixa para intentar crecer de una tacada lo que le hubiera costado años de forma orgánica. El Gobierno Zapatero, en apoyar tanto la oferta que venía de Barcelona con Montilla a la cabeza de la manifestación y decir que mantendría la posición a toda costa para luego dejar abandonada la trinchera al primer ti- ro, lo que deja a la industria española a los pies de los caballos. Y hasta muchos sectores del PP, que se equivocaron en defender la bondad de la opa alemana frente a la de Gas Natural, lo que todavía les pasará factura. Y todos han dejado huellas que los sabuesos de Pizarro terminarán por descubrir antes o después si no lo han hecho ya, para continuar una batalla que todavía no ha tocado a su fin y que nos seguirá sorprendiendo. E. ON tiene bien cogida a la presa y no piensa soltarla, pero hay muchos actores principales y secundarios en esta guerra que todavía no han llegado al 100 de sus posibilidades y que ni siquiera han hablado. Y más cuando vemos que el Gobierno italiano veta a la española Abertis (La Caixa y ACS) para que no se haga con Autoestrade, como ya hizo con el BBVA en su frustrado asalto a la BNL.