Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 8 06 EN PORTADA Eugenia Martínez de Irujo Una mujer feliz Eugenia y Gonzalo disfrutan de sus vacaciones en Ibiza jugando a bordo de un barco (Viene de la página anterior) PRISMA con sus diseños de joyas, Iluminada y dichosa también en el amor desde que hace cosa ya más de un año se cruzó en su vida Gonzalo Miró, la duquesa de Montoro vive uno de los momentos más dulces de su vida. Y, además, estamos en verano, su estación favorita. Objetivo de interés fijo para la prensa rosa, Eugenia ni quiere ni puede esconder lo a gusto que se siente. Tan es así, que hasta mantiene una relación casi cordial con los paparazzi que día tras día acuden a la puerta de su casa de Marbella o Ibiza para conseguir una foto de la aristócrata más televisiva de nuestro país. -Cuentan que una noche se quedó mirando la lámpara de su mesilla y decidió que su próxima colección iba a estar Iluminada -Siempre me han encantado las lámparas. Para esta colección he pintado todo tipo de lámparas: clásicas, barrocas, de techo, modernas... Esos dibujos serán los motivos que ilustren las camisetas. Para las joyas siempre me inspiro en un detalle de mis dibujos y esta vez me ha servido una espiral que hay en un estampado de una lámpara oriental... Durante mi estancia en Nueva York me fijé mucho en los cristales de murano que había en las tiendas, me gustó su originalidad y colorido y me lancé a hacer pruebas una vez se lo consulté a Rosa Tous. Iluminada es su obra y se la ve radiante. ¿Algo que ver? -Siempre es importante el estado de ánimo a la hora de crear. Estoy en un momento súper bueno de mi vida, muy contenta en todos los sentidos, tranquila y lo que hago es aprovecharme al máximo de ello. Ya vendrán las rachas malas. -Su primera colección fue con acento andaluz, la segunda con toque mexicano y ahora Iluminada ¿Por su obra la conoceremos? -Hombre, la verdad es que no me siento una iluminada (risas) -Cuando firma sus colecciones sólo pone Eugenia. -Bueno, realmente pongo Eugenia by Tous para relacionar a la firma. ¿Y los apellidos? -Nunca me gusta utilizar mis apellidos. Para mí es un reto lo que hago con mis colecciones. Creo que las cosas se demuestran con el tiempo y quién sabe si los que al principio no creyeron en mí luego cambian de idea. ¿De dónde le viene su faceta artística? -Fue pura casualidad. Todo empezó una tarde que me dio por ordenar las miles de fotos que tenía en cajas. En esa época vivía en el campo y decidí organizar unos álbumes donde al lado de las imágenes hacía unos dibujos con rotuladores. Sin darme cuenta uno se explotó y me hizo una mancha. Empecé a hacer tonterías con las manos y la pintura y el caso es que me gustó cómo quedó esa página. Cogí las pinturas de mi hija, Cayetana, y comencé a dibujar figuras. Luego me pasé a los pinceles de mi No me gusta utilizar mis apellidos. Creo que las cosas se demuestran con el tiempo y quién sabe si los que al principio no creyeron en mí luego cambian de idea madre y seguí pintando todo aquello que se me ocurría. Y así fue cómo empecé, por pura casualidad. ¿Y en su vida también le han llegado las cosas sin premeditación? -Soy impulsiva y también es verdad que me encanta la creatividad. Me encanta mezclar, por ejemplo a la hora de vestirme. ¿Eso lo ha heredado de su madre? -Ella es muy artista. ¿Cómo recuerda sus veranos de infancia? -Muy familiares, con mis hermanos y casi siempre en Marbella, salvo cuando íbamos al Norte. También en verano fue la última vez que vi a mi padre... pero, en general, son recuerdos felices. ¿Y su primer verano sin la familia? -Rodeada de amigos, me encanta estar con ellos. -En verano es cuando más la persiguen los medios. -Intento llevarlo lo mejor posible. La verdad es que al final de verano tengo una relación de lo más amistosa con los reporteros. Recuerdo hace tres veranos cuando les tenía todos los días en la puerta de mi casa de Marbella, al final hasta me desahogaba con ellos. ¿Lleva bien que la saquen en biquini? -No me importa nada, si fuera de otra manera tendría que bajar con escafandra a la playa. ¿Es fácil a la hora de regalar? -Me encanta todo, además prefiero las tonterías. Me hacen más ilusión que algo importante de valor. -Desde hace un año se la ve siempre sonriente.