Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 Madrid MARTES 8 8 2006 ABC Madrid supera con nota el examen de los turistas. Las tapas, la noche madrileña, los monumentos, la limpieza de sus calles y la hospitalidad de su gente conquistan a los extranjeros. Así nos ven los turistas TEXTO: M. SÁNCHEZ FOTOS: V. INCHAUSTI MADRID. Notable. La capital pasa el examen de los turistas con nota. Madrid conquista al visitante por sus tapas, me gustan todas por sus monumentos, son impresionantes por su ambiente nocturno, los bares están abiertos toda la noche y, sobre todo, por su gente. Los miles de extranjeros que han escogido este verano la capital para pasar unos días de vacaciones lo tienen claro: lo mejor de Madrid, los madrileños. El tópico se confirma una vez más: buena gastronomía, lugares de interés- -la lista de los edificios más frecuentados la encabeza el Museo del Prado, seguido del Reina Sofía y el Palacio Real- -y un carácter abierto y hospitalario. La limpieza de sus calles y el buen funcionamiento de los transportes públicos son otros de los puntos fuerte. En el otro extremo, los aspectos negativos, que también los hay: mucho calor, precios muy altos y prostitución en sus calles. Y un defecto de idiomas: la mayoría de los madrileños no speaking English la lengua de comunicación por excelencia. El turismo es una de las fuentes de riqueza de la ciudad: en el primer semestre del año, Madrid ha recibido más de cuatro millones de visitantes, de los cuales 1.655.692 son extranjeros, lo que supone un crecimiento del 9,42 por ciento. Según cifras del INE, los franceses, italianos, ingleses y portugueses son los que más nos visitan. Jeremy Forth Inglés Es increíble que los madrileños no hablen inglés Jeremy, como buen turista que se precie, se ha decantado por ropa y calzado cómodo para patearse la ciudad, hace mucho calor afirma. Apenas lleva aquí unas horas y ya se ha adentrado por los rincones más castizos de la capital. Aterri- cé ayer y lo primero ha sido un tour medieval, para empaparme de las tradiciones y la historia de Madrid. Hemos visitado los lugares más antiguos: la iglesia de San Nicolás, la cava Baja y Alta... De momento me gusta todo un montón, a lo que no me acostumbro es al calor. Bueno y a que muy poca gente hable inglés. Los madrileños no saben idiomas, tienes que comunicarte por signos. Y es increíble porque viven del turismo afirma Jeremy Forth, un inglés al que ha traído hasta Madrid la amistad. Ha venido para hacer una visita a Ju- lia. Reconoce que no conocía nada de Madrid, sólo a Beckam, pero eso no cuenta, y Las Meninas de Velázquez porque me lo recomendó un amigo Rachel Grollemund Francesa Linda Holland Inglesa Lo mejor: los madrileños, las tapas y la noche Rachel lleva una semana en Madrid, y está encantada. Todo me gusta. Esto es un paraíso. Lo mejor, la gente, los madrileños son muy simpáticos, siempre dispuestos a hacerte una foto y eso en Francia no pasa. Y las tapas son de diez: el chorizo está buenísimo. Y, además, para la gente joven hay hostales no muy caros y mucho ambiente. Puedes estar en la calle toda la noche, los bares están abiertos, aunque son caros. Además, se liga mucho afirma sonriente Rachel Grollemund, que ha venido con sus padres a visitar a su hermano, un estudiante de intercambio. Todos los turistas se sorprenden de la noche madrileña. Por la mañana, visitas a los principales museos y monumentos; por la noche, diversión en estado puro en las terrazas y discotecas. El transporte es otro de los puntos fuerte de la capital. La prostitución en el centro da muy mala imagen Esta inglesa, natural de Manchester, repite visita: es la segunda vez que viene a la capital. La ciudad ha variado bastante en los últimos seis años, ahora está mejor. Se nota un ambiente en las calles de más seguridad y todo está mucho más limpio. Lo único que ha empeorado es la prostitución del centro, que da muy mala imagen afirma Linda. Si tuviera que poner una calificación general a Madrid, un 8. El lunar del comercio sexual en planas calles turísticas empaña su visión. De Madrid se queda con las tapas, le gustan todas: los calamares, las tostas, el jamón... con sus monumentos, el Palacio Real es muy bonito y tiene unas vistas impresionantes con su clima, hace calor, pero mejor porque así te pones morena y con su gente, los madrileños tienen un carácter muy abierto y son muy simpáticos, El Metro es una delicia, te lleva a todas partes en un tiempo récord y resulta muy cómodo. No tienes que esperar nada Lo menos bueno de la ciudad, el tráfico. Demasiadas obras y muchos atascos. Te pierdes con tantos desvíos Rachel y su familia han aprovechado su viaje a España para conocer otras ciudades y, de todas ellas, se quedan con Madrid. Barcelona y Valencia son bonitas, pero hay más suciedad aunque es difícil hacer amigos porque casi nadie habla inglés reconoce Linda. a quien le encanta el ritmo de vida madrileño. Aquí la gente disfruta más del tiempo libre que en Inglaterra. Sale por las noches hasta la madrugada y nunca tiene prisas. Van más relajados, tienen menos estrés Y como dicen que no hay dos sin tres, ya prepara su vuelta el próximo verano: vendrá más días para poder conocer la provincia.