Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Madrid MARTES 8 8 2006 ABC SE DICE SE COMENTA EL POCERO SUMINISTRA CAVIAR Hasta ahora se sabía que Francisco Hernando, El Pocero era un hombre de buen olfato, sobre todo para los negocios. Ahora podemos decir que también ha desarrollado con acierto el sentido del gusto. Así, a este polémico constructor se le conoce su debilidad por el caviar. Un excelente y prohibitivo manjar por su carestía que el común de los mortales toma, cuando puede, en pequeñas dosis. En su caso es todo lo contrario. Hace unas semanas le ofreció a un empresario una suculenta fuente de caviar. Le dijo: sírvete lo que quieras MADRID AL DÍA PÁNICO AL ÁLBUM DE FOTOS En estos momentos tienen trabajo en Madrid al menos dos políticos que sienten un auténtico pavor por la posible difusión de unas fotografías en las que aparecen distendidos, cada uno en días y situaciones distintas, en el conocido yate de El Pocero Ambos pertenecen al mismo partido, se encuentran ahora de vacaciones fuera de la capital, pero tendrán que volver porque sus responsabilidades son importantes. Otro político, en cambio, ha dejado de inquietarse por el mismo motivo. Tuvo suerte: le enviaron sus fotos a casa. LOCUTORIOS RAMIRO BUENO S LA OPINIÓN DEL LECTOR Pueden dirigir sus cartas a esta sección: Correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Fax: 917 424 104. Correo electrónico: madrid abc. es Maldita plaza Hace unas semanas viví desolado uno de los espectáculos más dantescos que jamás he presenciado en este barrio, y fue el ver cómo una niña de origen ecuatoriano de 18 años perdía la vida en la misma acera, tras ser por tres veces acuchillada por su pareja sentimental. Todo era caótico, la gente no sabía cómo socorrer, desconozco el alcance de las lesiones pero estoy seguro que esos más de treinta minutos de espera a los servicios médicos de urgencia son más que suficientes para convertir cualquier lesión, aún sin serlo, en mortal de necesidad. La violencia se ha disparado, no sólo la de género, sino en su espíritu más general. Hace unos días un individuo dis- VICTOR INCHAUSTI Parquímetros. Ahora que parece que los voceros de turno están de vacaciones, me gustaría hacer la siguiente reflexión: ¿Por qué algunos vecinos deciden saltarse las normas aprobadas por una Corporación legítima en el ejercicio de su acción de gobierno? ¿Acaso hay ciudadanos de primera y de segunda? Mayte Burgos paró dos veces sin conseguir alcanzar a una persona también en la vía pública, hace unos meses los artificieros explosionaron un vehículo al que se le había colocado una carga explosiva en los bajos para hacer volar a al- guien y todo en la misma zona. La droga fluye por la plaza, se palpa en el ambiente, y si lo sabemos los que no hemos estudiado criminología ¿Cómo no lo va a saber la policía? Los ajustes de cuentas se realizan sin el menor escrúpulo ni temor a la justicia, a veces me pregunto qué es lo que está pasando: todos hacen bien su trabajo y sin embargo la inseguridad aumenta. La policía patrulla las calles y detiene a los delincuentes, los fiscales actúan bien, los jueces administran justicia según las leyes, todo parece funcionar pero aquí no hay temor por nada, me siento más desprotegido que nunca y sólo le pido a Dios como ciudadano que no me haga tropezar en ninguna vicisitud. Asociación de vecinos de la plaza de Corral de Cantos DIMES Y DIRETES VALLE DE LOS CAÍDOS (I) varla, que se hubiera fijado en anto por su paisaje como otro sitio; habría sido mejor por la variedad de sus forque el Valle de Cuelgamuros se mas, Cuelgamuros es hubiera podido quedar como esuno de los valles más singulataba antes, limpio de construcres de la Sierra de Guadarraciones y con sus bellos atardecema, y es también el mas cercares solitarios y en calma. no a la capital madrileña. Es ANTONIO Pero no fue así. Ya no vale la probable que ambas caracterísSÁENZ DE pena darle mas vueltas al asunticas fueran tenidas en cuenta MIERA to; la historia es la historia y de por los que lo eligieron para la ella forma ya parte, es verdad construcción de un monumenque todavía polémica, el ahora denomito faraónico en memoria de los muernado Valle de los Caídos, con su basílitos en la guerra civil Quizás influyera ca subterránea, sus esculturas de Juan también la cercanía de El Escorial y, de Ábalos, y la enorme cruz que ha paporqué no, la existencia, en aquellos sado ya a formar parte del paisaje famitiempos de religiosidad oficial, de un liar del Guadarrama. La intención y el vía crucis que iba desde el puerto de El simbolismo de aquellos monumentos León hasta el cerro de la Gamonosa, era tan patente que no vale la pena inmuy cerca de la actual Basílica. sistir en ellos. La evolución del régiEn cualquier caso, es preciso reconomen de Franco y, sobre todo, la de la cer que, fuera quien fuera quien lo eliiglesia española, fueron moderando gió (se dice que fue personalmente el con el tiempo el tono ideológico y las general Franco) se fijó en un espacio formas imperantes en aquellos recinciertamente especial de nuestra Sietos. Me parece recordar que fue decirra, porque el lugar es extraordinariasión del Vaticano convertir la Basílica mente bello, casi mágico dicen alguen un instrumento de paz y reconcilianos. Escogió bien sí, pero, dicho con toción y dar en ella cobijo a los muertos dos los respetos, hubiera sido mejor pade los dos bandos de la guerra. ra la Sierra, tal como queremos conser- T Sea como fuere, por muchos esfuerzos que se hayan podido hacer, el Valle de los Caídos no ha perdido su impronta política originaria y, en estos momentos de revisión de la memoria histórica, ha vuelto a ponerse sobre el tapete su pasado y, sobre todo, su futuro. Para hablar de ese futuro, sobre el que el Gobierno ya ha dicho algo, no debemos olvidar que además de la Basílica, el recinto del Valle de los Caídos comprende unas tres mil hectáreas de terreno que fue repoblado en su día por el Estado y que hoy está ocupado por unos pinares cuya conservación corre a cargo de Patrimonio Nacional con la colaboración de la Comunidad de Madrid. También existe un Centro de Estudios Sociales y una Hostería. Y todo ello, no lo olvidemos, en medio del Guadarrama. Por eso, los que nos sentimos preocupados por el futuro de la Sierra no tenemos mas remedio que reflexionar y ofrecer soluciones de futuro al actual Valle de los Caídos. La historia no se puede cambiar, pero la historia sigue su curso y habrá que volver, en algún sentido, a lo que era Cuelgamuros en su origen sin herir a nadie; respetuosamente. Presidente de Amigos del Guadarrama on los voceros telefónicos sin fronteras en cualquier barrio. Iconos multiplicados de la comunicación global, que diría algún memo. Se han reproducido con tanta rapidez como las palomas. Éstas, ratas con alas, no parecen portar otros mensajes que su porquería voladora. Los locutorios se supone que transmiten noticias, un estoy bien, sin novedad en el Madrid de las faraónicas obras. Tierra removida de oportunidad para tantos residentes venidos más allá de los mares y las montañas. Con tantos locales dedicados a lo mismo, tropezándose unos con otros en tantas calles, y al lado de cabinas de Telefónica, cabe preguntar ¿Son negocios rentables? cuando anuncian ofertas que dan ganas de tener una tía en Riobamba o Rumanía y llamarla. Parece más barato telefonear a Cali que a Cádiz. De vez en cuando surge la noticia del cierre de un locutorio por servir como tapadera de negocios sucios. Y ahí siguen multiplicándose porque cada comercio nuevo que abre sus puertas es un locutorio o una sucursal del Corte Chino. Son cosas de la necesidad de hablar con los seres queridos- -a veces puede que lo sean al estar lejos- y la tecnología. Es sencillo escuchar el corazón de las tinieblas africano, percibir el tam- tam milenario de la selva, y todo lo contrario es obtener una conversación telefónica en Argüelles sin apagones. En este largo y cálido verano tenemos otro bochorno añadido con el conflicto del Líbano. Allí y en Israel los misiles se comunican sin trabas a cualquier hora. También se tirotean mensajes y amenazas de bastante peligrosidad. En el patio de vecinos a la greña que es España se oyeron las proclamas antiisraelís de Blanco, el peón de brega de su señorito Zapatero, el chico del pañuelo, y Zerolo estirando sus rizos ovejunos en nombre de la paz para coger cacho de protagonismo progresista. O a Moratinos pegando telefonazos intentando apagar fuegos. El caso es hablar hasta debajo del agua aunque haya sequía. Les pasa igual que a los que de madrugada rajan sin dejar pegar ojo a los vecinos; quienes tienen la mala suerte de acoger una cabina de teléfono bajo sus ventanas. Unos telefonean chillando y otros ofrecen el silencio desesperado de su insomnio. Un intercambio cultural, que dicen.