Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional EL NUEVO DESAFÍO DE BATASUNA AL GOBIERNO MARTES 8 8 2006 ABC LEGALÍCESE, POR FAVOR E sos ruegos del Gobierno a Batasuna, a los propios delincuentes, para que procedan a su legalización me recuerdan la extravagante declaración que se le ocurrió hace unos días a la Comisión Europea con motivo de la enfermedad de Castro. Deseamos una pronta recuperación de Castro y de la democracia dijo con desfachatez su portavoz, encantado de quedar bien con todos, con el dictador y con sus víctimas, y seguro de que la caridad cristiana nos evitaría caer en la cuenta de que lo segundo, la democracia, es totalmente incompatible con lo primero, la curación del peligroso enfermo. Con esto de Batasuna pasa lo mismo, que el Gobierno espera que, Edurne Uriarte no la caridad cristiana, pero sí nuestra ansia infinita de paz corra un tupido velo sobre la flagrante contradicción de pedir al terrorista que legalice una parte de su organización; y sin renunciar al terrorismo. Y sobre algo peor, un posible fraude de ley. Pero no sólo de Batasuna. También del Gobierno. El Gobierno sabe que la legalización de Batasuna no puede ser previa a la disolución de ETA porque depende de la cúpula militar de ésta tanto como la dictadura cubana de Castro. Y que está ilegalizada por ser parte de ETA, no porque le guste la violencia en abstracto. Por lo tanto, sólo caben dos posibilidades para su legalización diferentes a la previa disolución de ETA. Una, que se produzca una escisión en ETA y Batasuna decida abandonarla. Como los indicios en esa dirección son iguales a cero, queda una segunda vía. La del fraude de ley. De Batasuna, con cambios formales pero sin desvinculación de la estructura etarra. Y del Gobierno, dispuesto a hacer la vista gorda a esa vinculación. Tantos insólitos ruegos a los delincuentes, y, sobre todo, su carácter de imprescindibles para la estrategia negociadora del Gobierno, hacen temer que esa vista gorda no esté completamente descartada. El Gobierno sostiene la legitimidad de su negociación en dos mensajes, que ETA se considera derrotada y, derivado de lo anterior, que no hay ningún tipo de negociación política. Y para que ambas cosas sean creíbles, no sé si ETA, el Gobierno o ambos, han decidido que la negociación política sea llevada a cabo por Batasuna. Esto es como negociar con Felipe Pérez Roque, ese ministro cubano considerado el mayor pelota del dictador y pretender que no se negocia con un enviado de Castro. Pero el Gobierno espera que nos rebelemos contra la lógica. Y para ayudarnos, quiere brindarnos un alivio estético, el de la legalización. Pero no parece haber manera. Ni siquiera fraudulentamente. Pedir a Pernando Barrena que repudie a ETA es como rogar a Pérez Roque que condene el castrismo. Y como Barrena se siente fuerte, ni siquiera está dispuesto a hacer un apaño estético de repudio. Más bien se va de manifestación el próximo domingo para recordar al Gobierno el otro problema, el de las condiciones políticas de los terroristas, el derecho de autodeterminación. Zapatero no instará al fiscal a que pida la prohibición de la marcha de Batasuna El Gobierno vasco permite la manifestación convocada por Barrena b De la Vega respeta la autorización mientras el PP acusa al Gobierno de inhibición y un juez del Supremo recuerda que Batasuna está ilegalizada P. MINGOTE. ENV. ESPECIAL ABC RABAT MADRID. Fue Pernando Barrena, dirigente de la ilegalizada Batasuna, quien el pasado sábado convocó -así lo publicó al día siguiente Gara en su página 20- -la manifestación en favor de la autodeterminación que el Gobierno vasco autorizó ayer para el próximo domingo en San Sebastián. El visto bueno lo ha dado la Consejería de Interior con el argumento de que no se han apreciado motivos legales para la prohibición, ya que la persona que ha presentado la comunicación formal no tiene restringido su derecho para convocar actos como esta manifestación Se trata de un procedimiento utilizado con anterioridad por Batasuna y por ello Carlos Urquijo, parlamentario vasco del PP, afirmó que estamos ante una nueva treta y artimaña Ante este nuevo desafío de los batasunos, la posición del Gobierno Zapatero es la de inhibirse según Urquijo. De hecho, la vicepresidente primera, María Teresa Fernández de la Vega, afirmó- -ayer desde Rabat- -que el Ejecutivo no instará a la Fiscalía General del Estado para que prohíba la marcha ya que acata la decisión adoptada por el Gobierno vasco. Hay que respetar los ámbitos de actuación y de funcionamiento de otras administraciones o de otros poderes del Estado y, en este caso, como en todos los demás, el Gobierno respeta esos ámbitos De la Vega dijo, en definitiva, que la autorización o no de la marcha es una competencia autonómica sobre la que el Ejecutivo socialista no tiene nada que decir A la manifestación, además de los políticos, se refirió Ángel Calderón, magistrado del Tribunal Supremo, para recordar que existe una sentencia firme y efectiva del tribunal al que pertenece que prohíbe a la ilegalizada Batasuna convocar y realizar manifestaciones e indicó que lo obvio es que las sentencias firmes se ejecuten y se cumplan Tras calificar la situación de juegos de artificio el magistrado dijo que Batasuna quedó disuelta y que, por lo tanto, si no existe, no se puede manifestar como tal partido Por su parte, el vocal del Consejó General del Poder Pernando Barrena, ayer, en una rueda de prensa en Pamplona Judicial, José Luis Requero, afirmó que el Gobierno de Zapatero cuenta con los mecanismos del Estado de Derecho para impedir la manifestación, por lo que no cabe la dejación de funciones En su opinión, esta actitud evidencia que hay un Gobierno central que no quiere poner los medios para impedir que se celebren concentraciones de este tipo, al igual que el Gobierno vasco Pese a haber sido convocada el EFE La Fiscalía pide a las Fuerzas de Seguridad que comprueben si Batasuna convoca la marcha La prohibición o no de la manifestación del domingo está ahora en manos del juez Garzón pasado sábado por un dirigente de Batasuna, el Ejecutivo de Ibarretxe ha permitido la marcha porque la persona que ha presentado la comunicación formal- -lo hizo el pasado viernes- no tiene restringido su derecho para convocar este tipo de actos. No obstante, establece que en la manifestación no podrán tomar parte, mediante anagramas o textos, organizaciones o partidos declarados ilegales ni darse conductas de enaltecimiento a organizaciones terroristas porque éstas pueden dar lugar a la suspensión del acto. Su lema es Euskal Herria du hitza eta erabakia (Euskal Herria tiene la palabra y la decisión) Poner a prueba a la Audiencia Mientras, la Fiscalía de la Audiencia Nacional- -el Gobierno ya ha adelantado que no le va a pedir que requiera la prohibición de la marcha- -solicitará al juez Baltasar Garzón que requiera a las Fuerzas de Seguridad informes con el fin de determinar si detrás de la convocatoria está la formación ilegalizada. La prohibición o no de la marcha