Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión MARTES 8 8 2006 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. EL FUEGO, ¿RESPUESTA POLÍTICA? IEN incendios a la vez, como los que asolaban Galicia a media tarde de ayer, son demasiados. No sólo para ser fruto de descuidos, imprudencias, temeridades o para ser producto de la quema de rastrojos, vidrios rotos intereses inmobiliarios o madereros. Tampoco para ser consecuencia de rayos, chispas de cables eléctricos, vehículos de motor o locomotoras. Son demasiados incluso paLUIS IGNACIO ra ser provocaPARADA dos por salvajes incendiarios o pirómanos dementes. Dicen los psiquiatras que el incendiario responde casi siempre a motivos criminales o económicos. Los pirómanos, en cambio, incapaces de controlar su pasión por el fuego, como los cleptómanos por el hurto o los ludópatas por el juego provocan incendios porque se sienten fascinados por las nubes de humo, la gente angustiada, la actuación de los bomberos, las sirenas de la policía, la visión de mangueras y helicópteros. En muy pocos casos los fuegos provocados son obra de pirómanos que padecen un trastorno psiquiátrico por el que pierden el control de los impulsos y sólo lo recuperan tras prender fuego. La mayoría de las veces los autores son incendiarios que queman un monte intencionadamente como parte de una actividad por la que perciben dinero, toman venganza, responden a rencillas vecinales, practican el vandalismo o escapan a delirios y alucinaciones. Los sociólogos aseguran, sin embargo, que hay también incendiarios que con su acción expresan una ideología. Tal vez a esto haya querido referirse el conselleiro de Medio Rural de la Xunta cuando dijo ayer que la mayoría de los incendios que azotan Galicia en los últimos días son intencionados y responden a una tipología novedosa. Se basa para decirlo en que quienes provocan las llamas lo hacen en zonas cercanas a núcleos de población, en áreas escarpadas y crean numerosos focos de fuego muy próximos entre sí. Le ha faltado decir que los cien incendios de ayer son una actividad criminal llevada a cabo por intereses políticos. Pero pronto lo dirá. C Polémica manifestación Es posible apreciar ya uno de los pactos a los que ha llegado el PSOE con BatasunaETA en este proceso de paz sin libertad. El próximo domingo, y si nadie lo impide- -como todo hace indicar- una organización ilegalizada por pertenecer a una banda terrorista se podrá manifestar en España. Éste, como digo, es el primer pacto que se aprecia en este proceso; y no cabe duda, visto lo visto, de que el Gobierno de Rodríguez Zapatero cederá en más aspectos. Rodríguez Zapatero y su Gobierno están consiguiendo que el Estado de Derecho claudique ante los asesinos. Eso de que no se iban a pagar precios políticos ya no se lo cree nadie. Se mira hacia otro lado cuando se sabe, y hay pruebas, que la extorsión terrorista que ellos llaman impuesto revolucionario sigue existiendo, no se impide que una organización ilegal se pueda manifestar. La violencia en las calles del País Vasco que había desaparecido, vuelve a las andadas, y el Gobierno no dice nada. El PSE aprueba que Batasuna se pueda manifestar porque dicen que sus integrantes tienen todos sus derechos en pie El problema es que se está dando derechos a los asesinos, nos estamos olvidando de las víctimas, de los héroes de nuestra democracia, que tienen que ver como estos asesinos se siguen riendo de ellos. El Estado de Derecho no puede claudicar. El Gobierno debe actuar inmediatamente para impedir la manifestación de Batasuna, manifestación ilegal desde todos los puntos de vista, sobre todo desde la ley de Partidos. El fiscal general del Estado ya se debía haber puesto manos a la obra para que la manifestación de los etarras no se pueda producir. Pero aquí todo está pactado. El Gobierno está cumpliendo totalmente la definición que en su momento dio Groucho Marx sobre lo que era la política: La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso, y aplicar después los remedios equivocados Álvaro Lodares Pérez Madrid España, modelo para Cuba La enfermedad de Fidel Castro abre enormes expectativas sobre Cuba. Los cubanos, en la isla y en el exilio, nunca han visto tan de cerca la posibilidad de un mañana sin la presencia de quien ha encarnado el poder durante 47 años, y un poder absoluto. El dictador cumplirá 80 años el próximo 13 de agosto. El hermetismo oficial, proclamando secreto de Estado la enfermedad de Castro, multiplica las especulaciones sobre la evolución de su salud. Un núcleo importante de la actual disidencia cubana habla de que el país necesita un Adolfo Suárez Y es que España, a mi juicio, es la mejor referencia para Cuba. Por más que el régimen cubano se esfuerce en maquillar la realidad, su modelo político y económico es un anacronismo. Son patentes las dificultades de las familias cubanas para subsistir, aunque la propaganda insista en lo contrario. Con tantas carencias en la isla, quien no acude al mercado negro pasa por muchas dificultades. Y es que el comunismo, que ya sucumbió tras el telón de acero (aunque Llamazares aún no se ha enterado) agoniza también en el Caribe. Cuba necesita abrirse al mundo. Ocurra lo que ocurra con Castro y el castrismo, el Gobierno de Zapatero debe garantizar que se respeten los intereses de las empresas españolas, lógicamente preocupadas si se abren tiempos de incertidumbre por posibles represalias. Hasta ahora, el Gobierno socialista sólo se ha limitado a desear la pronta recuperación del dictador. España debe colaborar en la mayor medida posible, tanto por sí misma como liderando el apoyo de la Unión Europea. Si muchos cubanos pueden ver en el espejo español un ejemplo de transición pacífica a la democracia, España no debe defraudarlos en el momento de prestar la ayuda que, sin duda, necesitarán. José Fernández González. Madrid judicial. Garantiza una mayor estabilidad emocional para el hijo, al poder éste ser atendido en mejores condiciones por el padre. Pero la igualdad bien entendida empieza por la compatibilidad y la complementariedad del padre y de la madre hacia el hijo, aunque ésta no sea posible entre los ex conyuges. La custodia compartida consiste en la complementariedad emocional, educativa, y en cuidados hacia el fruto común, que son los hijos. La vivienda y los bienes deben ser apéndices de tal función. No es justo que un hijo sea privado de su madre la mayor parte de su tiempo. Como tampoco lo es la orfandad paterna casi global, que sufren hoy en día los hijos de padres separados. Todo es fruto de la ambigüedad de la ley, así como de las reticencias del divorcio exprés a establecer la custodia compartida como principio básico, basado en la flexibilidad vital de ambos padres. Esperemos que llegue pronto el día en que este tipo de custodias dejen de ser noticia. José Carlos Navarro Muñoz El Puerto de Santa María (Cádiz) Madonna provocativa No he visto mejor forma de tratar en su periódico un tema tan polémico estos días en el mundo de la música y de la religión. Son dos ámbitos de la vida que no tienen mucho que ver, pero han surgido discrepancias que han provocado un enfrentamiento. Este conflicto parte de la provocación de Madonna. La artista musical está intentando dar un mayor esplendor a su carrera utilizando para ello imágenes religiosas, por ejemplo, la crucifixión de Cristo. La reina del pop tiene en mente ganar dinero sin tener en cuenta las consecuencias que puedan tener ese tipo de actos, sobrepasando los límites de la ética y utilizando para ello el desacato. Madonna demuestra, una vez más, su hostilidad hacia la Iglesia. Un carácter vergonzoso que vemos confirmado cuando ésta respondió a las críticas que suscitó su campaña invitando a Benedicto XVI al concierto. Borja Langdon del Real. Madrid Custodia compartida Que a una madre- -Guillermina Calderón- de Guadalajara, la Audiencia Provincial le retire la custodia de su hijo de 12 años en favor de su padre, por tener un trabajo inestable, es noticia por ser lo excepcional. La madre se queja de que no es justo perder la custodia del hijo y la vivienda familiar por no tener un trabajo estable. No es justo, como tampoco lo es que desde 1981 casi todos los padres separados o divorciados hayan estado en estas mismas circunstancias. Personalmente, habiendo sido cuidado y atendido por ambos padres- -y mi madre atendiendo a alumnos pequeños, conmigo en brazos- -me es difícil comprender esta decisión. Entender la igualdad entre hombres y mujeres, así como tener en cuenta el interés del menor, justifica esta decisión