Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
66 Deportes CAMPEONATO DEL MUNDO DE FÓRMULA 1 GRAN PREMIO DE HUNGRÍA LUNES 7 8 2006 ABC Alonso: Ferrari ha parado su dominio y ojalá no gane más El español corrió con más rabia porque llegan los partidos que todos queremos jugar J. C. C. BUDAPEST. No hay piloto que se conforme, que conceda un análisis de felicidad plena en las declaraciones. No es diferente Alonso. Renault venía de tres severos castigos, tres rejones de Ferrari en Indianápolis, Magny- Cours y Hockenheim. En Hungría detuvo la hemorragia. Empate a cero, aunque la descalificación de Kubica entregó un punto a Michael. El campeón del mundo tenía sonrisa a media asta. Estoy contento porque parece que si llueve también podemos estar arriba. Pero te deja un poco de tristeza pensar que el fin de semana que mejor íbamos, que nuestra superioridad era aplastante, no hemos podido coger ningún punto. Lo que me alegra es que Ferrari parado su dominio y ojalá no gane ninguna más La carrera húngara fue un caos delicioso y Alonso comentó sobre ello que hemos hecho lo que hemos podido. Michael tuvo la suerte de cara, realizó trompos, le cambiaron un frontal. Pasó por todo tipo de problemas y aún así ahí estaba. Creo que los dos renault estábamos para hacer primero y segundo. Nuestro coche volaba en la pista La retirada por avería en un palier de la rueda trasera derecha no provocó discusión por un error del equipo en el cambio de neumáticos. No sé si ya estaba roto y terminó de romperse en la parada o qué fue lo que pasó dijo. Alonso salió desde la octava línea, decimoquinto y al final de la primera vuelta era sexto. Un giro supersónico: No me quería quedar el último... He arriesgado, aunque antes de la carrera miré por donde estaba la pista más sucia para tener más agarre y me la jugué por fuera. Sí, cada adelanté a un coche en cada curva Se le comentó al español si no había arriesgado más de lo necesario en esos primeros giros. No lo sé. Vi desde el principio que coche iba muy bien y cuando estaba sexto o séptimo, sólo pensaba en ganar. He corrido con más rabia porque de aquí al final quedan los partidos que todos queremos jugar En la despedida, Alonso recordó el juego psicológico que mantiene con Schumacher. Declaró esto antes de saber que el alemán había ganado un punto. Cualquier adelantamiento a Michael siempre es difícil. En el primero, me la jugué en una curva lenta, porque en la recta los ferrari vuelan. Y cuando le doblé, fue extraño. Como siempre. No le gusta que le doblen Schumacher, cabizbajo junto a Jean Todt, antes se saber que ganaba un punto Schumi Fui agresivo y no me arrepiento Schumacher no se arrepiente de su estrategia. Arriesgó al pelear duramente con De la Rosa y con Heidfeld. Ambos le adelantaron, pero la lucha con su compatriota le destrozó. Me ha tocado con la parte trasera de su coche al adelantarme y se ha roto un eje de la rueda. No fue muy fuerte, pero lo suficiente. No reprochó nada a Heidfeld Esa doble batalla remató a sus neumáticos intermedios, muy degradados en asfalto seco. Ahora se puede decir que podría haber renunciado a unas plazas y lograr algún punto. Pero así soy yo. Lucho hasta el final. Hemos decidido una táctica agresiva y no me arrepiento. Sin esa necesaria agresividad no aspiraría hoy al campeonato. Estábamos veinte puntos abajo (cuando Alonso era líder) y de repente sólo a tres (cuando Michael era segundo) Era la ocasión de descontar puntos y mis opciones continúan intactas Pedro Martínez de la Rosa, en el paraíso El catalán termina segundo, en el primer podio de su vida J. CARLOS CARABIAS BUDAPEST. Apenas tomó tierra en el circuito de Hungaroring, Pedro Martínez de la Rosa recibió una noticia agradable. Ron Dennis, el patrón de McLaren, el todopoderoso magnate que dirige el centro tecnológico de Woking, deslizó cinco palabras que para el español supusieron una extensión de su contrato laboral. Continúas en Turquía y Monza Dos ocasiones más, prolongación de la confianza que el equipo inglés deposita en el barcelonés. Pasadas las cuatro y media de la tarde, casi 45 minutos después de arrancar una rueda de prensa inédita en el cubículo oficial de la FIA (Button, De la Rosa y Heidfield) al español lo saludaron en la campamento ambulante de McLaren como a un tenor. Los empleados del equipo, colgados de los pasillos superiores, de las puertas abatibles, de los recovecos del restauranteoficina- centro de operaciones, ovacionaron a rabiar al español, que llegó con una ristra de cámaras, periodistas y curiosos pegados a su espalda. No lo podía negar. De la Rosa se ha- bía subido a una nube y no tenía ninguna gana de bajarse de ahí. En ese segundo puesto cosechado con inteligencia (esquivó el accidente de Raikkonen, esperó su oportunidad) y arrojo (adelantó a Schumacher sin temblarle el pulso) Pedro reclamó lo de siempre: un volante en un coche ganador, una plaza en una escudería puntera. Me encantaría que De la Rosa fuese mi compañero el año que viene dijo Fernando Alonso ayer. Las televisiones reclamaron un saludo entre los dos españoles y Alonso accedió al abrazo de Hungría. De la Rosa se emocionó cuando penetró por la puerta de McLaren y al sonido de los aplausos le acompañó una sinfonía de copas de champán. Su éxito Antes de la carrera, McLaren prolongó su confianza y le confirmó al volante para las dos próximas citas era el de todas las camisetas negras de McLaren. Así lo entendió el español, cuyo segundo puesto le supo a gloria, como confesó en un lapsus durante la conferencia de prensa en inglés. Estoy contentísimo por esta victoria saludó a la concurrencia. Se lo dedico a McLaren, al equipo de pruebas y a todos los que han creído en mi. Estoy feliz y me siento muy orgulloso de mi carrera Trabajo le ha costado al español llegar a ese punto. Piloto veterano en la parrilla (35 años, desde 1999 en la Fórmula 1) alcanzó ayer el primer podio de su vida después de participar en 66 carreras. Lo más cerca que estuvo nunca fueron dos quintos puestos, en Bahrein en 2005 y en Italia en 2001. Estoy como en una nube- -aseguró- Es un día histórico para mí y espero que haya muchos más como este. No entiendo muy bien lo que ha hecho Michael Schumacher. Podía haber provocado una colisión cuando le adelanté, porque aceleró. ¿Una victoria más adelante? ¿Por qué no? No me pongo límites