Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 Sociedad LUNES 7 8 2006 ABC Medio Ambiente El aumento de las personas que viven solas perjudica el medio ambiente Solteros jóvenes y con buen nivel económico, quienes más recursos gastan b Las personas que viven solas utilizan de un modo menos eficiente la energía y el espacio, y producen mucha más basura que quienes comparten su vivienda ACTUALIDAD NATURAL MÓNICA FERNÁNDEZ- ACEYTUNO MARIPOSAS HACIA EL POLO NORTE Los solitarios consumen más 1.600 1.400 Basura gene por persona. rada Media anua 1.6 l 00 kg DANIEL MEDIAVILLA MADRID. Por elección o por circunstancias de la vida, cada vez más personas viven solas. Los datos del censo hablan claro. Entre 1991 y 2001 el número de personas que no comparten vivienda casi se duplicó. Hace 15 años vivían en España 1,6 millones de solitarios los datos del último censo elevaban esa cifra hasta los 2,9 millones. Los motivos de este aumento son diversos, desde el incremento en los divorcios, hasta las simples preferencias de muchos solteros de entre 24 y 34 años- -en este grupo de edad el número de los que viven solos se triplicó- -que deciden sacrificar la compañía a cambio de más libertad. Pero lo que parece poco probable es que entre los factores considerados por quienes deciden vivir sólos se encuentre un análisis de impacto medioambiental; y ese impacto existe. Un estudio del University College de Londres y publicado este mes en la revista científica Enviroment, Development and Sustainability afirma que vivir solo es una potencial bomba de relojería medioambiental Basándose en datos recogidos en Gales e Inglaterra, los investigadores afirman que la actual tendencia a la vivienda individual añadida al mayor poder adquisitivo de quienes optan por ella causará con probabilidad una crisis de consumo Hasta hace poco, la típica habitante del hogar individual era una viuda, con un presupuesto ajustado y tendencia obligada al ahorro. Ahora, cuentan los datos que, quienes viven solos, cada vez más jóvenes, no gustan de escatimar. Consumen un 38 por ciento más de productos, 42 por ciento más de embalajes, 55 por ciento más de electricidad y 61 por ciento más de gas per cápita de media que un hogar habitado por cuatro personas. La producción de basura también es muy superior. Frente a los 1.000 kilos por persona y año en viviendas con cuatro o más habitantes, el solitario crea 1.600 kilos de desperdicios anuales, y para rematar la faena ecológica, el estudio afirma que también producen más dióxido de carbono. Pero no acaban aquí los inconvenientes medioambientales de la soledad. El estudio señala que, en una época en que el espacio se convierte en un preciado bien en las atestadas ciudades del mundo, los solitarios ocupan 1.200 1.000 800 1.000 kg ya crecido un 5 por ciento. En Reino Unido, el país en el que se basa el estudio, los hogares habitados por una sola persona son ya el 30 por ciento del total- -en España suponen un 20 por ciento- -y el gobierno británico prevé que este tipo de hogares representará el 72 por ciento del crecimiento total en el país en el periodo que alcanza hasta 2026. D 600 Oportunidad Para los autores del estudio el problema representa también una oportunidad. Existe una posibilidad real para acomodar a este grupo en nuevas viviendas ecológicas, prestigiosas, bien diseñadas y respetuosas con el medio ambiente El artículo sugiere que los gobiernos fomenten la construcción de viviendas atractivas para el grupo al que van dirigidas- -hombres solteros entre 35 y 45, con buen nivel adquisitivo son los que más contaminan per cápita- -tanto en el ámbito público como en el privado, y proponen la introducción de una tasa de ocupación, impuesto por uso ineficiente del espacio. Las personas que viven solas en la actualidad, concluye el estudio, tienen más posibilidades económicas que nunca y, con los incentivos adecuados, pueden estar dispuestos a invertir en viviendas más ecológicas, de atractivo diseño y equipadas con los últimos avances tecnológicos. No obstante, para poder hacer realidad estos proyectos, los promotores inmobiliarios con quienes los autores del artículo hablaron para comprobar su viabilidad, señalaron la necesidad de que el Gobierno implante reglamentos ecológicos más estrictos en la construcción de nuevas viviendas. 400 200 0 Hogares en los que viven 4 ó más personas Hogares en los que vive 1 persona En los hogares unipersonales aumenta el consumo de... Gas Electricidad Embalaje Consumo productos 61 %55 %42 %38 E. SEGURA ABC iminutos fragmentos de polvo cósmico, chocan contra la atmósfera. Mientras tanto, dos Vanesas Atalantas que se dirigen hacia el polo Norte, se han colado en la galería. Resulta curioso que, habiendo estos días tantas especies de mariposas volando, sean sólo unas pocas las que tienden a entrar en la casa. Y no siempre se trata de las especies más abundantes, pues la blanca de la col, que está por todas partes, jamás cruza la frontera de las ventanas. Sin embargo, estas mariposas más raras, migratorias de miles de kilómetros, caen casi todos los veranos en la trampa de los cristales que parecen espejos. Cuando la Vanesa Atalanta abre las alas, tiene el rojo y el negro de las amapolas; y cuando las cierra, el gris y el pardo de la tierra. Hay años que, en su carrera de relevos por generaciones, alcanza el círculo polar ártico, y este año está siendo tan cálido, que no resultaría extraño que estas mariposas llegaran a su destino antes de que termine el verano. Por la noche, las estrellas fugaces se encienden, y de día, unas mariposas rojas y negras avanzan hacia el polo Norte, por la bola de cristal que es nuestra atmósfera. más y con menor eficiencia. En España, el crecimiento de las viviendas habitadas por una sola persona explica, en parte, que, según el INE, el número de hogares haya aumentado un 20 por ciento pese a que la población sólo ha- En España, el auge del hogar individual favorece que el número de viviendas crezca más rápido que la población En España el número de los hogares de una sola persona se duplicó durante la pasada década MADERO CUBERO