Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16- 17 D 7 LOS DOMINGOS DE LOS 25 MEJORES RESTAURANTES DE ESPAÑA MENS SANA Mugaritz POR CARLOS MARIBONA ndoni Luis Aduriz es uno de los mejores cocineros jóvenes que tenemos en España. Su línea de trabajo pasa por jugar con los productos naturales en una cocina muy ligera en la que predominan verduras, flores, hierbas e infusiones cultivadas en las propias huertas de su restaurante y que aportan a los platos sabores delicados. Cocina de armonías en la que el cocinero procura intervenir lo justo en el producto y que su trabajo pase lo más inadvertido posible. Cocina, como dicen en su carta, que nos acerca a la naturaleza a través de las materias primas. Y también cocina intelectual, a veces en exceso. Pero siempre con un alto nivel. Mugaritz se encuentra en un precioso paraje a escasos kilómetros de San Sebastián. Su luminoso comedor, rodeado de prados, ofrece una sobria elegancia en la que se entremezclan la madera y el metal. En la sala, un eficiente equipo, en el que destaca una sumiller de lujo, Ruth Cotroneo, premio nacional de gastronomía este año, que se ha incorporado hace unos meses, tras su paso por el británico Fat Duck, el restaurante de Heston Blumenthal. El menú de Mugaritz cambia con frecuencia por su vinculación con los productos de la huerta propia, pero puede comenzar, por ejemplo, con unas patatas asadas con caolín y mayonesa de ajos (extraña la presencia del caolín, que da un peculiar sabor a arcilla a las patatas) unas habitas con A POR MARTA BARROSO Y TERESA DE LA CIERVA Belleza Masculino singular No, no nos vamos a regodear con esas barriguillas masculinas que pueblan nuestras playas. No, no vamos a sonreír cuando hablen con nosotras y casi se ahoguen al meter la tripa para disimular los michelines. No, no. No somos tan malas. Pero sí vamos a permitirnos el lujo de indicarles que deben cuidarse y que, para luchar contra este problema, deben atacar con una estrategia realista: dieta equilibrada (difícil en verano) ejercicio físico (muchos abdominales) y el apoyo de los productos cosméticos (deben acostumbrarse) para el abdomen masculino. Se aplican a diario mediante un pequeño masaje después de la ducha, con la piel seca, y ayudan a mantener en forma los abdominales y otras partes del cuerpo como la cintura. Queda escrito. La cocina del Mugaritz, en pleno rendimiento Mugaritz Dirección: Aldura Aldea, 20. Rentería (Guipúzcoa) 943 51 83 43. www. mugaritz. com Días que cierra: domingos noche, lunes, y martes al mediodía. Precio medio: 90- 100 euros. Menú degustación: 108 y 82 euros. Calificaciones en las guías: Campsa, 2 soles; Michelin, 2 estrellas; Gourmetour: 8,75; LMG, 8,5. IOSU ONANDIA grasa de jamón y flor de romero, y unas alitas de pollo con una infusión de bosque como aperitivos. Sigue el festival con unas patatas aplastadas con huevos de caserío rotos y carbón vegetal (en realidad yuca ennegrecida con tinta de calamar) plato espectacu- lar. Luego, amaranto guisado como pasta con cola de cigala (espléndido también) vieiras y tubérculos asados (apionabo, salsifis y tupinambo) con láminas de trufa; lomo de lubina tostado con confitura de pescados de roca y azafrán; escalope de foie- gras asado (plato célebre de Andoni por la forma de aligerar el foie) paletilla de cordero con pieles de patata tostadas, y manitas de cordero con tofe salado. Como prepostre, un surtido de quesos artesanales vascos muy bien presentado, y de postres, la clásica y magnífica torrija empapada en nata y yema de huevo, y los frutos rojos con aceite de oliva y lima. Menú largo, pero de sorprendente ligereza. CHIPS DE VERANO POR JOSÉ MANUEL NIEVES BLOG DE PAPEL POR ALFONSO ARMADA Umbral. El aeropuerto de Kinshasa ya no es la antesala del espanto. No he vuelto a ver a aquel tipo de uniforme y ojos de óxido plantado sobre la cinta transportadora con una hacha diminuta a la espalda, epígono africano de Daniel Boone. Ya no te arrancan el pasaporte a pie de pista. Ya no tienes que perseguir a los ladrones por habitaciones de sudor estanco. Ni disimular tu terror mirándoles a los ojos a los que han de buscarse la vida como sea porque el Estado ha dimitido. Pero es un alivio dejar para siempre jamás el Congo sabiendo que a la primera oportunidad volverás. Retorno. Es un alivio pensar que de momento hay un lugar imaginario que se corresponde casi al pie de la letra con el que dejamos, que la llave entra en una ranura de una ciudad de calles que parecen perpetuas y que para quienes éramos lo que so- mos seguimos siendo los que éramos. Autoindulgencia. Dícese de la costumbre o más bien habilidad de los bípedos implumes para encontrar disculpas admirables a sus peores inclinaciones. En el mercado de abastos de la política y la taquigrafía, territorio lavado con una lejía perfumada que permite pasar de contrabando el estandarte de la inocencia. EL PELO DE JAIME G... No pregunten cómo llegó hasta ahí, ni lo que hizo mi amigo Jaime G. para poner un pelo (corto, recio, recto) de fondo de pantalla en su teléfono móvil. Se me acercó ayer compungido, pidiendo ayuda (como hacen mis compañeros cuando no entienden sus cacharros) Mira lo que me ha pasado- -balbuceó, incrédulo- se ha metido un pelo por dentro de la pantalla... Le miré, como con cara de decir qué has hecho pero antes de pronunciar palabra recordé que yo mismo, también, tengo otro pelo en mi historial. Está, el muy maldito, incrustado dentro de la pantalla de mi Mac. Como lo oyen. Y además avanza, cambia de lugar, se mueve de un día para otro. Llevo meses siguiéndole, a ver si se decide él solito a salir. Se lo tengo que contar a Jaime, a ver si le consuela...