Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 8 06 CULTURA Y ESPECTÁCULOS La bailaora Cristina Hoyos, durante una gala del Ballet de Andalucía en Nueva York Cristina Hoyos Mi única deuda es con el banco El Festival del Cante de Las Minas rinde mañana homenaje a la bailaora, que forma ya parte de la Historia del flamenco. Me alegro por mi familia, que dio a la vida una hija nacida para bailar en el mundo entero dice POR ANTONIO GARCÍA FOTO: EFE C ristina Hoyos (Sevilla, 1946) baila encima de un caballo y arde Troya. Árida y dulce, valiente y tímida, ha conquistado el mundo con su baile. Fue, de la mano de Antonio Gades, la novia de Bodas de Sangre y la cigarrera más famosa de la Historia, Carmen. Dos mujeres fuertes decididas. Así quiere ser Cristina Hoyos. Firme. Mañana, el Festival del Cante de Las Minas de La Unión le rinde homenaje. ¿El destino está escrito? -No lo sé, pero hay algo mágico en la vida de algunas personas. ¿Ese sería su caso? -Puede ser, porque creo que por ahí ha habido una varita mágica que se ha fijado en mí. A mí algo, no sé qué, me ha ido iluminando el camino. He tenido que tomar decisiones muy importantes en mi vida, y hasta ahora puedo decir que las he tomado muy bien. No me he equivocado en las decisiones que he tomado. ¿Conoce la depresión pura y dura? -Una depresión de esas que te hacen no levantar cabeza, no. He tenido mis bajones, pero nunca me he llegado a sentir desesperada. -Y en los momentos críticos, ¿a qué se agarra? -A mi compañero, a mi gente y al baile. Soy una mujer fuerte, equilibrada, y cuando he notado que empezaba a venirme abajo me decía ¡no, no puedes Cristina! ¿En ningún momento deseó morirse? -Jamás. -Profesionalmente, ¿se sintió alguna vez fracasada o derrumbada? -Fracasada no, nunca; derrumbada es distinto, porque claro que hay ocasiones en que se te cae abajo algún proyecto, o no salen las cosas por las que tú has luchado tanto. Llevo bailando desde los 13 años, son muchos años, así es que he vivido de todo. ¿A la soledad le tiene miedo? -No, porque a lo mejor equivocadamente pienso que no voy a estar sola nunca. ¿Cómo decirte? Sé que tengo mucha gente que me quiere y que está a mi lado, y no por el hecho de tener un nombre, no, no. Yo tengo muy buenas amigas de cuando era chiquitita, y amigos en el extranjero. Alimento muy bien la amistad, creo que soy muy buena amiga, la verdad. Y mi marido y yo