Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 8 06 RELATOS VIAJEROS India (II) Kerala, la India romántica Ayer recorrimos Rajastán, primera etapa indispensable del subcontinente indio, y hoy viajamos al sur, a la región tropical, de influencia cristiana, de grandes contrastes entre el mar y la montaña POR JAVIER MORO ESCRITOR a India sin mendigos. La India tropical, sensual, suave y acogedora. La India con fuerte influencia cristiana y europea. La India poblada por sus verdaderos y más antiguos moradores. El estado de Kerala, situado en el extremo suroeste del subcontinente, parece un enorme parque mantenido cuidadosamente por algún jardinero divino que hubiera sido contratado por el dios de las pequeñas cosas. Es la patria de Arundathi Roy, una región donde la tierra y el agua se entremezclan, donde la costa rivaliza en belleza con el interior montañoso y selvático. La gente ocupa casas y chozas medio sepultadas por palmeras, como en una aldea sin fin. Cuarenta millones de personas viven en un territorio del tamaño de medio Portugal entre cocoteros, arrozales e interminables lagunas de agua, llamadas backwaters, formadas por la acción de las corrientes y de las olas que obstruyen la desembocadura de los ríos. Unidas entre sí por canales artificiales, estas vías de agua constituyen una fantástica red de comunicación. Desde que un empresario local llamado Babu Varguese tuviese L la genial idea de transformar las barcazas tradicionales que se utilizaban para el transporte de mercancías en casas- barco con todo lujo de comodidades, la experiencia de la Kerala profunda es ahora accesible a un número cada vez mayor de viajeros extranjeros. ¡Y qué experiencia... Es imposible no sucumbir al encanto de viajar en estos barcos de madera y fibra de coco que parecen armadillos gigantes, y que cuentan con camarote, baño, cocina y sobre todo con un espacio en proa para tumbarse y contemplar... Contemplar la ori- Mis direcciones favoritas: Txuku y su marido, el alemán Joerg, no sólo son dueños del Malabar House, sino que han abierto otros establecimientos, todos de ensueño, ya sea en los jardines de especias o en la playa en Kerala. Para más información: www. malabarhouse. com Para una óptima organización del viaje a Kerala conviene contactar con la española Elisa Alday, gran especialista en la zona. www. viajespersonalizados. com Tl: 619461343 lla verde esmeralda y rebosante de pájaros, descubrir la arquitectura singular de los templos hindúes, seguir lentamente a una pareja en bicicleta, atracar en una aldea para visitar antiguas iglesias portuguesas cuyas fachadas están deslavadas por cientos de monzones, maravillarse ante la algarabía de un mercado acuático entre barcazas llenas de montañas de arroz, de fruta y de pescado, seguir hasta el horizonte las bandadas de patos, saludar a los niños que agitan los brazos desde el porche de sus viviendas de madera y darse un chapuzón al atardecer para contemplar desde la superficie del agua como el disco solar se hunde entre las palmeras... La tierra de la eterna sonrisa Uno se enamora de Kerala y, como en todas las historias de amor, el flechazo inicial se transforma en algo más profundo después de tratar con sus habitantes. Parecen poseer un bien más preciado que cualquier bien material, una alegría de vivir y una serenidad contagiosas, que hacen que sea natural acercarse a ellos para conocerles mejor, de la misma manera que ellos se acercan a nosotros con una curiosidad sin límite. Esta es la tierra de la eterna sonrisa. ¿No es aquí donde dicen que es fácil distinguir a un indio del norte porque sólo sonríe de vez en cuando... La gente es culta, y es que casi la totalidad de la población está alfabetizada. Todas las mañanas y todas las tardes, hordas de niños y niñas uniformados invaden las carreteras, los caminos y los canales para ir al colegio. Es corriente Uno se enamora de Kerala y, como en todas las historias de amor, el flechazo inicial se transforma en algo más profundo después de tratar con sus habitantes Cuarenta millones de personas habitan esta región de una extensión similar a la mitad de Portugal. Sus gentes son cultas y la tasa de analfabetismo es prácticamente nula Sus gentes tienen una mentalidad dinámica, abierta y curiosa AP