Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 6 8 2006 Internacional 35 TRASPASO DE PODERES EN CUBA El Gobierno de Lula fue informado de que Castro no volverá al poder b Según informaciones de allegados al Gobierno brasileño, fuentes oficiales cubanas les han informado de que el estado de Castro es peor de lo que admiten VERÓNICA GOYZUETA CORRESPONSAL SAO PAULO. Al contrario de lo que informa el Gobierno cubano sobre una recuperación satisfactoria de su líder, Fidel Castro, el presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, recibió informaciones confidenciales que prevén su alejamiento definitivo del cargo. Según la agencia brasileña Folha Online, autoridades cubanas informaron a Lula, amigo del dictador, y a algunos miembros de la dirección del Partido de los Trabajadores (PT) que el estado de salud de Fidel Castro es peor de lo que se admite públicamente. Está peor. Dijeron que el dictador puede quedar inhabilitado para retomar el poder real, aunque se recupere de la enfermedad (un tumor maligno en el abdomen) según la versión con la que el Gobierno brasileño trabaja informó ayer el periodista Kennedy Alencar, que tuvo acceso a informaciones de asesores de Lula. Tres niños cubanos ven desde su casa de La Habana un canal de la televisión norteamericano prohibido en el país AP Cubanos en el sur de Florida y también dentro de la isla intentan, entre una abundante oferta de propaganda, satisfacer sus profundas ansias de información con ayuda de improvisadas parabólicas, canales de satélite y, si es posible, internet de banda ancha Una conversación parabólica PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL Está muy mal bólicas, con un número estimado por el Gobierno de Estados Unidos entre las 10.000 y las 30.000. Dentro de la agudizada inventiva forzada por todas las miserias de casi medio siglo de castrismo, hay emprendedores de la comunicación que una vez instalada su improvisada parabólica, revenden la señal a sus vecinos a través de conexiones caseras conocidas como telarañas Y para solventar el problema de las señales codificadas, familiares fuera de la isla llegan a pagar las suscripciones necesarias como si fueran para su consumo propio. Parece que vamos a perder a nuestro amigo le habría dicho Lula a un colaborador, después de recibir informaciones del Gobierno cubano sobre la gravedad del estado de salud del presidente cubano. Según los relatos reservados, Castro está muy mal Triste, Lula le pidió discreción a su equipo y les dijo a los amigos que Fidel es un hombre fuerte y que espera su recuperación. Lula comentó con sus colaboradores más cercanos que Castro fue un amigo de horas difíciles y recordó las dos visitas que recibió del cubano cuando perdió las elecciones de 1989 y de 1994. Según Alencar, el Gobierno de Lula considera que el alejamiento de Castro no conllevará un colapso del régimen y que el ministro de Relaciones Exteriores, Felipe Pérez Roque, de 41 años, debe componer con Raúl Castro, la espina dorsal de una nueva estrategia de poder. Para el Gobierno brasileño, Pérez Roque está alineado con las ideas del Partido Comunista, pero sabría que es inevitable una flexibilización del régimen, por lo menos en el área económica. Lula y el PT tienen antiguos lazos de amistad con Castro, cuyo régimen llegó a entrenar militarmente a líderes como el ex ministro brasileño José Dirceu. El PT y el Gobierno de Lula siempre condenaron el embargo económico impuesto por Estados Unidos a Cuba. MIAMI. Llevar colgada la credencial de periodista por la Pequeña Habana de Miami supone ser interpelado continuamente sobre la existencia de nuevas noticias. Los reconocidos problemas de salud de Fidel Castro han multiplicado esta semana las ansias de información de los cubanos, dentro y fuera de la isla, implicados en un curioso ciclo de información y propaganda a través del estrecho de Florida, alimentado con ayuda de improvisadas parabólicas, canales de satélite y, si es posible, internet de banda ancha. El resultado de esta irónica situación es que en el sur de Florida, entre las emisiones más seguidas, destacan las de la televisión oficial de Cuba, que durante esta semana de incertidumbre se ha convertido pese a sus sobredosis de propaganda casi en el único canal disponible para tener algún indicio sobre la situación de Fidel Castro. Una atención centrada, sobre todo, en el programa Mesa Redonda que esta semana ha servido para difundir los únicos comunicados facilitados sobre la salud del comandante sulta bastante repugnante ver como todos los que salen, adictos al régimen castrista, no hacen más que repetir exactamente lo mismo y nadie se atreve a disentir o desviarse un milímetro de la propaganda oficial En momentos críticos, el propio Fidel Castro suele aparecer. Como el pasado mes de mayo, cuando visiblemente molesto porque la revista financiera Forbes le atribuyó una fortuna personal de 900 millones de dólares, el dictador protagonizó un maratón televisivo de cuatro horas para desmentir que a estas alturas tuviera cualquier afán crematístico a costa de la revolución, especialmente cuando voy a cumplir los ochenta años Aniversario previsto para el próximo 13 de agosto. Los cubanos de la isla no se quedan atrás en estos esfuerzos por participar de esta afanosa búsqueda de información y entretenimiento, con improvisadas antenas parabólicas en búsqueda de emisiones por satélite. Una artimaña ilegal en Cuba pero relativamente extendida. Hasta el punto de que en momentos especialmente críticos, el régimen parece afanarse en confiscar para- Aviones del Pentágono Otro canal alternativo son las emisiones de Radio y Televisión Martí, programación subvencionada por Washington desde 1990 para hacer llegar a Cuba contenidos no controlados por Castro. Conducto utilizado este viernes para enviar un mensaje de Condoleezza Rice al pueblo cubano pero con el problema de que las señales procedentes de Estados Unidos son bloqueadas por el régimen. Por eso, congresistas cubano- americanos están presionando para que la Administración Bush autorice el continuado uso de aviones militares para rebotar estas emisiones y burlar el férreo bloqueo informativo del régimen castrista, como ha quedado demostrado estos días con la prohibición de entrada a la isla de al menos una docena de periodistas extranjeros. Fascinación adictiva Como explica Andrés López, uno de los 650.000 exiliados cubanos concentrados en la zona de Miami, el espacio Mesa Redonda -lanzado durante el pulso internacional generado por la custodia del balserito Elián González- -causa una especie de fascinación adictiva en su comunidad aunque re- En el colmo de las ironías, los exiliados en Miami no pierden de vista las emisiones de la televisión castrista