Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 6 8 2006 Nacional 21 Se calcula que miles de afectados presentarán reclamaciones en los próximos días, a la vuelta de sus vacaciones El PSOE se opone a la comparecencia del ministro Montilla por temor a dañar sus expectativas electorales anuncio de que la compañía, aposentada en la T- 4 de Barajas, abandonaba la mayoría de sus rutas desde la capital catalana cayó como una bomba. La decisión, dentro de la lógica empresarial, se consideró, casi, como una agresión a Cataluña. El anuncio del establecimiento en Barcelona de la nueva low cost de Iberia- -Click- Air- -no se considera compensación suficiente. La cuestionable gestión de la crisis con los trabajadores del handling por parte de la compañía ha sido la gota que ha colmado el vaso Miles de viajeros sufrieron el caos que se registró en el aeropuerto de El Prat con pérdidas de vuelos y maletas Cataluña, especialmente en una situación de crisis, por lo que acusan a Pasqual Maragall de pasividad. El hecho de que ninguno de los miembros del Gobierno catalán se desplazara al aeropuerto en el momento del caos- -sólo el consejero Joan Saura se encontraba allí por casualidad- -genera un intenso debate sobre la política de fachada que practica la Generalitat, según ha denunciado la oposición. que no pudo prever esa huelga salvaje una expresión que desde las instituciones se intenta evitar, ya que, según advierten, la normativa que regula el derecho de los usuarios a recibir compensaciones en estos casos habla de fuerza mayor Este concepto es utilizado por las compañías para eludir el pago de indemnizaciones, lo que puede complicar las reclamaciones de los afectados. Barcelona ha sido escenario de varias actuaciones de ese nuevo sindicalismo beligerante, como fue el caso de las reivindicaciones del sector del taxi o a nivel nacional, el de los pilotos de Iberia. por elevación el Gobierno, son acusados de optar por un modelo centralizado, en el que se prioriza Barajas. Barcelona, base de compañías low- cost frente a Madrid, plataforma de conexiones internacionales y de compañías de bandera. En Cataluña, la interpretación es inevitable: la ampliación de El Prat empequeñece frente a la grandiosidad de la T- 4 de Barajas, cedida graciosamente a Iberia, que además ha huido de Barcelona. Compensaciones ¿A quién acudir? Miles de personas han comenzado a presentar reclamaciones ante distintas instancias administrativas y judiciales. Los expertos aconsejan reclamar inmediatamente ante la compañía o ante las agencias de viajes y, si en un plazo de cuatro meses no responden, acudir a los tribunales. En este caso, recomiendan la vía civil, aunque un juzgado de El Prat ya ha abierto diligencias penales por un delito contra la seguridad aérea y detención ilegal. El Ministerio de Fomento y la Generalitat han puesto en marcha servicios de orientación. Los servicios de atención al cliente de Iberia han recibido 17.000 reclamaciones por el colapso. La Agencia Catalana de Consumo ha reforzado la atención directa en El Prat- -donde ha destinado a tres personas- -ya que se espera que muchos de los pasajeros afectados- -se calcula que fueron unos 100.000- -presenten sus reclamaciones en los próximos días, una vez regresen de sus vacaciones. Intervención policial ¿Fue necesario el refuerzo? Guardia Civil y Policía Nacional son las responsables de la seguridad en el aeropuerto de El Prat por entenderse que es una zona aduanera. Según la Generalitat, los Mossos d Esquadra no podían intervenir ni tan siquiera en los accesos a esta infraestructura, pues el despliegue de la policía autonómica todavía no ha llegado a ese municipio barcelonés. No obstante, la consejera de Interior, Montserrat Tura, asegura que ofreció ayuda, mientras que el delegado del Gobierno en Cataluña, Joan Rangel, lo niega. Las relaciones entre ambos son pésimas. Por otro lado, la Guardia Civil afirma que tardó seis horas en intervenir- -para entonces, la mayoría de los trabajadores ya habían desalojado las pistas- -por el riesgo que suponía actuar en una zona peligrosa donde existe material inflamable. CiU y PP sostienen que la intervención fue tardía e insuficiente. Los nacionalistas incluso llegaron a sugerir la actuación del Ejército. Iberia y Barcelona Una relación difícil Aunque privatizada, se acusa a la línea aérea de conservar tics de compañía monopolística, en connivencia con AENA, otro instrumento para el ejercicio del centralismo en materia de infraestructuras, quizás el único argumento que alinea a los partidos catalanes en un solo frente. La relación de Iberia con Barcelona no ha sido fácil, y el El Prat, objeto de deseo Una infraestructura codiciada Partidos e instituciones catalanas llevan años reivindicando el traspaso del aeropuerto, una infraestructura de interés estratégico, clave para el desarrollo económico de Cataluña. AENA, y El traspaso de la gestión, la asignatura pendiente del Estatuto Aunque cuestiones como el concepto de nación o la financiación fueron los aspectos más llamativos de los trabajos de reforma del Estatuto catalán, el verdadero escollo en la última fase de las negociaciones fue precisamente el traspaso de la gestión aeroportuaria. Hace años que tanto CiU como PSC han reivindicado que la Generalitat participe en la gestión de esas instalaciones a través de un consorcio en el que también estén representados el Gobierno español, el sector privados y las administraciones locales- -Barcelona y El Prat- El problema es determinar el porcentaje de participación de la Generalitat y, especialmente, el tipo de competencias que tendría. En la reunión que mantuvieron el pasado mes de enero el líder de CiU, Artur Mas, y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en la Moncloa para pactar el Estatuto, el traspaso de El Prat quedó pendiente ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo. El PSOE es partidario de que el Gobierno autonómico tenga el 49 por ciento de participación, cifra que rechazó Mas pero que Josep Duran Lleida, el gran negociador en la sombra del proyecto catalán, habría aceptado al ser consciente de que, en un futuro, la entrada del sector privado y de los entes locales equilibraría las cuotas de poder. La cuestión del aeropuerto adquirió tanta relevancia que ERC puso este traspaso como condición para apoyar el Estatuto, algo que finalmente no hizo. Posteriormente, CiU ha presentado varias iniciativas en las Cortes en las que se insta al traspaso, pero los socialistas han votado en contra. Según Pasqual Maragall, la crisis registrada en El Prat acelerará esa transferencia, mientras PSC y el Gobierno insisten en que no se debe relacionar ambas cuestiones. El traspaso de la gestión aeroportuaria debe regularse mediante una ley que todavía no ha comenzado a tramitarse. Huelga salvaje ¿Se considera fuerza mayor? La acción llevada a cabo en las pistas de El Prat es una nueva forma de reivindicación sindical que roza la ilegalidad, tanto por su radicalidad como por su falta de legitimidad. Iberia alega