Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 6 8 2006 Nacional 17 Principales fuegos en Galicia Outes Brión El incendio en Gerona MAR Tonyá Muros Porto de Son Boiro Dodro E- 1 AP- 9 Rois N- 525 AP- 53 Sant Pere Pescador Sant Tomás de Fluviá Sant Miguel de Fluviá C- 31 Investigan si el lanzamiento de petardos estuvo en el origen de las llamas más devastadoras En este fuego, que obligó a cortar las carreteras C- 31 y GIV- 6311 durante varias horas, llegaron a trabajar en algunos momentos 73 medios terrestres y 21 aéreos, tres de ellos hidroaviones cedidos por el Ministerio de Medio Ambiente, departamento que también aportó dos unidades de las brigadas de refuerzo contra incendios forestales. La consejera Montserrat Tura agradeció el ofrecimiento de colaboración de la Brigada de Infantería del Ejército, con base en Sant Climent Sescebes (Gerona) cuya participación estaba por concretarse, según Europa Press. MED ITE A Estrada RRÁ NEO Ventalló Ribeira Ría de Arosa Montiró Sant Martí d Empuries Viladamat l Escala Les Corts Albons Tor Bellcaire Tallada d Empordá d Empordá Cambados O Grove Barro Campo Lameiro Valldaviá Cotobade A Lama Garrigoles Les Olives Maranyá Colomers Zona ampliada Zona Municipios afectados ampliada N- 541 Poio OCÉ ANO ATL ANT ICO Ría de Pontevedra Pontevedra AP- 9 E- 1 Moaña Cangas Ría de Vigo C- 31 Negligencia o frivolidad Canet de la Tallada Ullá Torroella de Montgrí Infografía ABC Vigo N- 550 Mondariz C- 252 A- 52 N- 120 Nigrán La Sala O Porriño El mayor incendio del verano calcina más de 1.000 hectáreas en Gerona Cuatro fuegos avivados por la tramontana ponen en jaque al Ampurdán b La provincia de Gerona ha perdi- do en sólo tres días 1.541 hectáreas, la mayoría de bosque. Los incendios han conllevado además numerosos desalojos ABC GERONA. Las comarcas gerundenses del Alto y Bajo Ampurdán luchan desde el jueves contra el fuego. Cuatro incendios forestales registrados en ese período y alimentados por la fuerte tramontana, han arrasado al menos 1.541 hectáreas y obligado a desalojar a decenas de personas. Detrás de estos fuegos parece estar la acción humana, aunque no intencionada. El incendio más importante en Cataluña en lo que va de verano comenzó el viernes a las 23.52 a unos dos kilómetros de la carretera GI- 623, en el municipio de Ventalló. Las llamas avanzaron con extrema virulencia ayudadas por el viento, que obligó a los efectivos de extinción a hacer un esfuerzo sobrehumano para intentar atajarlas, según explicó la consejera de Interior de la Generalitat, Montserrat Tura. Anoche, 24 horas después de comenzar, el fuego seguía activo tras devorar 1.011 hectáreas de bosque y cultivo, si bien los bomberos habían logrado acotar el perímetro afectado. Durante todo el día de ayer, mientras el incendio avanzaba sin control y de manera oscilante según los vaivenes de la tramontana, 540 vecinos tuvieron que abandonar sus viviendas en los municipios cercanos a la zona del fuego. El desalojo fue preventivo y la mayoría de los afectados fueron trasladados a polideportivos y locales sociales de Viladamat, L Escala y La Tallada d Empordà, según informaron los Bomberos de la Generalitat. A medida que la situación lo permitió, los vecinos fueron regresando a sus casas. No hay constancia de que el incendio haya provocado daños personales, y los destrozos en bienes inmuebles, según los primeros datos, son escasos y se circunscriben a algunos edificios auxiliares de granjas. Cinco poblaciones se han visto tocadas por el fuego de Ventalló, población que, finalmente, ha sido la menos dañada en cuanto a hectáreas perdidas, con 93,45. Las otras son Viladamat (con 314) La Tallada d Empordà (301) Albons (169,56) y Garrigoles (132,44) La mayor parte de la superficie quemada es forestal. El presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, visitó ayer Viladamat, Garrigoles y L Escala. En cuanto a las causas del fuego, Tura destacó lo inusual de la hora de comienzo y apuntó a una posible negligencia o frivolidad Algunos vecinos afirmaron haber visto a un grupo de jóvenes lanzando petardos cerca del lugar donde se originaron las llamas. Montserrat Tura pidió colaboración ciudadana para sustentar esta hipótesis, ya que esa zona quedó arrasada y no será fácil encontrar pruebas. Algunos efectivos del incendio de Ventalló tuvieron que desplazarse a Cadaqués, donde a las 19.37 comenzó un incendio junto a la carretera GI- 614. Al cierre de esta edición, las llamas habían sido estabilizadas tras quemar una hectárea. El Ampurdán ha sufrido tres incendios más desde el jueves. Ese día, un fuego desencadenado por una chispa de una máquina desbrozadora calcinó cerca de 270 hectáreas, la mayoría terreno agrícola. El viernes, la población afectada fue Cistella, donde ardieron 259 hectáreas en un incendio que ayer aún no se había extinguido. Las llamas comenzaron al pie de la carretera local GIV- 5102, por lo que no se descartaba que el origen estuviera en una colilla mal apagada. Pontevedra, la más perjudicada por la veintena de incendios que arrasa los montes de Galicia PILAR FUSTES SANTIAGO. Un total de 24 incendios permanecían activos ayer por la tarde en Galicia; once de ellos en la provincia de Pontevedra, donde dos fueron declarados como nivel uno de máxima alerta, seis en Orense y en La Coruña y uno en Lugo. El incendio que se declaró en las cercanías de Santiago disparó las alarmas, e incluso se planteó el desalojo, aunque finalmente no fue necesario. En Pontevedra, provincia más afectada por el fuego, la autopista del Atlántico que comunica Ferrol con Vigo permaneció ayer, desde las cinco de la tarde, cortada en un tramo de diez kilómetros a causa de un incendio forestal que afecta al municipio de Vilaboa, declarado de nivel uno de alerta. Más de cuatro mil hectáreas de monte quemadas en la jornada de ayer en Pontevedra, es el trágico balance de los incendios que arrasan la comunidad gallega. Desde la institución provincial y desde los municipios afectados, los responsables políticos han demandando mayor coordinación de los efectivos de luchan contra incendios de la Xunta de Galicia, así como un aumento de medios para poder acabar con esta grave oleada de fuegos forestales. Tanto el alcalde de Cangas como el de Cerdedo, localidades pontevedresas que sufren incendios de alerta máxima, manifestaron su molestia por esta falta de coordinación. Especialmente la escasa colaboración entre los agentes y la falta de profesionalidad de las propias brigadas. Sabemos que tan sólo una de estas brigadas está lo suficientemente preparada como para enfrentarse a los incendios manifestó Silvestre Balseiro, regidor de Cerdedo, lugar en el que ayer fallecieron dos mujeres por causa de las llamas. Con referencia a este suceso, el conselleiro de Medio Rural, Alfredo Suárez Canal, declaró que fue un cúmulo de fatalidades y que el fuego fue provocado, por lo que pidió la ayuda de los ciudadanos para luchar contra los pirómanos. Estamos ante una actividad criminal desaforada dijo.