Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional DOMINGO 6 8 2006 ABC EL DIÁLOGO GOBIERNO- ETA ÁLVARO DELGADO- GAL BÚSQUENME EN EL CENTRO caba de producirse otro rifirrafe entre Gallardón y la dirección del PP, ahora a propósito del matrimonio entre homosexuales. El caso ha trascendido ampliamente a la prensa y estimo por tanto innecesario resumirlo al lector. Sólo me interesa destacar un extremo: el riesgo probable de un conflicto no impidió que el alcalde apadrinara personalmente la unión entre dos varones que militan, además, en las filas populares. El hecho suscita varias preguntas. La primera, es de orden moral: ¿ha cometido Gallardón una tropelía imperdonable? La respuesta, a mi ver, es no Los partidos modernos no son sectas sino asociaciones orientadas a la conquista y gestión del poder a partir de un programa mínimo. Huelga por tanto solicitar de sus miembros una convergencia absoluta de opiniones. Gallardón no fue parte en la aprobación de la ley sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo, ni dijo o hizo nada que estorbara en su momento la acción parlamentaria del PP. Entender que esto no es suficiente, y que el que se aparta de la línea oficialista es un díscolo o un impertinente, se me antoja, la verdad, desmesurado. La segunda pregunta nos remite a los móviles: ¿por qué se ha desmarcado el alcalde de los que tienen vara alta en Génova? La respuesta reside en esa quisicosa delicada y huidiza llamada centro Gallardón ha apostado por situarse en la línea que separa a la derecha de la izquierda. Constituye un dato objetivo que, en determinadas circunstancias, esa ubicación fronteriza permite sumar, a los apoyos tradicionales o cautivos de un partido, los votos intersticiales que se decantan, ahora hacia un lado, ahora hacia el contrario. No se trata de una masa de sufragios enorme, pero sí significativa, y a veces decisiva. En las últimas elecciones madrileñas, autonómicas y municipales a un tiempo, el efecto Gallardón propició una ligera deflacción en favor del PP dentro del casco urbano de Madrid: allí mejoró el alcalde los resultados de Esperanza Aguirre. El margen modesto podría resultar crítico si el PSOE substituye a Trinidad Jiménez por Solana y presenta un candidato de perfil a su vez centrista. Esto es, atractivo para quienes no se sienten adscritos a unas siglas estables. Obviamente, el pluralismo interno beneficiaría en este caso al PP. La tercera pregunta mira a horizontes más distantes. Es notorio que Gallardón no pretende sólo renovar como primer edil de la capital. Aspira también a defender los colores de su partido en unas futuras elecciones generales. Por ejemplo, las del 2012. ¿Aportaría el protagonismo de Gallardón las mismas ventajas mar- A ginales que se registraron a escala municipal en el 2003? La cuestión es más problemática de lo que parece, y en absoluto resoluble sin profundizar antes en el concepto de centro El último, al revés que los conceptos de derecha o de izquierda no define directamente una posición ideológica. Sabemos, más o menos, lo que quiere decir izquierda Ser de izquierdas implica remitirse a una tradición signada por determinadas creencias y actitudes, o si se prefiere, determinada filosofía. La especie derecha aun siendo más difusa, también cuenta con una historia y un acervo doctrinal sobre el que reposar. Pero el centrismo no integra una ideología sino una táctica. No existe una ideología de centro, por lo mismo que no existe un punto del mapa que corresponda a los adverbios de lugar arriba o abajo Arriba y abajo son nociones que cumplen su función orientadora a condición de que se conozca primero con respecto a qué se está arriba o se está abajo. Cabe hacer una lectura análoga en el terreno político. La política de centro necesita ser percibida como la rectificación o atenuación de un programa duro, esto es, de un sistema de ideas identificable por todos. Un centrista que oficie casi en exclusiva como centrista, un centrista, por así decirlo, emancipado de todas las rutinas y señas de identidad del ideario de que procede, corre el peligro de ser ineficaz, ineficaz por cuanto, desanclado de la estructura matriz, suscitará suspicacias o sembrará el desconcierto entre las clientelas estables del partido en cuyo nombre concurre a las urnas. Aquí reside, provisionalmente, la debilidad de Gallardón. De Gallardón sabemos, sobre todo, en qué discrepa del PP. Pero está mucho menos claro qué es lo que piensa, lo que piensa en general. Es como un texto del que se hubieran divulgado, más que nada, las notas a pie de página. Esto es secundario en la política autonómica o municipal, en que el candidato se sienta, literalmente, sobre las siglas de un partido. Ahora bien, podría resultar costoso en unas generales, en donde es el candidato el que determina la línea partidaria. En unas generales, no basta con una serie de gestos reactivos, enderezados a abrir grietas por las que puedan entrar votos sueltos. Se precisa una estrategia más compleja, más envolvente, menos inspirada en interpelaciones locales. No se sigue de aquí pronóstico alguno sobre el porvenir de Gallardón. Si éste logra superar con éxito el desafío de las municipales, contará con tiempo de sobra para redondear su figura pública en el escenario más capaz de la política nacional. El obispo de Vitoria advierte que la paz no es un bien deseable a cualquier precio El prelado cree que el proceso se va haciendo débil debido a las dificultades que surgen b Un manifestante a favor de los presos de ETA agredió a un ertzaina que le identificaba en Vitoria por insultar a las autoridades junto a otros concentrados VÍCTOR ORTEGA VITORIA. El obispo de Vitoria, Miguel Asurmendi, aprovechó la misa celebrada en honor a la Virgen Blanca, patrona de las fiestas de la capital alavesa, para admitir que la esperanza de paz que nació a raíz de la tregua de ETA se va haciendo débil y subrayar que la paz no es un bien deseable a cualquier precio Durante su homilía afirmó que la mayoría de la sociedad mantiene la esperanza de conseguir el fin de la violencia a través del diálogo y reconoció que esta esperanza se está debilitando debido a las dificultades que están surgiendo día a día Agregó que algunos sectores anteponen sus intereses particulares a la paz. Hay víctimas que han dado ejemplo valioso cuando anteponen el bien común de la paz a sus legítimas reivindicaciones- -subrayó- pero hay grupos sociales que parecen anteponer sus intereses, no siempre legítimos, al deseado bien de la paz Tras hacer un llamamiento a la responsabilidad colectiva y la prudencia el prelado dijo que muchos ciudadanos se hacen en estos momentos una pregunta angustiosa: ¿A qué precio vamos a tener la paz? Detrás de la pregunta existe el convencimiento de que a cualquier precio, la paz no es un bien deseable advirtió. Miguel Asurmendi Hay una pregunta angustiosa: ¿A qué precio vamos a tener la paz? Existe el convencimiento de que a cualquier precio, no es un bien deseable par a las autoridades que seguían los actos festivos desde la balconada de la plaza con gritos como Zuek zarete faszistak (vosotros sois los fascistas) Varias ertzainas se acercaron a identificar a estas personas y, en ese momento, uno de los concentrados agredió a uno de los policías y le provocó una dislocación de hombro. El agresor, un vecino de Vitoria de 38 años de edad e identificado como F. J. G. S. fue detenido por un delito de atentado a la autoridad. El arrestado permanecía ayer a la espera de pasar a disposición judicial. Este suceso se produjo horas después de que la presidenta del PP vasco, María San Gil, hiciera un llamamiento al departamento de Interior del Gobierno Vasco para que se prepare y haga todo lo posible para que los alevines de ETA Batasuna conviertan las fiestas que estas semanas celebran los pueblos y ciudades del País Vasco en una apología del terrorismo Por otro lado, dos guipuzcoanos, uno de ellos ex miembro de Jarrai, fueron detenidos en Denia (Valencia) cuando intentaban embarcar con droga rumbo a Ibiza. A D. M. P. B. Y A. G. I. de 25 y 23 años, se les intervino hachís, espeed, cocaína y 1.185 euros. Insultos en la concentración Por otro lado, la Ertzaintza detuvo en la tarde- noche del viernes en Vitoria a una persona que participaba en una concentración organizada por el colectivo de familiares de presos de ETA, Etxerat, por agredir a un miembro de la Policía autonómica en el momento en el que procedía a su identificación. Etxerat celebra periódicamente en la plaza de la Virgen Blanca de Vitoria concentraciones para reclamar el fin de la política de dispersión de los presos de ETA y su traslado a prisiones al País Vasco. La concentración del viernes coincidió con el acto de inicio de las fiestas patronales de la capital. Los hechos tuvieron lugar minutos antes de las nueve de la noche cuando varias personas que participaban en la concentración a favor de los presos etarras comenzaron a insultar e incre-