Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 5 8 2006 Sociedad 51 China sigue bloqueando a Yahoo, Google y Hotmail pese a que ceden a la censura Aparte de vetar contenidos, corta el acceso a los correos durante semanas b Consciente de la posición de fuer- según denuncian organizaciones como Reporteros Sin Fronteras y Human Right Watch, el régimen comunista ha levantado en la Red una Gran Muralla cibernética dotándose de la más moderna tecnología, suministrada por empresas occidentales como Microsoft, Cisco System, Nortel Networks, Sun Microsystems o Websense. za que le da un mercado con 110 millones de usuarios, Pekín aplica la política del palo y la zanahoria a las compañías occidentales PABLO M. DÍEZ. CORRESPONSAL PEKÍN. Con más de 110 millones de usuarios y creciendo a un ritmo de 20.000 personas cada día, internet es ya el más peligroso de todos los retos a los que debe enfrentarse el régimen comunista chino. En este gigantesco país, que aún se define a sí mismo como socialista pero donde el acelerado crecimiento económico ha disparado las diferencias entre ricos y pobres, el mayor y más libre foro de debate e información del mundo puede hacer estallar la frágil estabilidad social. No en vano, en 2005 se contabilizaron 85.000 revueltas populares, aunque son cada vez más los que piensan que podrían haber sido muchas más si los chinos no sufrieran las cortapisas que impone la censura tanto a los medios de comunicación tradicionales (prensa, radio y televisión) como a internet. Para no perder su pedazo de tarta en este vasto mercado on line el segundo del mundo después del de Estados Unidos, las grandes compañías y portales occidentales, como Yahoo, Google o Microsoft, han terminado por plegarse a las exigencias de Pekín a pesar de las críticas que les han llovido en sus respectivos países. Un Tiananmen idílico Un claro ejemplo es Guge, la versión en mandarín de Google, el mayor buscador en la Red del planeta. Una sencilla prueba del algodón basta para detectar las diferencias entre uno y otro. En cualquier parte del mundo, si un usuario escribe Tiananmen tendrá acceso a miles de páginas web relacionadas con la matanza de estudiantes con que el Ejército chino sofocó las protestas democráticas que tuvieron lugar en junio de 1989 en el centro de Pekín. Por el contrario, un usuario de la versión oriental del famoso buscador sólo podrá tener acceso a idílicas fotos de sonrientes turistas haciendo cola frente al Mausoleo de Mao Zedong o presenciando el tradicional izado de la bandera roja de cinco estrellas du- rante la celebración del Día Nacional el 1 de octubre. Si a ese mismo usuario chino se le pasara por la cabeza realizar la misma búsqueda en la página web en inglés de Google, entonces no contemplaría ninguna imagen. Junto a otros términos como libertad democracia Taiwán manifestaciones independencia del Tíbet o Falun Gong Tiananmen también forma parte de los contenidos sensibles vetados por el régimen. Para imponer dichos filtros en el ciberespacio Pekín ha necesitado contar con la colaboración de los propios Yahoo y Google, que han tenido que suscribir un código de conducta por el que se comprometen a eliminar (algo que han hecho ya) de sus servidores los mismos temas que están prohibidos en las webs chinas. Además, y Semanas sin e- mail La connivencia con el Gobierno chino ha llegado, si cabe, incluso más allá en el caso de Yahoo, que ha sido acusado de proporcionar a los tribunales los correos electrónicos personales que han servido para condenar a penas de entre ocho y diez años de cárcel a varios disidentes y periodistas. Sin embargo, y a pesar de someterse a esta censura, los grandes portales siguen sufriendo las limitaciones ordenadas por Pekín, que aplica la política del palo y la zanahoria para imponer restricciones a su gusto, consciente de la posición de fuerza que le proporciona su mercado nacional. A principios de junio, por ejemplo, y coincidiendo con el 17 aniversario de la matanza de Tiananmen, Google estuvo varios días bloqueado pese a las airadas protestas de los usuarios. Poco tiempo antes, tampoco se pudo acceder a las cuentas de correo electrónico de Hotmail durante tres semanas, con los consiguientes perjuicios y molestias para sus numerosos clientes. El último caso ocurrió hace sólo dos semanas, cuando el correo de Yahoo también se cayó debido a causas desconocidas durante un día entero. En junio, coincidiendo con el aniversario de la matanza de Tiananmen, Google estuvo varios días bloqueado PUBLICIDAD 7 RAID FEMENINO TOYOTA PUEBLA DE SANABRIA- AYAMONTE Del 27 de Junio al 1 de Julio de 2006 apariencia medieval; quizás el tiempo se detuvo o se arrastró perezosamente en la Raya, pero lo cierto es que otro de los puntos fuertes del 7 Raid fue el poder descubrir algunas de las aldeas de estas tierras y detenerse, con el tiempo, en lugares que olvidaron cambiar. Y, como siempre, la agreste y bella naturaleza acompañó a las participantes mientras subían los kilómetros al marcador de cada uno de los 10 RAV 4, hasta alcanzar los 1.050, cifra que engloba toda la aventura vivida por las chicas. Una vez finalizado el 7 Raid Femenino Toyota siguen quedando patentes los valores con los que se inició el primero y que forman parte de la filosofía de la marca: demostrar que el todoterreno puede ser una actividad tan respetuosa con el Medio Ambiente como cualquier otra, siempre y cuando se realice con los debidos cuidado y consideración; manifestar el apoyo de la marca al Medio Natural en cada evento colaborando con diversas organizaciones que trabajan por su recuperación; sensibilizar con respecto a ese patrimonio natural a todos los que entran en contacto con el Raid; apoyar y ayudar a divulgar un sinfín de lugares históricos y de regiones naturales y, por supuesto, involucrar a la mujer en el mundo del todoterreno. Las participantes del 7 han ayudado a elevar el listón de todos los valores del Raid Femenino, sobre todo por el entusiasmo con el que se involucraron en las acciones relacionadas con el Medio Ambiente, por el cariño y simpatía que demostraron en cada pueblo y por la desbordante ilusión que exhibieron, incluso y a pesar del cansancio. Una nota más hacía diferente esta edición y era el recorrido, puesto que iba a ser la primera vez que el mismo alternara tierras españolas y portuguesas. Durante los diversos trazados quedó bien claro el asombro de las participantes, pues si la zona española no era demasiado conocida, la parte portuguesa resultó ser la gran ignorada, ya que ninguna de las asistentes conocía cómo era, cuál su historia general y el porqué de su