Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 5 8 2006 49 Sociedad China sigue bloqueando a Yahoo, Google y Hotmail pese a que ceden a la censura Una madre pierde la custodia de su hijo y la casa por no tener trabajo y sueldo estables El menor, de 12 años, había declarado que prefería mantenerse bajo la potestad materna b Guillerma trabaja cuidando an- cianos y niños por horas sin horario fijo. Los jueces consideran que esto no favorece la estabilidad emocional del joven DANIEL MEDIAVILLA MADRID. La Audiencia Provincial de Guadalajara ha dictado una resolución que concede la custodia de un niño y el uso de la vivienda al padre alegando que el horario laboral de la madre es más extenso y disperso algo que hace difícil de compatibilizar el trabajo de la mujer con su presencia junto al niño en actos como la comida diaria Guillerma Calderón, la mujer de la sentencia, discrepa. Hasta hace poco, mi ex marido y yo cuidábamos de nuestro hijo juntos, y yo podía llevarle a la escuela o hacer los deberes con él declaró a ABC Calderón mientras paseaba por Azuqueca de Henares, la ciudad donde vive y trabaja. La sentencia de la Audiencia alcarreña confirma otra anterior del Juzgado de Primera Instancia número cinco de Guadalajara y pone fin al juicio de divorcio iniciado hace tres años por esta mujer contra su marido por supuestos malos tratos psicológicos. En aquel momento, hubo una sentencia por malos tratos- -explicó Guillerma- -por la que se dictó una orden de alejamiento que se cumplió Sin embargo, esta circunstancia no se tuvo en cuenta a la hora de tomar la decisión judicial Lo que sí pesó más para los jueces fue la mayor estabilidad económica del marido siempre según la versión de Calderón. En el aspecto laboral, además de en la estabilidad, el tribunal puso énfasis en el mejor horario del marido. Él trabaja en una fábrica de siete a tres, y esa circunstancia le permitiría acompañar al hijo a la hora de comer y en el momento de hacer los deberes, algo imposible para su madre por el mencionado horario. Guillerma trabaja cuidando niños y ancianos. Un empleo que, cuenta, le permitía dar un soporte económico tan bueno como el de mi marido Ella ganaba 600 euros al mes, pero con las horas que hacía aparte podía superar los 900 que aproximadamente gana su marido. Sin embargo, ha sido precisamente la inestabilidad que provocaban esas horas siempre variables con que Guillerma completaba su pequeño sueldo una de las razones que han inclinado la balanza de la justicia a favor del empleo estable del marido. La Audiencia acepta los fundamentos del Juzgado de Primera Instancia nú- Guillerma Calderón sostiene la sentencia que otorga la custodia de su hijo a su ex marido mero 5 de Guadalajara que estimaba que la mujer podía ser llamada a cuidar niños ajenos a cualquier hora del día o de la noche, lo que podría provocar la desatención de su propio hijo. Guillerma no niega que a veces lo inestable de su empleo haya hecho que su presencia con su hijo no haya podido ser en carne y hueso. Sin embargo, explica la mujer, si mi hijo tenía un problema o quería hablar conmigo por cualquier motivo, siempre sabía dónde encontrarme y hablábamos a menudo por el móvil El niño, de 12 años, no es contrario al punto de vista materno. El menor declaró que prefería estar con ella, pero la Audiencia no tomó en cuenta su opinión porque no siempre lo que el niño quiere es lo que más le conviene La relación entre el niño y el padre, según palabras de su ex mujer, no son malas. Él quiere a su hijo, y aunque conmigo no haya actuado bien, menospreciándome delante de él e insultándome a menudo, con él se porta bien DANIEL G. LÓPEZ Una mujer tuvo que entregar su hijo al padre acusado de maltrato MARÍA JOSÉ MUÑOZ TOLEDO. La familia de María Retana, talaverana de 31 años, va a recusar a la titular del Juzgado número 5 de Talavera y a solicitar al Consejo General del Poder Judicial que inspeccione esta estancia judicial porque no les cabe en la cabeza que la juez haya ordenado a esta madre a entregar a su hijo de 4 años al padre, su ex marido, para pasar juntos las vacaciones de verano, pese a que el pequeño se niega a estar con él, tiene miedo de su padre asegura Alberto Retana, tío del niño. Mi hermana ha sufrido maltrato desde el segundo día de matrimonio, la primera paliza se la dio la segunda noche de la luna de miel. Tiene la nariz rota por cuatro sitios, la cabeza abierta, costillas fisuradas, además de rotura de muebles, puertas, ventanas, televisiones. Está todo documentado con partes médicos, con denuncias de alejamiento, detenciones por malos tratos de género y testimonios de los vecinos... explica Retana. El padre, de 34 años y portero de discoteca- ya me dirás cómo puede cuidar a un niño de 4 años tiene desde el 1 de agosto al niño. Una situación que no molesta a Guillerma porque, al fin y al cabo, es su padre y es bueno que tengan buena relación No obstante, la relación entre el joven y su progenitor ha empeorado después de la sentencia, en buena medida por otra de sus consecuencias. Guillerma deberá abandonar la vivienda familiar en los próximos días bajo apercibimiento de ser desahuciada por el Juzgado. Mi hijo se enfrenta cada vez más con su padre. Primero porque ni su padre ni el tribunal han tenido en cuenta su opinión y después porque él ve que yo me voy a quedar en la calle El joven intenta mediar para que la madre se quede y las discusiones con el padre por ese motivo son cada vez mayores. Su padre, explica Guillerma, no le escucha. Él cree que yo no merezco a mi hijo y desde que salió la sentencia, hace cuatro días, me presiona cada vez más para que abandone la casa que hasta ahora habíamos compartido de mutuo acuerdo Guillerma concentra sus pensamientos en su pequeño, pero no puede evitar pensar en el problema de la vivienda y el fin de su contrato laboral el mes pasado. Respecto al contrato, aún me quedan las horas que hago y con eso puede seguir tirando. Pero ahora también tengo que buscar algún piso para compartir, adecuado a mi economía porque no tengo familiares aquí, en Azuqueca