Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 8 06 EN PORTADA Nicolas Cage El 11- S llega a las pantallas Nicolas Cage interpreta en su última película a uno de los bomberos que salieron con vida del atentado contra las Torres Gemelas (Viene de la página anterior) este proyecto me pareció una buena oportunidad por su visión tan positiva de la condición humana. En la película, los edificios no explotan y ni siquiera se ve el techo de las torres. Más que nada, muestra lo que les pasó a estos hombres cuando se derrumbó el edificio, dónde se resguardaron y cómo lograron sobrevivir. -Vamos, que no para. ¿Cuándo piensa tomarse vacaciones? -La verdad es que me había tomado un año de vacaciones después de National Treasure En general, hago dos películas por año. A mí no me parece demasiado. Me gusta trabajar. Quiero hacer algo productivo con mi tiempo, quiero servir. No me gusta vegetar al borde de una piscina tomando un margarita El trabajo es parte de mis principios. -Siempre se le ve calmado y de buen humor. ¿Nunca se enfada? -George Washington decía que hay que contar hasta diez si estás enfadado; y que hay que contar hasta cien antes de hacer algo cuando, realmente, estás enojado. Eso hago yo. También trato de transferir mi enojo a la pantalla para provocar algo positivo con esa emoción. ¿Cuándo fue la última vez que proyectó un mal momento personal en el cine? -Me estaba divorciando cuando acepté el papel de Weather Man en momentos así busco la forma de transformar algo negativo en positivo. Esa película, por ejemplo, la acepté como una especie de terapia. Nicolas Cage había pasado ya por dos divorcios famosos- -el primero, con Patricia Arquette (18 de mayo de 2001, cinco años de casados) el segundo, con la hija de Elvis Presley, Lisa Marie Presley (16 de mayo de 2004, duró sólo tres meses y medio) -antes de contraer matrimonio con una completa desconocida como Alice Kim (30 de julio de 2004) que apenas tenía 20 años cuando él la conoció en el sushi bar donde trabajaba como camarera y con la que ha tenido un hijo el 3 de octubre del año pasado, al que bautizaron como Kal- el, nombre que había tenido Superman en las historietas. ¿Cambió usted personalmente para no repetir divorcio en su nuevo matrimonio? -Creo que todos vivimos ciclos, en- Oliver Stone, junto a Courtney Love y Scarlett Johansson, en el preestreno de World Trade Center el martes en Nueva York AP Quiero hacer algo productivo con mi tiempo, quiero servir. No me gusta vegetar al borde de una piscina tomando un margarita afirma Nicolas Cage tre olas que suben y bajan. Ahora mismo estoy tratando de negociar mejor con las olas. Quiero ser más neutral que estático o depresivo, más en el medio. Creo que puedo ser mejor como actor, como padre, y esposo, si lo logro. No puedo asegurar que tenga control de mi destino, pero me gustaría mejorar la forma en que hago surf entre las olas que pasan por los ciclos de mi vida. ¿La paternidad a los 40 es su nueva terapia? -Sin entrar en detalles, puedo decirle que ya tengo experiencia. Estoy bien preparado. ¿Qué heredó de su padre? -Todos tenemos alguna conexión con nuestros padres, porque nacemos muy pequeñitos y ellos son demasiado grandes. Por eso un padre es tan importante. Mi padre, August Coppola, era un profesor de literatura muy, pero muy inteligente. Siempre traté de buscar inspiración en él escuchando música clásica o leyendo grandes novelas. Crecí con un aura particular siendo hijo de un profesor universitario. -Sin embargo, dejó la escuela secundaria por la actuación... -Es algo que me gustaría aclarar, porque en verdad nunca dejé esos estudios. No era bueno en matemáticas y le dije a mi padre que no me sentía cómodo, que quería trabajar, pues la escuela estaba afectando a mi autoestima. Y en vez de presionarme, me dijo que muy bien. Pero yo seguí estudiando, aprobé, entonces sí dejé los estudios y me puse a trabajar. Mi padre siempre me apoyó en mis otras metas. Nicolas Cage también cambió de nombre al hacerse actor. Su verdadero nombre es Nicholas Kim Coppola, pero quiso ocultar el parentesco con su tío, Francis Ford Coppola. Y tomó prestado el apellido