Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 4 8 2006 Sociedad 51 Incendios forestales del 1 de enero al 23 de julio 2000 N de conatos 1 ha) N de incendios 1 ha) Vegetación leñosa Superficie arbolada (ha) Matorral y monte abierto (ha) Vegetación herbácea Sup. Pastos y dehesas (ha) Superficie forestal (ha. N grandes incendios 500 ha) ZONAS AFECTADAS EN 2006 Noroeste 61,09 Número de siniestros Comunidades interiores 25,00 Noroeste 68,93 Superficie arbolada Mediterráneo 16,54 Superficie forestal Noroeste 63,70 %5.252,0 53.094,3 6 8.469,8 30.360,3 4 11.707,0 66.939,2 7 6.707,6 34.294,7 5 11.978,6 48.454,2 7 8.781,6 94.443,9 17 1.486,8 35.870,1 6 9.210,3 38.631,9 6.580,1 15.310,4 13.485,2 41.747,0 8.593,7 18.993,4 10.014,4 26.461,1 36.491,7 49.170,6 11.112,6 23.270,7 6.695 4.738 2001 4.798 2.900 2002 5.771 5.143 2003 5.441 3.415 2004 7.933 4.657 2005 10.439 6.226 2006 6.158 2.978 MEDIA DECENIO 1996- 2006 6.455 4.403 14.223,6 33.553,8 6.558,0 54.335,4 8 Pérdidas económicas Desde 1991, se queman de media cada año 150.000 hectáreas en nuestro país, que cuestan 1.124 millones de euros. Éste es el valor de la pérdida económica por los incendios en España, a lo que hay que sumar los 650 millones de euros en concepto de extinción, prevención activa y restauración de zonas quemadas. Por tanto, unos 1.800 millones de euros anuales, que equivalen a hacer cada cuatro años un AVE Madrid- Lérida o una ampliación como la del nuevo aeropuerto de Barajas (6.000 millones de euros) Menos del 12 por ciento de la superficie forestal en nuestro país tiene un plan de gestión. Y eso frente al aumento de combustibilidad constante provocado por el abandono rural y de cultivos agrícolas (más de 2 millones de hectáreas entre 1992 y 2002) y el riesgo que supone la expansión de la urbanización en nuestro territorio. El 43 por ciento de la superficie forestal entre 1991 y 2004 se quemó en en el 0,18 por ciento de los incendios. Es decir, 30 incendios sobre 20.000 siniestros anuales causan la devastación más absoluta. De ahí la importancia de actuar con la máxima rapidez en las labores de extinción. to es así que en el periodo 1991- 2004, los meses de agosto y septiembre juntos suponen triplicar el número de conatos y de incendios del mes de julio. Lo más importante es que no se produzcan grandes incendios, porque según los datos del informe de Adena Grandes incendios forestales: causas y efectos de una ineficaz gestión del territorio el 43 de la superficie forestal entre 1991 y 2004 se quemó en el 0,18 de los incendios. Esto es, 30 incendios sobre 20.000 siniestros anuales causan la devastación más absoluta. Y el 47 de ellos son intencionados. Si a éstos les sumamos el 15 de desconocidos, podríamos hablar de intencionalidad hasta en el 62 por ciento de estos incendios. Además, existen varias comunidades donde la superficie quemada por este tipo de fuegos supera el 60 del total, con casos destacados en Murcia y Cataluña, donde llega a afectar al 78 de la superficie quemada. Datos de 2005 definitivos, excepto La Coruña, Lugo y Pontevedra. Sin datos de superficie herbácea de Andalucía y Extremadura Mediterráneo 18,14 Canarias 0,48 Mediterráneo 13,43 Canarias 0,43 Comunidades interiores 14,10 Canarias 0,22 Comunidades interiores 17,94 E. SEGURA ABC FUENTE: Ministerio de Medio Ambiente NOROESTE: Comprende las comunidades autónomas de Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco y las provincias de León y Zamora. MEDITERRÁNEO: Comprende las comunidades autónomas costeras con el mar Mediterráneo, incluyendo sus provincias interiores. COMUNIDADES INTERIORES: Comprende las provincias del resto de comunidades no costeras, excepto León y Zamora España registra menos de la mitad de incendios forestales que el año pasado La superficie quemada supone el 38 de lo arrasado en 2005 hasta julio balance actualmente es positivo, pero hay que tener en cuenta que es en los meses de agosto y septiembre cuando los fuegos se disparan A. ACOSTA MADRID. No se trata de lanzar las campanas al vuelo, pero la estadística de incendios forestales que elabora el Ministerio de Medio Ambiente arroja hasta el momento cifras esperanzadoras. Sin restar importancia a la superficie forestal arrasada por los fuegos en lo que va de año (hasta el 23 de julio) 35.870 hectáreas, lo cierto es que esta cifra supone apenas el 38 por ciento de lo quemado durante los mismos meses del año pasado (94.443 hectáreas) A estas cifras se refirió ayer la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, durante la visita que realizó a la base de la Brigada de Refuerzo contra Incendios Forestales de Pinofranqueado (Cáceres) destacando además que 2005 fue excepcionalmente negativo no sólo en cuanto al número de incendios y a su extensión, sino también por la pérdida de dieciséis vidas humanas. b El ne un descenso de unas 20.000 hectáreas sobre la media del último decenio, que es de más de 54.000 hectáreas anuales. Una situación que también se refleja en el número de grandes incendios (aquellos que superen las 500 hectáreas) en concreto seis, que se sitúan igualmente por debajo de la media del último decenio (ocho) al tiempo que sólo 2001 y 2003 presentan cifras inferiores (cuatro y cinco grandes fuegos respectivamente) Muchas coincidencias con esos dos años. Y es que 2001 terminó con poco más de 93.000 hectáreas quemadas, menos de lo que se quemó en los siete primeros meses de 2005. Sin embargo, 2003 terminó con más de 148.000 hectáreas arrasadas por el fuego, 30.000 hectáreas por encima de la media, precisamente por la virulencia de los fuegos en agosto y septiembre. Por tanto, el balance hasta el momento es positivo, pero no hay que perder de vista que es precisamente en los meses de agosto y septiembre cuando los fuegos se disparan, y más en un año marcado por la sequía como éste. Tan- Dos nuevos fallecidos en Aragón y Cataluña elevan a catorce las víctimas de las altas temperaturas ABC MADRID. Las consejerías de Sanidad de Aragón y Cataluña confirmaron ayer dos nuevos fallecidos por la ola de calor. Estas víctimas se suman a las doce confirmadas por el Ministerio de Sanidad hasta el momento. En Cataluña, la nueva víctima confirmada es un hombre de 31 años residente en Tarrasa (Barcelona) El joven, fallecido este domingo, ingresó el pasado jueves en el Hospital de Tarrasa con un cuadro de hipertermia, taquicardia y coma, después de haber 2005, un año dramático Pero incluso sin comparar con 2005, que efectivamente fue el año de los últimos diez en que mayor superficie ardió hasta el mes de julio en nuestro país, sólo 2003, 2001 y 1996 presentan cifras inferiores a este año, que supo- caminado durante tres horas al mediodía. Ésta es la víctima más joven que se ha cobrado el calor durante este verano. El Departamento de Salud y Consumo de Aragón confirmó también ayer la muerte el pasado 26 de julio de un hombre de 79 años a consecuencia de las altas temperaturas. En Alicante, un obrero de la construcción de 40 años ingresó el miércoles en la Unidad de Cuidados Intensivos d el Hospital General de Alicante, tras sufrir el miércoles un golpe de calor. Se encuentra en estado grave. La consejería valenciana sigue a la espera de los resultados de la autopsia practicada al cadáver de un obrero que falleció el pasado viernes en Calpe (Alicante) para verificar si su muerte se debió o no a un golpe de calor. En Francia, las altas temperaturas se han cobrado la vida de 112 personas durante las últimas cuatro semanas, según informó ayer el Instituto de Vigilancia Sanitaria. Doce de los fallecidos murieron mientras desempeñaban su trabajo. Del total, 66 víctimas tenían al menos 75 años y 26 estaban por debajo de esa edad pero sufrían diferentes dolencias como diabetes, gran obesidad o cáncer. Cuatro de los fallecidos practicaban deportes y tres carecían de domicilio. La ola de calor en Francia terminó el miércoles.