Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional TRASPASO DE PODERES EN CUBA VIERNES 4 8 2006 ABC La familia inmediata del dictador, al igual que los varios millones de cubanos en la diáspora, tampoco ha sido inmune a la polarización generada por el régimen castrista, con una hermana y una hija exiliadas en Florida Los Castro de Miami P. RODRÍGUEZ Un grupo del exilio prepara una flotilla para ir de Miami a Cuba b El portavoz de la Casa Blanca, Tony Snow, advirtió el martes en Washington del riesgo de cualquier intento de provocar un éxodo masivo desde y hacia Cuba EFE MIAMI. Ramón Saúl Sánchez, presidente del Movimiento Democracia, calificó ayer en Miami de injerencia la advertencia de EE. UU. de impedir la partida de flotillas desde el sur de Florida hacia Cuba y reclamó el derecho a entrar en la isla Se trata de un intento de Estados Unidos de neutralizar al exilio cubano en su apoyo a la lucha cívica pacífica en Cuba, afirmó Saúl Sánchez, líder de una de las principales organizaciones del exilio cubano en Miami. Vamos a exigir al Gobierno estadounidense que no impida zarpar a la flotilla ya dispuesta (unas 15 embarcaciones y diez aviones) del Movimiento Democracia hacia Cuba, en el caso de que podamos hacerlo señaló. El portavoz de la Casa Blanca, Tony Snow, advirtió el martes en Washington del riesgo de cualquier intento de provocar un éxodo masivo desde y hacia Cuba. Es importante en esta coyuntura decirle a la gente que permanezca donde esté. Este no es el momento para que la gente intente lanzarse a las aguas y viaje desde o hacia Estados Unidos, agregó Snow. MIAMI. Desde hace más de tres décadas, Juanita Castro Ruz regenta una pequeña farmacia en el número 2671 de la Avenida 27, en el South- West de Miami. Pero su historia no termina al frente del mostrador de la Mini Price Pharmacy ya que esta diminuta, arreglada y firme señora de 73 años es también una de las hermanas de Fidel Castro y un ejemplo de cómo casi medio siglo de polarización, divisiones, y exilio también han terminado por salpicar a la familia directa del dictador cubano. Aunque salió de Cuba tarifando en 1964, tras militar en la disidencia interna contra sus hermanos mayores en el poder, Juanita no parece haber cortado por completo todas sus conexiones familiares con La Habana. Y estos días de incertidumbre, rumores, ambigüedades, ruidosa algarabía y toda clase de teorías conspirativas, la señora que dice tener su forma de enterarse no de todo pero sí de algunas cosas importantes ha sido capaz de ofrecer algunos indicios sobre el estado de salud de Fidel Castro. Ha confirmado públicamente que su hermano se encuentra muy enfermo pero fuera de cuidados intensivos. Aunque Juanita Castro Ruz repudia la política e ideología autoritarias impuestas desde el triunfo de la revolución cubana el 1 de enero de 1959, ella vaticina que Fidel se va a recuperar y tomará de nuevo las riendas del poder transferidas temporalmente a su otro hermano, Raúl Castro. Con ambivalencia familiar, la farmacéutica de Miami reconoce que en virtud de fuertes lazos de sangre le preocupa el sufrimiento de su hermano, sin terminar de entender o aprobar tanto festejo prematuro en la Calle Ocho de la pequeña Habana de Miami. Juanita, hermana de Castro; María Salgado Fernández, nieta de Fidel; y Alina Fernández Revuelta, una hija del dictador do final de la dictadura castrista, no puede contener el reproche de que el noventa por ciento de ellos no tuvieron la valentía de quedarse y luchar En Miami también se encuentra Alina Fernández Revuelta, la hija fruto ABC En el colmo de las ironías, dentro del exilio compartido, Juanita y Alina se detestan Pese al fomentado culto a la personalidad, Fidel siempre ha mantenido en la oscuridad su vida privada Demasiado odio Aun así, Juanita agradece el respeto que su clientela y empleados le demuestran cada día, absteniéndose de cotillear y especular en su presencia. Es una burbuja de tranquilidad que intenta reforzar absteniéndose de escuchar las radios locales de una comunidad con demasiado odio Y donde no se lo piensan dos veces es a la hora de sentenciar que todos los Castro son iguales en referencia a las cuatro hermanas y dos hermanos del dictador. Y es que según su experiencia, el exilio no ha sido una solución cómoda para la hermana de uno de los personajes más icónicos y cuestionables de la historia contemporánea. Por un lado, Juanita recuerda que cuando salió de Cuba en los años sesenta sus compatriotas en la diáspora la consideraron como una comunista infiltrada. Por otro lado, cuando ve las celebraciones en la Calle Ocho inspiradas por el presenti- hace cincuenta años de una relación extramatrimonial del prolijo Fidel Castro. Quien pese a todo el fomentado culto a su personalidad en Cuba siempre ha mantenido en la oscuridad su vida privada, sus múltiples matrimonios y sus al menos siete hijos. Alina salió también de Cuba hace quince años a través de España. Y estos días, a pesar de tener un programa de radio en una emisora de la popular cadena Univision en Miami, no ha querido hacer declaraciones sobre la situación de su padre. En el colmo de las ironías, dentro de su exilio compartido, Juanita y Alina se detestan. El año pasado, la hermana del dictador ganó una querella en España contra Alina por comentarios injuriosos incluidos en su libro Memorias de la hija rebelde de Fidel Castro A juicio de Juanita, Alina no forma parte de la familia. Posible bloqueo naval El Gobierno de EE. UU. ha llegado incluso a considerar la posibilidad de un bloqueo naval con sus servicios de guardacostas para impedir que flotillas de barcos traten de llegar a Cuba desde el sur de Florida. Al mismo tiempo se trataría de evitar un éxodo de cubanos hacia Florida. A este respecto, Ramón Saúl Sánchez afirmó que lo fundamental es que no se restrinja el derecho del exilio cubano a entrar en la isla y luchar junto a la disidencia interna Desde el Gobierno intentan atarnos las manos subrayó. En ese sentido, dejó claro que interpelará al Gobierno sobre una cláusula secreta del plan aprobado por el presidente de EE. UU. George W. Bush, que busca impulsar un proceso de transición hacia la democracia en Cuba. A juicio de Saúl Sánchez, dicha cláusula permitiría la detención temporal de dirigentes de grupos del exilio cubano que tuviesen el propósito de ir a Cuba Esta medida, opinó, es claramente una posición de injerencia de Estados Unidos que neutraliza la posibilidad de apoyar a la disidencia interna No podemos quedarnos cruzados de brazos insistió.