Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 4 8 2006 Internacional 25 VIENTOS DE GUERRA EN ORIENTE PRÓXIMO fin de abrir un canal de diálogo para conseguir la paz, el ministro hizo ayer gala de esa sintonía con el régimen de Al- Assad. Reivindicó la demanda siria de que la solución que se busca hoy no sea puntual, sino que hay que aspirar a un acuerdo global que vaya al fondo del conflicto, tal y como se determinó en la Conferencia de Madrid de 1991. Por una paz global En este sentido, el ministro reclamó la necesidad de lograr una paz que comprenda a todos los países, elementos y actores, porque de otro modo no será duradera lo que va más allá de poner un parche a la cuestión libanesa e implicaría abordar elementos pendientes como la devolución de los Altos del Golán y las Granjas de Shebaa al Gobierno de Beirut. Junto a ello, el jefe de la diplomacia española también se hizo eco de la exigencia de Damasco de reforzar la unidad del Gobierno libanés y el papel del primer ministro Siniora una fórmula de apuntalamiento al poder del Estado que contribuiría a obligar a Hizbolá a asumir las decisiones que el Ejecutivo de Beirut adopte en el futuro. Tendrá que aceptar la unidad de decisión del Gobierno libanés dijo Moratinos. A preguntas de los periodistas locales presentes en la rueda de prensa que ofreció en el aeropuerto damasceno, el ministro también se pronunció sobre el proyecto de Nuevo Oriente Próximo que pretende impulsar Estados Unidos, una iniciativa sobre cuyo fondo se mostró de acuerdo La gente está cansada, son demasiados años de confrontación, todos necesitamos un nuevo Oriente Próximo afirmó Moratinos, pero no en lo relativo a quién y cómo debe ponerse en práctica. Los dueños de Oriente Próximo son los árabes, los ciudadanos y los países árabes dijo para expresar su disconformidad con que los procedimientos sean impuestos desde fuera. El ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, con el presidente sirio, Bashar al- Assad, en Damasco EPA El Gobierno sirio promete a Moratinos que usará su influencia sobre Hizbolá Tras su partida, la agencia oficial de noticias desmintió al ministro la exigencia de que se pare la agresión criminal israelí contra un país inocente como prioridad para el inicio de las conversaciones LAURA L. CARO. ENVIADA ESPECIAL DAMASCO. El titular español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, se convirtió ayer en el primer ministro europeo que visita Damasco desde el inicio de la guerra no declarada entre Israel e Hizbolá. Una visita con la que se quiebra el aislamiento diplomático al que Siria ha sido condenada por Occidente durante esta crisis y que se cerró con recompensa: el compromiso del régimen de Bashar al- Assad de utilizar toda su influencia sobre el movimiento radical chií para tratar de frenar este conflicto que entra ya en su tercera semana. El ministro explicó que antes tienen que cambiar las circunstancias y el contexto político y militar, dicen ellos Una expresión que, según señalaron a ABC fuentes del Gobierno sirio, se remite a la exigencia de que se pare la agresión criminal israelí contra un país inocente como prioridad imprescindible para el inicio de esas conversaciones persuasivas con Hizbolá. Moratinos, que a lo largo de la mañana se entrevistó durante más de una hora con el presidente, y también se reunió con el vicepresidente Faruk alChara y el ministro de Exteriores Walid al- Muallem, no ocultó su satisfacb Damasco subraya ción por la palabra recibida y, en un gesto de confianza hacia la disposición expresada por las autoridades sirias, dio por cumplidos los objetivos que fue a buscar a Damasco. Papel constructivo Esto es, que el país- -que nunca ha negado su simpatía con Hizbolá, aunque sí estar financiando a la organización o facilitar su acceso a las armas, como acusa Estados Unidos- -aceptará desempeñar un papel constructivo en el actual conflicto. Siria quiere ser parte de la solución y no del problema proclamó en castellano y además en inglés para mejor comprensión de la prensa internacional el jefe de la diplomacia española, que también destacó la coincidencia entre Damasco y España de que las opciones militares no van a resolver los problemas en Oriente Próximo sino más bien un inmediato cese del fuego y la discusión en el Consejo de Seguridad de la ONU de los siete puntos del Plan Siniora y la propuesta francesa para aprobar una resolución. Si fuera verdad- -como algunas fuentes apuntaron la semana pasada- -que esta visita se había producido previa petición de Israel a Miguel Ángel Moratinos para que empleara sus buenas relaciones con Siria con el Mentís de Sana a Moratinos En un breve despacho de la agencia oficial de noticias Sana, recogido por France Presse una autoridad siria- -cuyo nombre no fue revelado- -afirmó ayer por la noche que las declaraciones de Moratinos sobre la influencia que Damasco ejercerá sobre Hizbolá no tienen ningún fundamento Ahmadineyad afirma que la mejor solución es destruir el régimen sionista EFE TEHERÁN. El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, apoyó ayer los llamamientos a un alto el fuego en el conflicto del Líbano, y aseguró que la principal solución de la situación en Oriente Próximo es la destrucción del régimen sionista El mandatario efectuó esa afirmación en la sesión extraordinaria de la Organización de la Conferencia Islámica (OCI) celebrada en Malasia, la misma en la que se condenaron los ataques de Israel al Lí- bano y se instó a Naciones Unidas a que cumpla con sus responsabilidades sin más dilación y obligue al Gobierno hebreo a declarar de inmediato un alto el fuego. La reunión extraordinaria de la OCI- -la mayor organización de naciones musulmanas- -estuvo convocada a petición de Irán, país acusado por Israel de financiar y armar al grupo chií Hizbolá. El primer ministro de Malasia, Abdulah Badawi- -al igual que otros asistentes a la sesión- criticó la falta de coraje de la ONU para condenar y poner fin a los ataques sobre el Líbano. La OCI insistió en que la comunidad internacional garantice que las operaciones de ayuda humanitaria se lleven a cabo de manera coordinada con las autoridades libanesas y palestinas. El Reino Unido y EE. UU. son los mayores socios del régimen sionista, por eso deben compensar al Líbano por los daños causados indicó el presidente iraní, refiriéndose a la muerte de los más de 900 libaneses desde que empezó la ofensiva militar israelí, hace 22 días. Por su parte, el primer ministro británico, Tony Blair, declaró en su conferencia de prensa que las afirmaciones de Ahmadineyad son profundamente inútiles