Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional VIERNES 4 8 2006 ABC El Gobierno valenciano investiga la agresión a un docente en coma tras la supuesta paliza de un alumno La Policía no descarta otras hipótesis sobre el suceso, ajenas al ámbito educativo y familiar interrogan a los familiares para delimitar los ambientes y personas que frecuentaba el profesor al margen de su trabajo y su círculo íntimo ISABEL RODRÍGUEZ DE LA TORRE VALENCIA. La Consejería de Cultura de la Generalitat Valenciana ha abierto una investigación para determinar si la situación de coma profundo en la que se encuentra un profesor del Instituto de Enseñana Secundaria Jordi Sant Jordi como consecuencia de una paliza que supuestamente le propinó un alumno se circunscribe al ámbito escolar. El mecanismo administrativo se inició ayer, con el envío de un inspector médico de la Dirección Territorial de Educación al Hospital General Universitario de Valencia, donde permanece internado el docente, de 47 años, desde el pasado sábado, cuando fue recogido de una céntrica calle de Valencia con un traumatismo craneoncefálico grave y múltiples lesiones internas, que le hicieron entrar en una situación de coma. El juzgado mantiene abiertas unas diligencias previas por un presunto delito de lesiones a raíz de la denuncia presentada el miércoles por los familiares del docente. En la misma, dejan constancia de que éste había instruido un expediente disciplinario a un alumno cuya expulsión había propuesto. Con todo, los familiares no focalizan en exclusiva las sospechas en ese estudiante- -la denuncia no va dirigida contra él- aunque insisten en que el origen más probable de la agresión está localizado en el entorno educativo. El inspector se entrevistó con los familiares del profesor para tratar de buscar respuestas a los múltiples interrogantes que se abrieron en el momento en el que el agredido pronunció el nombre de un alumno cuando fue asistido el pasado sábado por la noche tras desplomarse en la calle cuando se dirigía a una cena familiar. b Agentes de Homicidios El parte de los facultativos que recogieron en la calle al profesor establece claramente la agresión como origen del coma Expulsión por jugar con el balón en clase La Consejería de Educación confirmó ayer por la tarde que J. V. instruyó el expediente a un alumno de 2 curso de ESO. El chaval, de 13 años, fue expulsado durante dos días al parecer por jugar con el balón en clase. Por la mañana, los primeros datos apuntaban a que la sanción no llegó a ejecutarse y que el alumno, nacido en el seno de una familia desestructurada, dejó el colegio antes de concluir el curso escolar. El profesor agredido, según mantiene su familia, había instruido un expediente que concluía en una propuesta de expulsión definitiva, no de dos días. Había cambiado su comportamiento En la denuncia presentada por la hermana de la víctima ante el Juzgado de Instrucción número 11 de Valencia se deja constancia de las sospechas de que el autor de la agresión puede haber sido un alumno cuya expulsión del centro había propuesto el docente, que tenía miedo de salir a la calle y de estar solo La Consejería, sin embargo, mantiene que no existen indicios de que se trate de un caso relacionado con la violencia escolar Educación insiste en que ni la dirección del centro escolar ni los responsables autonómicos han recibido comunicación alguna- -ni verbal ni escrita- -de que el docente estuviera viviendo una situación de acoso por parte de algún alumno del centro en el que im- El profesor está hospitalizado en la UCI del General de Valencia partía clase de griego desde hace más de 15 años. Es un excelente profesor señalan fuentes de la comunidad educativa que precisan que durante el último año había cambiado su actitud. EDUARDO MANZANA Varias líneas de investigación Agentes de la Brigada de Homicidios de la Policía Nacional también se entrevistaron ayer con familiares de la víctima en el hospital. Los investigadores no descartan ninguna hipótesis, salvo la del robo, ya que cuando fue hallado sobre el asfalto de la calle Barón de Cárcer no le faltaba ninguno de los objetos que portaba habitualmente. Junto a la posible agresión de un alumno, que es la tesis principal defendida por la familia, la Policía no desprecia la otra vía apuntada por la hermana de la víctima en la denuncia. En la misma se apunta la posibilidad de que la agresión haya podido ser obra del hijo de la compañera sentimental del profesor, que, al parecer, había sido denunciado en varias ocasiones por agredir a su madre. El adolescente es conflictivo según consta en la denuncia. Ella ha desaparecido recoge el documento judicial. Pero las indagaciones policiales no se agotan en estas dos hipótesis. Los agentes investigan otros círculos ajenos al escolar y al familiar, para encontrar al autor o autores de la agresión. Fuentes del caso precisaron que se están haciendo gestiones para averiguar los ambientes que frecuentaba el docente en su vida privada y las relaciones que mantenía. Su familia asegura desconocer sombra alguna en la vida del profesor. No tenía problemas con nadie, dicen, y estaba muy vinculado con distintas organizaciones no gubernamentales. Recientemente había participado como traductor en una cena para dar la bienvenida a niños llegados de Chernobil.