Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
72 JUEVES 3 8 2006 ABC Deportes Capello convenció a Roberto Carlos para que se quedara La imposibilidad de fichar a Zambrotta le obligó a exigir su continuidad ABC IRDNING. (AUSTRIA) Lo dijo en público y en privado. Al club y al propio interesado. Capello manifestó su deseo de que Roberto Carlos continuara en el Real Madrid y refrendó su postura ante el brasileño en la reunión que mantuvieron junto a Pedja Mijatovic. No existe un jugador al mismo nivel que Roberto Carlos como lateral izquierdo Esta valoración deportiva del jugador fue el arma que el entrenador esgrimió frente a Mijatovic para evitar su traspaso. Este elogio significó para el defensa la confirmación de su permanencia en el Real Madrid. Descartó la oferta del Fenerbahce y manifestó su continuidad sin firmar un nuevo contrato. El mensaje del entrenador habría sido diferente si Zambrotta hubiera venido al Real Madrid. Pero el fallo en esa contratación le obligó a exigir la permanencia del suramericano. El actual acuerdo finaliza en 2008 y durante la última temporada cobrará por partido disputado. Roberto Carlos ha solicitado al club que ese segundo año perciba una ficha fija sin depender de la cuantía de encuentros. El director deportivo, Mijatovic, señaló al respecto que se estudiará un cambio de su contrato. Los cosas están como estaban, pero queremos que nuestros jugadores se sientan contentos Menos alegres se encuentran Gravesen, Pablo García, Pavón, Diogo, Portillo, Rubén, Jurado, Juanfran, Borja y Balboa. Todos saben que no entran en el proyecto de Capello. Si Gravesen ya tantea su retorno al fútbol inglés, Pavón también sabía que no estaba en los planes del italiano y ya había sugerido a la entidad que le otorgara la carta de libertad para negociar su futuro. Le queda un año de contrato y el Real Madrid le contestó que espera obtener algún dinero por el traspaso. El primer mes de Calderón, luces y sombras con Capello y sin Kaká TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN MADRID. Ramón Calderón cumple un mes al frente del Real Madrid. Un estreno de mandato definido por dos promesas cumplidas, Capello y Van Nistelrooy, tres incumplidas (Kaká, Cesc y Robben) y otros dos buenos fichajes, Cannavaro y Emerson, en busca de formar el equipo compensado que el club persigue desde hace tres años. La continuidad de Roberto Carlos se suma al capítulo positivo de una política deportiva que se basa en hacer caso a un entrenador de primer nivel. Una premisa que no se cumplió en la etapa de Florentino Pérez, cuyas decisiones futbolísticas- -el traspaso de Eto o al Barcelona, por ejemplo- -casaban con la contratación de técnicos de perfil bajo y con el desconocimiento del director deportivo, que se enteraba de las contrataciones del presidente por los periodistas. La mejor virtud del nuevo dirigente es que no es absolutista. Se rige por los consejos de hombres del fútbol, un dato de sentido común que antes sencillamente no se cumplía. Hoy, la mano de Capello se nota en las adquisiciones y en la disciplina recuperada. El aficionado exige palabra Lo primero que les pido a mis colaboradores es que digan lo que hago mal para no volver a meter la pata subraya Calderón en una entrevista concedida a la televisión del club. He estado cerca de muchos hombres que han triunfado y he visto que a la larga sólo aceptan que se les diga lo bien que hacen las cosas. Eso al final es malo Las sombras de su gestión las cubren las tres adquisiciones anunciadas en campaña electoral, Kaká, Cesc y Robben. Ninguna ha venido. Otra demostración de la falsedad del mercado de las elecciones. Creo que es posible traer a Kaká señala todavía. Los cánticos de los aficionados en la puesta en escena de Van Nistelrooy- ¿dónde está Kaká -pidieron palabra. Las luces de su mandato comenzaron con la presentación inmediata de Capello. Aquello demostró a los seguidores que mi proyecto era una realidad Una verdad que tiene balance al cabo de un mes: Hemos traído al entrenador que queríamos, hemos presentado a tres futbolistas de primera línea, a un jugador y al entrenador de baloncesto (Raúl López y Plaza) Pasados los comicios, al presidente le convendría intentar contrataciones sin anuncio previo. Sería bueno por el precio y por la veracidad. Roberto Carlos espera tener una ficha fija en su segundo año de contrato domingo hará pública su lista de bajas, un apartado en el que no está Mejía. El central, lesionado hace unos días, se encontraba molesto en Irdning porque su inmediato superior le había probado en varias posiciones menos en la suya como central. Pero Fabio cuenta con él. La llegada de otros dos EFE fichajes, prometidos por Ramón Calderón, agrandarán el capítulo de descartados. Hoy, el conjunto madrileño disputa su último encuentro de preparación en Austria, frente al Reggina. Debutarán Van Nistelrooy y los brasileños, que se incorporaron el lunes a los entrenamientos. Hoy, Van Nistelrooy ante el Reggina El problema del club son las fichas de sus futbolistas, demasiado caras para la mayoría de equipos de Primera. Portillo tiene ofertas del Mónaco y del Nástic. Diogo interesa al Zaragoza. Decepcionados por su descarte, Juanfran y Jurado han recibido una noticia más esperanzadora ante el futuro. Capello no les incluyó en su lista buena porque no iban a tener muchas opciones de jugar y prefiere que, como en el caso de Soldado, sean cedidos a un equipo de Primera para que se curtan. El Mallorca pretende a Jurado. De la Red es el único canterano que continúa de momento en el grupo del técnico italiano. El entrenador concretó ayer que el Fabio critica a Gravesen: Su comportamiento no me gusta No sabemos quien llegó primero, si el huevo o la gallina, pero Gravesen sabía que no estaría en la lista final de Fabio Capello y lo cierto es que ha provocado a media plantilla en la concentración de Irdning. Ayer, el entrenador no evitó la cuestión sobre la actitud del danés: Él es así, no vamos a tener problemas con él. Es un poquito particular. Con él no me meto, tácticamente trabaja bien. Su comportamiento es así, a mí no me gusta, hay que hacer siempre todo como él quiere Se le preguntó también si pensaba que la agresividad de Gravesen surgía porque conocía su descarte. No contestó, pero su sonrisa habló por sí sola. El representante del jugador, John Sivebaek, reconoció en la BBC que el club madrileño no cuenta con él y manifestó su interés por regresar a la Premier: Le encantó Inglaterra y sólo tiene treinta años, así que podría volver a jugar al máximo nivel. Por tanto, ¿por qué no volver?