Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
3 8 06 CULTURA Y ESPECTÁCULOS es admitida en la ONU, se retiran embajadores y se cierran las fronteras por su apoyo a Mussolini. Ese régimen hirió de muerte el mundo intelectual. La cultura católica inunda la vida- -desarrolló el profesor Fusi- Se construyen muchas iglesias. Se reza el rosario en familia. Empieza a tener mucha vigencia la cultura de masas. El Coyote vendió 800.000 ejemplares escritos. Aunque le pese a Ibarreche, el Athletic de Bilbao era el equipo verdaderamente español, con una delantera memorable que se recitaba de carrerilla: Iriondo, Venancio, Zarra, Panizo y Gaínza... A esa España retornó un Ortega crepuscular y absolutamente magistral. Preston y las dos Españas Paul Preston se centraría, durante su conferencia extraordinaria, en la figura de Franco como gran manipulador mediático, pero antes atizó a derecha y a izquierda. A diestra: cree el historiador que es evidente que sigue existiendo un conflicto entre las dos Españas, porque si no Pío Moa no vendería libros y las tertulias de la Cope no tendrían audiencia A siniestra: apoya Preston, con matices, la Ley de Memoria Histórica, pero critica la retirada de símbolos franquistas: El Valle de los Caídos no debe desaparecer. La Cruz, construida por presos republicanos de los cuales murieron bastantes, podría conmemorar a ambos bandos A diestra: En España hay gente que confunde olvido con reconciliación y memoria con venganza Y a siniestra: Si yo hubiera redactado la Ley de Memoria Histórica no habría prohibido el Cara al Sol ni las estatuas de Franco: son partes importantes de la Historia A siniestra: Viendo cómo el Gobierno llegó al poder tras los atentados del 11- M es entendible que el Ejecutivo haya obrado con especial cuidado en esta Ley Y a diestra: La peculiaridad de la derecha española radica en lo siguiente: mientras que en Alemania o Italia los régimenes dictatoriales fueron derribados por ejércitos extranjeros, Franco sobrevivió 40 años gracias al control de los medios y de la educación Preston dibujó a Franco como un cínico que no mostraba consideración por sus soldados, se veía como El Cid contemporáneo, le excitaba ser representado como rey guerrero, como Santo Cruzado al que Dios había encomendado una misión, como Carlos V, como Felipe II... Salvaré a España del marxismo al precio que sea declaró en su primera entrevista a un periodista extranjero. ¿Significaría eso que tendría que fusilar a media España? le insistió el corresponsal. Y Francisco Franco remató: Cueste lo que cueste Preston, durante un momento de su conferencia extraordinaria ayer en los Cursos de la Complutense Paul Preston Memoria sin olvido El hispanista apoyó la Ley Zapatero de Memoria Histórica y criticó la retirada de símbolos franquistas. Para Fusi, estas leyes deben reconocer a las víctimas de la Guerra Civil y de la represión de después POR ANTONIO ASTORGA FOTO: JAIME GARCÍA uan Pablo Fusi, gran maestro en el estudio de la Historia, relató en los Cursos de El Escorial el tráfago amargo y durísimo de Ortega en su exilio: Buenos Aires, París, Portugal... donde no renunció a sí mismo. Cuando un periódico le preguntó por el también dictador Salazar, espetó el filósofo: Gobierna estupendamente sobre ocho millones de cadáveres El autor de La rebelión de las masas nunca se resignó a un exilio sin esperanza. Le ofrecieron reincorporarse a la Universidad- -y el régimen franquista se habría dejado cortar un brazo por verlo- pero Ortega lo rechazó. Soñaba con ver florecer la vida intelectual como en la etapa 1900- 36. Sí reclamó sus derechos de jubila- J ción como catedrático. Pero en ese exilio sin esperanza Ortega no calló, ni cayó en el silencio. Siguió publicando y nunca dio puntadas sin hilo- -explicó Fusi- Él decía que nació como un Confucio viejo de 70 años Con una madurez prodigiosa Ya advirtió en 1910 que España es el problema y Europa, la solución Salvo un rifirrafe con Unamuno, inmediatamente se le reconoció su autoridad intelectual. Agavilla en torno a la Revista de Occidente un gueto al revés una rendija liberal que se coló en el régimen: Aranguren, Chueca, García Gómez, Marías... ¿A qué España vuelve Ortega? A un régimen que se redefine como nacional- católico, a la noche negra del franquismo (1945- 49) en la que España no