Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional VIENTOS DE GUERRA EN ORIENTE PRÓXIMO JUEVES 3 8 2006 ABC La carrera bélica de Israel en el Líbano tiene fecha de caducidad: la que imponga la ONU para un alto el fuego Sólo les faltó a Olmert y a Halutz, éste reconoció que será imposible acabar del todo con la milicia chií, aplicar la extremaunción a Hizbolá, uno de los huesos más duros de roer por Israel en sus 58 años de historia. El eco de las palabras de los dirigentes políticos y de los altos mandos militares hebreos no tardó en cruzar la frontera, donde ya operan 6 brigadas y 10.000 soldados israelíes. Y la respuesta de ese muerto resucitado no se hizo esperar. Más de 200 cohetes Katiusha y 2 misiles de medio alcance de fabricación siria se abatieron contra el norte de Israel, contra Beit Shean, contra Yenín, en Cisjordania, y contra Afula. El penúltimo, con 80 kilogramos de explosivos, cayó a más de 70 kilómetros de la frontera. Tormenta de hierro La tormenta de hierro mató a un hombre de 52 años que montaba en bicicleta en el Kibbutz Saar, y 128 heridos, y demostró que Hizbolá no estaba muerto, tampoco de parranda. Ya se cuentan 56 israelíes fallecidos (20 civiles, 36 soldados) por 644 libaneses, sin incluir a los milicianos. Cinco de estos últimos, uno de nombre Hasán Nasralah, sin nada que ver con el líder de Hizbolá, fueron capturados por comandos especiales israelíes en la ciudad norteña de Baalbeck, en una operación con helicópteros que tuvo como objetivo un hospital construido y regido por Irán en el que se cree fueron tratados los dos soldados israelíes secuestrados el 12 de julio de los que muchos ya se han olvidado. Operaciones por tierra, por mar, por aire que se intensificarán con el paso de las horas, con la vista puesta de reojo en las Naciones Unidas pero con los 5 sentidos concentrados en la creación de una zona de seguridad, muy a punto ya, de entre 4 y 6 kilómetros a lo largo de 70 kilómetros fronterizos con el sur del Líbano. Un grupo de mujeres libanesas llora la muerte de un famliar muerto en un ataque aéreo israelí AP Olmert aplica la extremaunción a Hizbolá que resucita con 225 cohetes Tel Aviv anuncia que la zona de seguridad en el Líbano está casi cerrada Estado Mayor hebreo, Dan Halutz, reconoce que es imposible eliminar a la guerrilla chií pero insiste, para consumo interno, en que está ganando la guerra JUAN CIERCO. CORRESPONSAL BEIT HILLEL. En ocasiones resulta menos complicado explicar una guerra con números que con palabras e imágenes. Números que sumados, multiplicados, restados y divididos nos acercan, sin acabar de tocarlos nunca del todo, a la realidad del conflicto, a la crudeza de los combates, al dolor de las víctimas, al miedo de los desplazados. Cuenta que empieza como todas las cuentas, por el principio. Por el uno. Una nota manuscrita publicada ayer en la portada en hebreo del diario Haaretz. Encontrada encima de la mesa que el martes por la tarde compartieron en Tel Aviv el primer ministro Ehud Olmert, el titular de Defensa Amir Peretz y el jefe del Estado Mayor, el general Dan Halutz. b El jefe del ME M DIT AR ERR ÁN Doscientos comandos de elite a bordo de helicópteros atacan la ciudad de Baalbeck. Al menos once milicianos muertos y cinco capturados. Fuentes libanesas informan de al menos 20 civiles muertos en la acción Prosiguen los intensos combates terrestres en el sur de Líbano y los bombardeos en distintos puntos del país Baalbeck BEIRUT LÍBANO Rayak Damasco EO Sidón Tiro Qiryat Shimona Altos del Golán Nahariya Acre Haifa Zona de separación controlada por la ONU Más de 700 muertos NORTE Tiberiades S Lago Tiberiades Irbid IRIA Dar a Hizbolá dispara más de 200 cohetes contra el norte de Israel, dos de ellos de largo alcance sobre las ciudades de Afula y otro cerca de Beit Shean cerca de Cisjordania. Un muerto Nazaret Afula HAIFA Hadera Beit Shean Al Mafraq CISJORDANIA Netanya Tulkarem JORDANIA Lejano alto el fuego Una nota con 17 vocablos, dirigida por Olmert a Halutz, con la misma sonrisa inquieta con la que miraba a las cámaras, con la que luego tomaría la palabra: ¿Tienes tiempo suficiente hasta el lunes? Porque ese día votará el Consejo de Seguridad de la ONU Una nota que viene a demostrar que la carrera bélica de Israel contra el cronómetro en el Líbano tiene fecha de caducidad: la que imponga Naciones Unidas para decretar un alto el fuego con tantas condiciones como exigencias. Una por encima de las demás: el despliegue de una fuerza militar internacional. E Israel que comienza ya a cantar victoria antes de que termine la guerra para preparar a su opinión pública, para convencer a propios y extra- ños de que los 22 días de conflicto han merecido la pena. Triunfalismo israelí Olmert lo dijo el martes con la boca llena. Halutz lo repitió ayer en Beit Hillel, rodeado de columnas de humo provocadas por los cohetes Katiusha Estamos ganando la guerra; hemos asestado un golpe muy duro a los terroristas; hemos destruido gran parte de su arsenal; hemos matado a 300 de sus milicianos Números que acompañados de las palabras correctas explican el conflicto sin andarse por las ramas. Una nota manuscrita; más 17 palabras; por 22 días de guerra; menos 300 milicianos de Hizbolá muertos; por 58 años de historia; multiplicados por 225 cohetes Katisuha más 2 misiles con 80 kilogramos de explosivos y 75 kilómetros de alcance; divididos por 1 muerto de 52 años y 128 heridos; sumados a 56 israelíes fallecidos (20 civiles, 36 soldados) menos 644 civiles libaneses muertos; más 5 milicianos capturados; menos 2 soldados secuestrados; por 1 zona de seguridad de entre 4 y 6 kilómetros de ancho por 70 de largo; más 10.000 soldados en el frente... Operaciones matemáticas para una guerra inhumana. Y es que cuando imperan los números se marginan los sentimientos. En el sur del Líbano. En el norte de Israel. En Oriente Próximo.