Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Internacional TRASPASO DE PODERES EN CUBA JUEVES 3 8 2006 ABC Los opositores cubanos en España se muestran cautos b La Unión Liberal Cubana recuer- da que Raúl Castro ha sido la mano negra y responsable de cientos de miles de torturados y fusilados en Cuba en los años 50 EP MADRID. El ex presidente del Centro Cubano de Madrid, Antonio Peláez, quiso moderar la alegría desatada entre los cubanos en el exilio después de que Fidel Castro, debido a una hemorragia intestinal, delegara provisionalmente el poder en su hermano, Raúl Castro, y deseó una transición sin grandes traumas ante el inminente cambio que puede sufrir el país. En declaraciones a Europa Press, Peláez apuntó que, pese al optimismo y alegría de algunos exiliados, todavía habrá que esperar cómo evolucionan los acontecimientos, y confesó que no se sabe lo que va a pasar La gente está muy oprimida. Si empiezan a tener atisbos de que venga algo de libertad, aunque están acostumbrados toda su vida a vivir sin ella, pueden reclamarla estimó Peláez. Por su parte, el vicepresidente de la Unión Liberal Cubana para Europa, Antonio Guedes, destacó que Raúl Castro es la mano negra y el máximo responsable de los cientos de miles de torturados y fusilados en Cuba a finales de los años 50. Además, consideró que a pesar de ser la persona de mayor confianza de Fidel y su sucesor oficial, Raúl Castro es una figura de segunda que cuenta con menos carisma y menor simpatía por parte de la ciudadanía. Guedes recordó que Raúl Castro, además de controlar desde hace muchos años el Ejército cubano y el Ministerio de Interior, ostentaba los cargos de vicepresidente del Consejo de Estado de Ministros y de segundo secretario del Partido Comunista Cubano. Ahora, con la delegación, es primer secretario del Partido Comunista, presidente del Consejo de Estado y comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas. Fidel Castro, a la izquierda, aparece junto a su hermano Raúl, ministro cubano de Defensa, el 23 de febrero de 2003 EPA Raúl Castro Sucesor designado por Fidel Castro al frente de los principales órganos de poder El ahora hombre fuerte de Cuba cobró notoriedad durante la revolución al ordenar el fusilamiento sumario de unos cien militares, policías y presuntos colaboradores del regimen de Batista La fiel sombra del poder ÁLVARO ALBA Periodista cubano La primera vez Asimismo, hizo hincapié en la importancia que tiene el hecho de que sea la primera vez que esto ocurre Guedes consideró que el estado de salud de Fidel Castro debe ser grave porque de lo contrario el Gobierno no hubiera hecho estas declaraciones públicas y Fidel no hubiera cedido el poder temporalmente Se trata de la primera señal de que es un ser mortal Respecto al futuro de la isla, Peláez apuntó que muchas personas quieren que se vuelva a la Constitución de 1940 una Constitución absolutamente democrática según el exiliado. MIAMI. Raúl Castro, general del Ejército y heredero político y biológico de Fidel Castro, nació el 3 de junio en Birán, cuenta por tanto con 75 años. Desde pequeño, mimado en el seno de su familia, tenía la protección de sus hermanos mayores. Siguió los pasos de Fidel en la escuela jesuita de Santiago, en el Colegio Dolores y más tarde en la Universidad de La Habana, aunque nunca llegó a graduarse. Allí tomó contacto con el marxismo- leninismo. En el verano de 1953, Raúl participó en las reuniones preparatorias del Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes que se celebró en agosto de ese año en Bucarest y de regreso a Cuba conoció a bordo de un buque italiano al soviético Nikolai Leonov, más tarde general del KGB y jefe de sus analistas. A lo largo de los años, Leonov sería el más fiel de los aliados de La Habana en Moscú y Raúl el más soviético de todos los comunistas cubanos. Capitán en Sierra Maestra No estuvo en la tropa que asaltó el Cuartel Moncada, sino que formó parte del grupo que tomó el Palacio de Justicia en Santiago de Cuba. Tras la amnistía partió con su hermano a México y regresó en la expedición del Granma. Fue uno de los primeros capitanes en Sierra Maestra, aunque no dirigió como Camilo Cienfiegos o Che Guevara una columna expedicionaria. Se dedicó a crear un miniestado en el Segundo Frente Oriental, secuestrando a marines de la base naval de Guantánamo. Mientras Fidel se dirigía hacia la capi- tal, Raúl tomaba el control de Santiago de Cuba. Allí cobro notoriedad al ordenar el fusilamiento sumario de unos cien militares, policías y presuntos colaboradores del regimen de Batista. Las acusaciones de vínculos con los comunistas le acompañaron desde sus inicios. Ya en enero de 1959 era el sustituto de su hermano, en el Ejército, en las organizaciones políticas (26 de Julio, ORI, PURSC y PCC) y después en el Gobierno y el Estado. Estuvo entre los primeros organizadores de los cuerpos de seguridad al servicio de la Revolución y siguió cursos militares secretos en las academias militares de Moscú y en Cuba. Durante Bahía de Cochinos y la Crisis de los Misiles la función del ahora hombre fuerte de Cuba fue la de dirigir el Ejército en la parte oriental del país. Bajo su dominio se organizaron las Fuerzas Armadas Revolucionarias, FAR, en su momento el mayor Ejército de América Latina con el auspicio soviético. Más adelante las vinculó a la Zafra de los 10 Millones de 1970 y creó un Ejército Juvenil del Trabajo, tras la disolución de las célebres Unidades Militares de Ayuda a la Produccion (UMAP) Simultáneamente, en su afán de fomentar instituciones que conserven el poder, fue el principal impulsor de la institucionalización del proceso, de la jerarquización partidista al estilo del Kremlin y de un modelo estatal en la economía. El papel de estratega en las aventuras de Africa le perteneció a su hermano, Raúl ejecutaba sus órdenes. Nunca ha debatido en público con él, pero ha mantenido el contacto con su hermana Juana, exiliada en Miami desde inicios de la década de los sesenta. Militares al paredón Se asegura que es capaz de sollozar por el amigo que en breve enviará al paredón, como sucedió con Arnaldo Ochoa y de rescatar de la ira de Fidel a otros como hizo con los generales Efigenio Almejeiras o Antonio Enrique Lusson. Su esposa desde 1959, Vilma Espín Guillios, ha fungido por décadas como primera dama del país. Tienen tres hijas, Deborah, Mariela y Nilsa además de un varón, Alejandro. Tras el desfallecimiento de Fidel Castro en mayo del 2001 la figura de Raúl se ha visto apuntalada en la prensa cubana como heredero. Sus seguidores están en puestos claves del Gobierno, donde los militares pasan con facilidad a la vida civil para ser ministros, funcionarios o empresarios. Pragmático en sus decisiones, Raúl ha promovido en diferentes ocasiones aperturas económicas dentro del socialismo, sin darle un rostro humano, pero capaz de valorar la necesidad de tener más frijoles que cañones Con la misma parsimonia que en Corea del Norte puede encabezar la sucesión, pero la presencia dentro del país de opositores y disidentes, y presos políticos, más una fuerte comunidad cubana exiliada en Estados Unidos no le harán fácil la tarea de mantener el férreo control que su carismático hermano logró por décadas.