Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 Internacional TRASPASO DE PODERES EN CUBA JUEVES 3 8 2006 ABC El emblemático restaurante en la Calle Ocho de Miami se convierte en el escenario de una fiesta continua para celebrar con un derroche de exuberancia caribeña el mucho más deseado que efectivo final de la dictadura castrista Noche de vela en el Versailles PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL MIAMI. Pese al nombre y la decoración, no hay nada francés o aristocrático en el restaurante que sirve como obligado escaparate para la comunidad cubana en Miami. Un lugar para ver y dejarse ver donde el café está dopado con sobredosis de azúcar y el menú gira en torno a todas las formas en las que es posible cocinar un cerdo y servirlo con pantagruélicas porciones de arroz, frijoles y plátanos cocinados. Pero aunque el Versailles tiene capacidad para más de trescientos clientes, la conversación durante las últimas tres noches ha resultado monotemática: el mucho más deseado que efectivo final de la dictadura castrista. En el amplio comedor- -decorado con ayuda de cortinones en rechinante color verde, espejos labrados con cornucopias y chandeliers de mentira- -sólo se escucha hablar cubano, esa distintiva variedad del español como empeñada en pronunciarse desde el cielo del paladar. Pero entre la bulla, llegan continuas ráfagas vehementes sobre la cuestión que encandila a los 800.000 cubanos exiliados en Florida, con una intensidad no vista desde la saga de Eliancito. En La Habana, chico, han colocado un soldado en cada esquina El FBI ha analizado los comunicados y, mira tú por donde, esa no es la firma de Fidel Que tú no crees que ha sido un atentado fallido contra el tirano Mira mi amigo, yo sólo te digo que casualmente Bush visitó Miami este lunes. Y no me hagas hablar más Cubanos de Miami hondean banderas en la famosa Calle Ocho de la Pequeña Habana, junto al restaurante Versailles da en la acera no deja de bailar moviendo las caderas como impulso simbólico- sensual para una eventual transición democrática en la isla. Andrés López, un cubano de 56 años que presume de ser hijo de obrero y tiene por costumbre venir a tomar su café al Versailles contempla desde la barra el espectáculo a las doce de la noche. Al ser preguntado por la veracidad de los carteles que repiten pronto volveremos Andrés- -que salió de Cuba en el éxodo de Mariel de 1980- -replica: No hay que olvidar que costaba 45 pesos un AFP El encargado, gallego Al frente de un pequeño ejército de uniformados camareros se encuentra el manager del turno de noche, gallego para más señas e ironía. El hombre, que se identifica como Max, recuerda que el Versailles lleva abierto más de 35 años sirviendo comida típica cubana y actuando también como punto de encuentro y referencia obligada de la Pequeña Habana, el vecindario de treinta manzanas que funciona como primera y humilde cabeza de playa para los cubanos recién llegados a Miami. Max considera normal toda la bulla dentro y fuera del restaurante, reconociendo que durante estas noches continuadas de algarabía hay menos negocio de lo habitual por la dificultad de encontrar aparcamiento. Y es que desde el anunciado traspaso de poderes entre los hermanos Castro, el mero, mero, de la Calle Ocho se viene transformando todas las noches en una intensa fiesta popular donde espabilados vendedores intentan hacer su agosto con banderas cubanas y camisetas que anuncian Al fin libertad Ya se acabó o Yo quiero mi Cuba libre Mientras un desfile de vehículos de todo tipo marcha a un rítmico concierto de cláxones, cacerolas e improvisados bongós. Y la gente agolpa- Por el fin del embargo, y ojo a Hugo Chávez y al exilio cubano ABC MADRID. La prensa estadounidense dedicó ayer varios editoriales a Cuba. The New York Times dice que el desafío para la Casa Blanca será asegurarse de que se oigan otras voces aparte de las de los refugiados políticos en Miami y que se les haga caso También pidió que levante el embargo económico sobre la isla para fortalecer la clase media cubana The Washington Post señala que hay mucha gente dentro y fuera de Cuba esperando a abalanzarse sobre el vacío de poder que dejará Fidel entre los que cita al presidente venezolano Hugo Chávez. Miami Herald, en alusión a Raúl Castro, imagina que es difícil que alguien pueda aferrarse al poder con tanto éxito como Fidel Sobre qué podría pasar cuando muera, elucubra: podrían alzarse líderes disi- dentes y movimientos populares El financiero Wall Street Journal, consdiera que una decisión útil que Washington podría adoptar sería revocar la ley Helms- Burton de 1996, que impide al presidente de Estados Unidos levantar el embargo económico que ha afectado a la economía de Cuba durante más de 40 años. El Financial Times británico también pide que se reconsidere el embargo. billete para ir y volver de La Habana a Miami, la gente viajaba sólo para comer, así que figúrate Andrés es de los que cree que Fidel Castro ya está muerto, advirtiendo que los que hemos pasado prisión, necesidades y sufrimiento, no podemos aceptar un simple cambio de tirano por tirano Para Luis Caro, otro veterano septuagenario que salió de Cuba en 1961 pasando por España, donde recuerda que en aquella época no se podía criticar al régimen castrista, las estruendosas celebraciones en la Calle Ocho son prematuras pero hay que sufrir todo lo que hemos sufrido para entenderlo En opinión de Luis, al que le encanta el bistec del Versailles a mí no me hace falta que me lo cuenten para saber que cada año que pasa, la situación es peor en Cuba Aplaudido vaso roto Durante la pintoresca noche en el Versailles uno de los jóvenes camareros deja caer un vaso al suelo. Los comensales reaccionan ante los añicos aplaudiendo con alegría. Casi con el mismo entusiasmo contagioso con el que vienen celebrando desde el lunes lo que consideran como el principio del final del protagonista absoluto durante casi medio siglo de la historia de Cuba.