Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 3 8 2006 Opinión 7 TRIBUNA ABIERTA POR STEPHEN MADRAZAS Y DINERO Los occidentales deberían identificar y apoyar la educación islámica moderada. Las escuelas existen; los académicos son válidos; los estudiantes están hambrientos de educación espiritual que les equipe para funcionar en un mundo pacífico. Las vidas de todos nosotros pueden depender de ello D ESDE las atrocidades del 11 de septiembre de 2001, Occidente ha empezado a prestar atención al problema de la educación islámica, incluyendo en particular las madrazas o escuelas religiosas de Arabia Saudí, Pakistán, Egipto, Indonesia y demás que adoctrinan a los jóvenes fieles en las creencias radicales y violentas del wahabismo y las ideologías pseudorreligiosas similares. En recientes viajes en representación del Centro del Pluralismo Islámico, he comenzado a analizar cómo pueden asistir los no musulmanes y los occidentales a los musulmanes moderados a la hora de cambiar esta situación negativa. Damos por sentado que el reino saudí financia la educación islámica fundamentalista en todo el mundo. Pero pasamos por alto que los mismos saudíes, con todo su petróleo y demás recursos, también retienen el apoyo financiero y de otro tipo. Prefieren financiar a aquellos que creen que apoyarán con facilidad sus planes perversos antes que intentar sobornar a aquellos que son reticentes a alistarse en la confrontación planetaria. Un ejemplo lo proporciona el pequeño y pobre pero significativo país de Bosnia- Herzegovina. Los occidentales tienden a pasar por alto Bosnia, tratándolo como una zona marginal del mundo musulmán. Pero mientras que los bosnios carecen de la riqueza y la influencia política de los saudíes, tienen una credibilidad moral enorme en la comunidad islámica global. Para aquellos que combaten el fundamentalismo, el fracaso de los occidentales a la hora de asir la oportunidad bosnia es doblemente desafortunado. En primer lugar, en el continuo y beligerante debate acerca del futuro del islam en Europa, Bosnia y otras comunidades musulmanas balcánicas son un activo precioso, puesto que representan una forma moderada del islam que es nativa de Europa y que fue puesta a prueba a través de una horrible agresión. Los bosnios respondieron a los ataques contra ellos defendiéndose, pero no a través del terrorismo. En segundo lugar, el prestigio de los bosnios en todo el mundo les convierte en los mejores emisarios posibles para la restauración del pluralismo intelectual y la moderación social en el islam, y han cultivado las fuentes y la expresión del islam moderado a través del estudio de la dimensión espiritual sufí de la fe musulmana. Bosnia perdió centenares de miles de personas en la guerra 1992- 95; miles de mezquitas fueron destruidas. Pero países islámicos ricos como Arabia Saudí o Irán no han proporcionado ayuda importante a la reconstrucción de la educación reli- giosa en Sarajevo. Por ejemplo, mientras que el país de Qatar donó dinero a la reconstrucción de la Facultad Bosnia de Estudios Islámicos- -la principal madraza de los Balcanes- Arabia Saudí no proporcionó dinero alguno para tal proyecto, e Irán, que coordinó con Estados Unidos el ar- mamento de los bosnios, no proporciona más que una reducida suma al año para un par de becas. Un importante académico musulmán bosnio me decía, Arabia Saudí prefiere pagar a los grupos clandestinos que atacan a nuestros líderes religiosos antes que pagar la formación de los nuevos líderes en nuestra forma tradicional de islam Un ejemplo similar procede de Israel. Un excelente complejo escolar, el Centro Académico al- Qasemi de Educación, funciona en la ciudad de Baqa el Garbia. Su instrucción se basa en las enseñanzas de la orden Halveti de los sufíes. La escuela tiene actualmente 1.200 estudiantes en grados que varían desde clases elementales a lo largo de todo un plan de estudios de formación de profesores. Pero la escuela Al- Qasemi tampoco anda sobrada de fondos adecuados. Las madrazas bosnias e israelíes, aunque en lugares que han visto un exceso de conflicto bélico, promocionan no obstante el respeto a todas las religiones y la reconciliación entre los pueblos. Ambas ofrecen cursos de inglés, lo que les permitiría ser aptas para la ayuda americana. Su compromiso y logros son innegables. Puesto que los grandiosos potentados de Riyadh y otros musulmanes millonarios no apoyarán tales instituciones, estoy seguro de que los occidentales- -musulmanes moderados residentes en Estados Unidos y en todas partes, pero también cristianos y judíos- -deberían llenar el vacío. La respuesta a las madrazas radicales implica más que presión para su cierre y la producción de encuestas en Occidente. Los occidentales- -Estados Unidos y los demás gobiernos incluidos- -deberían identificar y apoyar la educación islámica moderada, desde Marruecos a Malasia y desde Bosnia a Botswana. Las escuelas existen; los académicos son válidos; los estudiantes están hambrientos de educación espiritual que les equipe para funcionar en un mundo pacífico, encontremos, en Occidente, modos y medios de apoyar tales instituciones, haciéndolas fuertes, exitosas y de peso. Las vidas de todos nosotros pueden depender de ello. Director ejecutivo del Centro del Pluralismo Islámico de Washington REVISTA DE PRENSA POR ENRIQUE SERBETO UN PRESENTADOR NEGRO Y JOVEN Los franceses están viviendo estas vacaciones un fenómeno inédito en lo que llaman el paisaje audiovisual: el principal telediario del país, el de las 8 de la tarde, ha sido confiado a un periodista de raza negra para sustituir (temporalmente como dice Fidel Castro de su hermano) al celebérrimo Patrick Poivre d Arvor, que lleva en ese puesto desde comienzos de 1976, ¡hace 30 años! El conservador Le Figaro se fijaba ayer en el hecho de que lo que debería sorprender a los telespectadores galos no es la raza de Harry Roselmack, sino su edad: No es negro, es joven dicen Hakim El- Karoui et Jean- Pascal Picy, conferenciantes del Instituto de Estudios Políticos de París, que, basándose en el fenómeno televisivo, hace un repaso de la esclerosis de la elite política y periodística del país. Como ejemplos, Lionel Jospin fue elegido por primera vez en 1977 con Bertrand Delanoë. Jean- Marie Le Pen tuvo su primer escaño de diputado en 1956 por citar algunos. En cuanto al presidente de la República, recordaba recientemente en la cumbre de San Petersburgo a un Tony Blair un tanto perplejo, que había entrado por primera vez en el Gobierno en 1967 y que desde entonces no lo había abandonado, como si formase parte del mobiliario Con estos datos hay con qué reflexionar sobre las causas de la crisis político- sociológica que vive Francia. Para Le Monde, sin embargo, los vientos optimistas que empujan a la economía francesa son los mejores síntomas de que la situación mejora, a pesar de la veteranía de sus dirigentes. El empleo ha crecido un 0,7 por ciento en 2005, es decir, 107.800 puestos de trabajo nuevos Si se comparase este estudio con otras economías del mundo no tan lejanas, tal vez también tendrían que reflexionar sobre ello. Pero para comparaciones fronterizas nada mejor que un estudio realizado por el Centro Nacional de Investigaciones Científicas, también en Le Monde, sobre el origen de las monedas que aparecen en los bolsillos de los franceses: El efecto frontera sigue siendo muy importante: las monedas belgas son numerosas en las carteras de los habitantes del norte de Francia, como las italianas en las de los del sureste y las alemanas o incluso austríacas en el este. Sin embargo, las monedas españolas se encuentran por todas partes, incluso si no se tienen en cuenta las piezas de 50 céntimos con la efigie de Cervantes que ya fueron distribuidas masivamente en 2002 ¿Cómo se explica semejante descubrimiento? Sencillo: Es el efecto pasillo. Los viajeros vienen desde sus países de origen y compran con sus monedas en el viaje de ida, pero cuando vuelven de España, todos lo hacen con piezas españolas