Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión JUEVES 3 8 2006 ABC AD LIBITUM LOS CASTING DE ZAPATERO SPAÑA entera, más que de vacaciones, está de casting. Tras la extinción del guionista, que murió de hambre, el ecosistema televisual se ha desordenado y fuerza a los productores a salir de caza, a buscar tras las esquinas pequeños monstruos, tipos raros, para colocarles en los platós y que no decaiga el espectáculo. Condenados a una televisión sin contenido, hueca como un cántaro vacío, es preciso buscar tipos capaces de emitir un jipío susceptible de ser CD, pícaros de cuna, muchachas descaradas y ágrafas que en lugar de desatar, como antes, la compasión del público exciten los peores instintos del espectador, místicos de droga y calaña de todos los orígenes. Lo más marM. MARTÍN ginal de la fauna humana FERRAND para que, en el otoño, las televisiones- -las públicas y las privadas, que sólo se diferencian en el coste- -tengan carne fresca que ofrecer a su clientela. Ni José Luis Rodríguez Zapatero se libra de la fiebre del casting. El presidente que, como sus predecesores- -salvo Leopoldo Calvo- Sotelo- -tiene maneras de jefe de Estado, ya se ha instalado en el palacio real de La Mareta. Mientras le guardan los setenta miembros de su equipo aerotransportado de seguridad personal, repasa los currículos de quienes, en septiembre, deberán sentarse en el Consejo de Ministros para sustituir a quienes han salido o saldrán de él. José Montilla es una necesidad urgente de relevo. Lo hubiera sido aún no siendo candidato a la presidencia de la Generalitat porque sus modos ministeriales, sectarios, torpes y caseros, no son de recibo en una sociedad de ciudadanos; pero, siendo todavía grande el número de súbditos voluntarios, cupieron y caben montillas en el Gobierno de la Nación. A la vista de la huella que deja el charnego en su pluriministerio, no le será difícil a Zapatero hacer el casting de sustitución. Cualquiera, al azar, podría ser mejor. Puede deducirse de ello que su nombramiento no fue fruto de la casualidad, sino una pieza del complicado mecano con el que los socialistas armaron su tinglado de poder catalán y reforzaron la debilidad parlamentaria de quien hoy, en Lanzarote, debe reemplazarle. Igual que al ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar- -el mejor currículo académico del equipo- que, aunque opone resistencia, está llamado a ser candidato para la reconquista de las Islas Canarias. Lo de Javier Solana como aspirante a la Alcaldía de Madrid es más difícil. Tiene mucho riesgo de derrota y no es fácil conseguir que un sesentón instalado abandone el confort por una quimera. Lástima, porque estaba bien visto. Madrid, ciudad burguesa, exige ya un alcalde de ese perfil y no será sencillo encontrar otro nombre así en el muestrario socialista capitalino. Por lo que respecta al resto del Gobierno, ¿qué más da? María Teresa Fernández de la Vega, Pedro Solbes y Alfredo Pérez Rubalcaba son sus únicos integrantes ciertos y operativos y no vale la pena gastar papel del BOE para mudanzas virtuales. Un casting no puede hacer milagros. ZAPATERO Y LA CUBA PRETORIANA E E nómica provechosa sólo para unos pocos mientras N Cuba no sólo el Hermano Mayor- -Fidel- -te La Habana se cae de vieja. Llega el petróleo de Chávigila: también te vigila el Hermano Menor, vez en la mala hora en que Raúl Castro va a buscar que es Raúl Castro. Lo decía Guillermo Cabreuna cierta respetabilidad internacional, un hueco, ra Infante en Mea Cuba haciendo un símil orweun nicho. Para los cubanos la posición astrológica de lliano. A lo mejor ahora Raúl Castro dice: Yo no soy España no es la mejor porque estamos en tiempo de el guardián de mi hermano Hay delfines para todo. Alianza de Civilizaciones y no de ayuda a quienes La trama militar- empresarial que lidera Raúl Castro pugnan por la libertad. A un Moratinos que se como señor de las tinieblas garantiza al menos codea con Hizbolá el pretorianismo raulista le transitoriamente una cierta adhesión del prepondrá alfombra roja. La Iglesia católica ha adtorianismo raulista, un puñado de generales, quirido raigambre en estos largos años del cascontactos extraoficiales con el Ejército nortetrismo hasta el punto de ser una de las pocas americano. Tan fiera es la capacidad para la instituciones sólidas que sobrevivirán a la Realpolitik de Raúl Castro que poco después muerte del dictador, además del ejército, siemdel 11- S le hizo saber a Washington que lo que pre en manos de Raúl Castro. Estructuralmenpasase en las celdas de la base de Guantánamo VALENTÍ te, el Partido Comunista cubano cuenta menos. poco le importaba. En los inicios de la revoluPUIG El castrismo exportó terror a toda Suramérición, ese hombre controlaba los resortes del ca y debilitó la democracia de la mano del Che Guevaterror. Sobrevivir, afirmarse en el poder: también ra; intervino militarmente a favor del expansionishay otras hipótesis sobre el poscastrismo, como son mo soviético en África. Fue la base más avanzada del una suerte de Tiananmen espontáneo, el tumulto que poderío soviético, a cambio de una ayuda económica acaba con Ceaucescu, el caos, Praga, un pacto a la excepcional. Con la crisis de los misiles en 1962, la española. Para una Cuba hambrienta y desmoronaTercera Guerra Mundial estuvo a la vuelta de la esda, lo que más contaría sería una dosis faraónica de quina: Raúl Castro entonces se llevaba muy bien con inversión extranjera. Se acabó la industria del azúKrushchov, según Brian Latell en Después de Ficar y el turismo no basta ni con los anexos de la prostidel Ahora tiene que emular alguna forma de perestución. A lo mejor Raúl Castro intenta un experimentroika para no caer en el abismo. La vieja guardia to según el modelo chino de hoy, incluso quizás con raulista, a la espera desde hace años, dará un paso ayuda de Pekín. Todo es posible: también un estalliadelante. La incógnita es si Raúl Castro todavía está do popular, aunque poco hay por saquear salvo los en disposición de hacer algo que no signifique más pisos de la nomenklatura la guardia pretoriana de coerción, más corrupción, más poder totalitario. PaRaúl. Como dinastía, el despotismo está más que vira algunos, el hermano de Fidel tiene dos caras: la vo: de Cuba a Libia, Siria o Corea del Norte, por lo brutal y la contemporizadora. Lo cierto es que va a menos. Políticos e intelectuales que se fumaron un mandar en Cuba más todavía, entre los cascotes de puro con Fidel ahora proponen concordia y terceras una de las revoluciones más grotescas y nocivas del vías. Lo de siempre. siglo XX. Aunque Fidel reaparezca con medio intestiLa disidencia y el periodismo crítico abarrotan las no menos, el raulismo es lo que ahora tiene a mano cárceles del régimen castrista, un régimen totalitaRodríguez Zapatero para ensartar en su Alianza de rio, homófobo y racista. Raúl Castro ha sido un engraCivilizaciones. naje fundamental, desde la identificación con las divpuig abc. es rectrices soviéticas hasta una ambigua apertura eco-