Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 MIÉRCOLES 2 8 2006 ABC Sociedad La UE investiga la campaña de donación de óvulos de una clínica de Barcelona Bruselas pregunta si se ofrece a rusas y polacas más que una compensación por las molestias b El Instituto Marqués defiende la ética y legalidad de una campaña que busca donantes con características físicas similares a sus pacientes del norte de Europa N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. Eres joven y los tienes a miles... Hazte donante de óvulos Este mensaje, acompañado de una atractiva foto de una joven con tatuaje y piercing en el ombligo, forma parte de la campaña publicitaria que el Instituto Marqués de Barcelona, un centro especializado en reproducción asistida, ha lanzado en España para fomentar la donación de óvulos. La clínica busca donaciones para atender una demanda creciente de los tratamientos de infertilidad. Pero la campaña no ha gustado nada a los parlamentarios europeos. Los anuncios se han realizado en castellano y catalán, dirigidos a la población española, y también en ruso y polaco para intentar captar a jóvenes inmigrantes de esas comunidades, lo que ha despertado las suspicacias del europarlamentario polaco Marcin Libicki, miembro del partido conservador Ley y Justicia, que lideran el presidente de Polonia, Lech Kaczynski, y su hermano gemelo, Jaroslaw. Las donaciones de óvulos son altruistas, aunque la clínica de Barcelona, como otros centros españoles dedicados a la infertilidad, ofrece entre 500 y 900 euros por las molestias ocasionadas a las donantes. Marqués de dirigir la campaña a jóvenes polacas y de ex repúblicas soviéticas para aprovecharse de la relativa pobreza de las donantes En su respuesta, el comisario europeo de Salud aludió a la Carta de Derechos Humanos Fundamentales de la Unión Europea. Un documento sobre la integridad de la persona e incluye una mención que, sin ser vinculante, se refiere a la prohibición de utilizar el cuerpo humano o cualquiera de sus partes como una fuente de beneficios económicos Bruselas investigará también si la publicidad que el Instituto Marqués lleva a cabo en esta campaña vulnera la normativa que prohíbe publicitar la necesidad de tejidos y células ofreciendo a cambio beneficios económicos o ventajas comparables explicó el comisario europeo. Imagen de la campaña de donación del Instituto Marqués No tenemos nada que ocultar El Instituto Marqués recibió ayer con sorpresa el revuelo que su campaña ha provocado en la Comisión Europea y sobre la que no teníamos ninguna noticia aseguró la doctora Marisa López- Teijón, responsable del servicio de Reproducción Asistida del centro. Que investiguen; no tenemos nada que ocultar. Nuestras prácticas son legales y éticas; no hacemos nada que sea contrario a la legislación insistió. López- Teijón está convencida de que todo el revuelo viene provocado por un artículo sensacionalista que aseguraba que la clínica fletaba aviones con mujeres polacas para que les extrajeran sus ovarios. Eso es absolutamente falso: ni fletamos aviones, ni El comisario Markos Kyprianou dice no poder asegurar que el dinero que la clínica ofrece compensa las molestias o algo más Además de rusas y polacas, la clínica catalana cuenta con donaciones de jóvenes alemanas y británicas que donan en España por su puesto extraemos ovarios. Quien escribió eso no sabía de lo que hablaba. Nos limitamos a colocar carteles de publicidad en las universidades españolas para animar a las estudiantes a donar sus óvulos y ofrecemos 900 euros por las molestias del tratamiento, la cantidad que estipula la comisión catalana de reproducción asistida para estas donaciones. A nadie le compensa venir desde Polonia y permanecer en España los dos meses que dura el proceso para donar sus óvulos a cambio de 900 euros señaló. Tras la publicación del artículo, el gobierno polaco pidió explicaciones por carta a la clínica, que no tranquilizaron a Polonia y llevaron finalmente a pedir explicaciones en Bruselas. El Instituto Marqués es el primer Se aprovechan de la pobreza La preocupación polaca ha llevado a la Comisión Europea a pedir a las autoridades españolas información sobre las condiciones en las que es posible conseguir dinero a cambio de diferentes donaciones en España. Las compensaciones por gastos e inconvenientes a las donantes están autorizadas tanto en la UE como en la legislación española, aunque las autoridades europeas albergan dudas. En respuesta parlamentaria, Markos Kyprianou, comisario para la Salud y la Protección del Consumidor, dijo al europarlamentario polaco que no podía asegurar que el dinero que ofrece la clínica catalana se limita a cubrir este tipo de gastos o algo más Polonia incluso acusa al Instituto La compensación económica, legal en España La nueva Ley de Reproducción Asistida, aprobada el pasado mes de mayo, prohíbe expresamente la compraventa de óvulos en España. Sí permite la donación, siempre que sea anónima y carezca de carácter lucrativo o comercial. La legislación española también permite pactar una retribución económica, que oscila entre los 500 y los 1.000 euros en función de lo que acuerde cada centro. Una cantidad que no busca comprar voluntades sino compensar las molestias físicas que ocasiona el tratamiento y las constantes visitas a la clínica donde se realiza la donación. Las donaciones de espermatozoides, con menos molestias, se compensan con una cantidad sensiblemente inferior, unos 50 euros por muestra. El proceso de donación de óvulos puede superar el mes. Tras la exploración y revisión iniciales, la paciente recibe un tratamiento bajo control médico en forma de spray nasal e inyecciones para estimular la ovulación. La extracción de óvulos se realiza en el quirófano, bajo sedación, en un proceso que dura unos 15 minutos y no requiere ingreso hospitalario. La donación no afecta de ninguna manera a la fertilidad posterior, puesto que en el tratamiento se recuperan sólo aquellos óvulos que en cada ciclo se perderían de forma natural. Las voluntarias que donan sí están expuestas a los riesgos de los tratamientos hormonales con los que se estimulan los ovarios para conseguir mayor cantidad y óvulos más maduros.