Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
2 8 06 FIRMAS RELATO Arroz a la polaca POR FERNANDO IWASAKI Autor de Helarte de amar Neguijón Ajuar funerario o Libro del mal amor entre otras obras, es Premio Copé de Narrativa; Conference on Latin American History Grant Award; Fundación del Fútbol Profesional y Alberto Ulloa ¡O JO AL DATO, señores! La selección peruana acaba de instalarse en La Coruña y tiene serias intenciones de convertirse en la revelación de este mundial. Recordemos que el equipo inca eliminó a la poderosa celeste uruguaya y le ha ganado, nada más y nada menos, que a la propia Francia de Platini en el mismo Parque de los Príncipes. Este conjunto tiene como base a los hombres que actuaron en Argentina 78 y es dirigido por el viejo, viejo brasileño Tim. Se trata de una delegación numerosa que comprende dirigentes, cuerpo técnico, jugadores, asistencia médica y ¡ojo al dato, señores! Ña Cornelia, morena cocinera que ha sido presentada al pe- riodismo, nada más y nada menos, que como el arma secreta de su selección... ¡No, señó, yo no soy de Camerún! Soy peruana de los Barrios Altos y además hincha de la U Ponga éso en su Comercio, señó. No se vayan a creer aquí tambén que todos los negros somos del Alianza. ¡Qué lisura! oiga usté. dice nuestro enviado especial en la sede gallega, que todo está listo para el primer partido y seguro que los peruanos se irán de paseo con los negritos del Camerún... ¡Qué bravo es hacé la plaza aquí, señó! Mire usté, el camote acá es boniato, a la alcachofa le dicen caucil y a la palta- -ques de mi tierra- -le han puesto aguacate. ¡No pues, señó! Yo no voyastar viniendo al mercado con diccionario, pues. Endemás aquí comen cochinadas, señó. ¡Cómo que no! si yo misma he visto cómo se comen en los restorantes la pichula del chancho... Los pinchos de cerdo, pues... No se me haga el loco. ¿Usté cree que yo no sé lo ques un cerdo? ¿Usté cree que yo no sé lo ques un pincho? Sinó qué va ser, pues... Pal partido de mañana algo ligerito nomás, sólo que no encuentro por ningún sitio papa seca pa la carapulcra... ¿Usté no sabe lo qués la carapulcra? ¡Ay, caracho! venga mañana tempranito a la concentración y le sirvo un platito, señó... Claro, claro, sin ningún compromiso, nuay problema, señó. Pero eso sí: que no lo vea el joven Aramburú... Sí, sí, ya sé ques el presidente de la delegación, ¡pero es tan muchacho, oiga usté! ¡Gran sorpresa en el grupo IV, señores! De nada sirvieron las estrellas italianas del fútbol inca: Perú cero, Camerún cero y ¡ojo al dato, señores! el portero N Kono con un pie en la liga española. En cambio en las filas peruanas se ha criticado la extensa gira premundial y se reclaman algunas cabezas... ¡No, señó! ¡no es mi culpa, señó! El Cubillas que no quiere comé, el Uribe que no le gusta, el otro que por aquí que por allá. Yo cocino pa toditos y el que no quiera que se friegue. Este Tim está chocho y les consiente de todo, señó. Seguro que sistaba el Marcos Calderón les embutía la comida a zapatazos y no les aguantaba tanta morisqueta... Yo escuché, yo escuché que decían vamos a comernos unas gallegas Ahistá, pues. Pa qué comen cosas raras. Por esostoy aquí, señó; pacerles su tacutacu, su lomito saltado y su mazamorra... Sí, sí, yo le guardo su platito. Momentos de tensión en La Coruña, señores oyentes: Italia empata con Polonia y ahora se enfrenta a Perú en un partido de vida o muerte. Los suramericanos han entrenado a puerta cerrada y ¡ojo al dato, señores! el sistema peruano, según nuestros corresponsales, utilizará, nada más y nada menos, que extremos mentirosos, extremos men- ti- ro- sos... Sí, señó, lo han sentao al Barbadillo y seguro quiaora perdemos. Yo no entiendo la táctica del señó Tim que pone a los que no comen, endemás que me malogra la barriga de los chicos con tanto té que les da en los entrenamientos, oiga usté. ¿Po qué no les preparo una jarraza así de chicha en vez de darles tanto de ése té de cúper ¿Acaso no me traído maíz morao, manzana delicia y unos guindones grandazos pa que los chicos no tengan sed? Pero no importa, porque yo tambén me voy a mandar con un cebiche mentiroso, o sea, sin rocoto, sin choclo y sin limón... No pues, señó... Cómo va ser limón lo quiay aquí, todo dulce y gordote. Allén Perú es chiquitito pero amargo, amargo, y cuando se lo pones al pescao te lo sancocha toditito. Endemás aquí nuay buen pescao pal cebichito: nuay cojinova, nuay tollo, nuay corvina y a los lenguaos diaquí hay que prepararlos con lupa. ¡Ay, por Dios! Nadies sabe cuánto sufro pa que coman los muchachos... Esaé mi responsabilidá, señó. ¿Quiere un poquito más? N ada está dicho todavía, señores. Ganaba Italia a Perú 1 a 0, y faltando cinco minutos empataron los suramericanos en jugada de balón parado. El resultado pudo ser distinto porque el colegiado alemán se desentendió del claro, claro penalty que Scirea le cometió al extremo peruano Oblitas. Italia uno, Perú uno, pero ¡ojo al dato, señores! pudo ser Perú dos, Italia uno. Veremos qué ocurre en el Polonia- Perú, último partido de la serie gallega... Justo antes del partido me mandé con un ají de gallina que puso a los chicos como cañón. Yo siempredicho quel que no come