Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 2 8 2006 Madrid 37 Detenida la mujer del asesinado en Alcalá como presunta autora de la puñalada Su ex esposa se marchó con sus cuatro hijos, harta de ser maltratada b La cuchillada que acabó con la Muere un hombre tras ser herido en la cabeza durante un atraco ABC MADRID. Bautista Monje Quesada, un hombre de 56 años, murió anoche en el Hospital Gregorio Marañón, donde había sido ingresado ayer por la mañana. Según fuentes de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid, la víctima fue atracada en torno a las once de la mañana, probablemente mediante la técnica del cogotazo Dicha técnica no consiste necesariamente en un golpe, sino que también puede implicar el uso de cualquier otro medio violento e incluso de armas. Según testigos, dos jóvenes, presuntamente sudamericanos, agredieron a Bautista Monje en la confluencia de las calles Velázquez y Diego de León con la intención de robarle. El hombre, que hubo de ser ingresado debido al golpe que recibió en la cabeza, falleció a las diez de la noche como consecuencia de un traumatismo craneoencefálico. Al cierre de esta edición, se desconocía si fueron los ladrones quienes propinaron el golpe mortal a la víctima o si ésta se lesionó al desvanecerse en el suelo, y los dos atracadores se encontraban en paradero desconocido. vida de Juan Ramón López Franco, de 51 años, no se produjo en la calle, sino en su vivienda y se la dio su pareja M. J. ÁLVAREZ MADRID. El extraño asesinato ocurrido la noche del lunes en el municipio de Alcalá de Henares en el que Juan Ramón López Franco, de 51 años, con múltiples antecedentes penales, murió en su casa tras ser apuñalado en la vía pública, como se pensaba dio ayer un brusco giro. Agentes de la Policía Nacional detuvieron ayer a su actual pareja, Elkhlifa Belkhoucha, de origen marroquí, como presunta autora del homicidio. El arresto se produjo en el domicilio en el que ambos residían desde hace años, situado en el número 2 de la calle de Luis Alcalá y en el que, cuando fueron los facultativos del Summa a atender la llamada de emergencias- -supuestamente realizada por ella- que alertaba de que había un herido de gravedad, no pudieron hacer otra cosa que certificar el óbito. En el piso no se encontraba nadie más que la mujer, quien, según la versión que ofreció entonces a los funcionarios del Grupo VI de Homicidios de la Brigada Provincial de la Policía Judicial- -encargados de investigar el caso- explicó cómo Juan Ramón llegó a casa, a pesar de la orden de alejamiento que tenía, según informa Ep, ensangrentado y muy violento sin poder aclarar qué le había ocurrido en la calle. No obstante, las pesquisas realizadas en el lugar dieron pie a los agentes a no dar crédito a esa versión. Así, la vivienda en la que fue encontrado el cuerpo sin vida del fallecido estaba totalmente limpia, sin ningún rastro de sangre en ningún lugar, así como en el portal ni la escalera, un extremo improbable, dada la cuchillada que tenía en el abdomen y que le causó una fuer- Su pareja dijo que llegó ensangrentado de la calle, pero en la casa no había ni una gota: la había limpiado con lejía te hemorragia Al parecer, la detenida, que será puesta a disposición judicial, tuvo tiempo de limpiar con lejía el piso en el que residían. Por su parte, los residentes en el edificio señalaron que escucharon cómo discutía la pareja antes de que se conociera el desenlace. El fallecido contaba con una orden de alejamiento por malos tratos que había quebrantado, al menos, en tres ocasiones, emitida por un juzgado de Alcalá de Henares y acumulaba en su expediente otros tres nombres distintos, así como trece detenciones por resistencia, robo con violencia, tenencia de droga. Con las otras identidades falsas tenían también un largo historial delictivo. Según los vecinos del inmueble, la víctima tenía problemas con el alcohol y se peleaba continuamente con su mujer. Bebía en el parque que está aquí enfrente y llegaba borracho todos los días. Su primera mujer le tuvo que abandonar ya que la pegaba constantemente. Ella y sus cuatro hijos abandonaron el domicilio familiar para ir a una casa de acogida indicó una amiga de la primera mujer.