Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Internacional VIENTOS DE GUERRA EN ORIENTE PRÓXIMO MIÉRCOLES 2 8 2006 ABC Hizbolá y el Ejército de Israel libran una guerra sin cuartel en el sur del Líbano El Ejército hebreo confirma un número indeterminado de bajas en los combates b Olmert dice estar ganando y se cree al principio de un proceso político que conducirá a un alto el fuego con distintas condiciones a las de antes de la crisis JUAN CIERCO. CORRESPONSAL METULA (FRONTERA CON EL LÍBANO) Al galope casi desbocado. Sin silla de montar. Con las riendas sueltas. A lomos de camiones militares de enormes dimensiones que llegan a ocupar todo el ancho de la carretera. Sin nadie que les salude al paso desde las polvorientas cunetas. Con el Mar Muerto a la derecha. Y tan solo el desierto a la izquierda. Y colinas peladas que se suceden a medida que los kilómetros se recorren. Y pueblos y ciudades vacíos al paso de esta particular caravana de la muerte. Los carros de combate israelíes Merkava avanzan en columna a piñón fijo, mirando todos al norte. Con sus cañones todavía cubiertos por unas lonas que muy pronto serán retiradas, con su garganta seca que antes o después vomitará fuego a larga distancia. Los blindados para el transporte de las tropas, asegurados con gruesas cadenas para no perder el equilibrio. Ninguno se adelanta a los demás. Se siguen uno a otro en una fila interminable que lentamente serpentea por carreteras de segunda fila rumbo a una guerra de tercera. Entre ellos avanzan también decenas de autobuses, con todos sus asientos ocupados, bien cargados. De veinte mil reservistas llamados a filas y entrenados en los últimos días. El Ejército sirio, en estado de máxima alerta J. C. METULA. Por primera vez desde que el pasado 12 de julio, la fecha en que comenzó con el secuestro de dos soldados israelíes y la muerte de otros ocho, una crisis que se ha terminado por convertir en un grave conflicto, que hizo escala en la pensión de los enfrentamientos armados y se hospedó sin reserva alguna en la posada de la guerra, el Gobierno sirio ha puesto finalmente a su Ejército, por orden de su presidente, Bashar al- Assad, en estado de máxima alerta. Debemos prepararnos para hacer frente a los desafíos regionales que se nos vienen encima dijo ayer en Damasco el líder sirio mientras instaba a la vez a sus oficiales y a sus tropas a comportarse disciplinadamente en los entrenamientos, en el despliegue, en la estrategia para así poder repeler, en el caso de que se produjera, una agresión militar de Israel. Algo bastante poco probable, en principio, puesto que Tel Aviv ha negado rotundamente en las últimas semanas, por activa y por pasiva, cualquier intención de llevar la guerra hasta Damasco, aún reconociendo, como lo ha hecho, la implicación directa del régimen sirio, y el iraní, en la guerra declarada por los milicianos chiíes de Hizbolá. Unas implicaciones demostradas ya plenamente, en su financiación, en su arsenal y en su dependencia política y militar. Tropas israelíes vuelven tras una operación terrestre en la frontera con el Líbano La ofensiva terrestre definitiva Al menos dos divisiones formadas por 20.000 soldados israelíes, encuadrados en infantería mecanizada, paracaidistas y cuerpo de ingenieros para neutralizar minas, comienzan la invasión Objetivo: controlar el sur del país hasta el río Litani, que transcurre a una distancia de entre 5 y 30 km de la frontera El Ejército israelí anuncia que la operación durará entre una semana y 10 días Tel Aviv afirma haber destruido el 75 de los misiles tierra- tierra Zilzal- 2 de Hizbolá, montados en Irán La guerrilla pro- iraní cuenta aún con 9.000 a 10.000 Katinshas de 122 mm y centenares de plataformas móviles para lanzarlos desde el norte del Líbano La aviación israelí reanuda sus ataques aéreos contra objetivos de Hizbolá en Líbano Decenas de miles de civiles han huido ya del sur aprovechando la tregua de 48 horas Infografía ABC LÍBANO Beirut Río Lit an i NORTE SIRIA Damasco Zona de separación controlada por la ONU MAR MEDITERRÁNEO HAIFA Nazaret Altos del Golán TEL AVIV Tel Aviv- Hafa CENTRO CISJORDANIA Ammán Jerusalén Belén Mar Muerto JERUSALÉN Gaza GAZA JORDANIA ISRAEL Entrar a saco Los soldados ya están preparados para entrar a saco en el sur del Líbano. Con la mirada fija y perdida en un horizonte que no se les acerca nunca por más que avancen. Con el miedo en el cuerpo Hizbolá no es Hamás repiten todos) Con la seguridad, muchos, de hacer lo que deben por el bien de un Estado, el judío, que esta vez creen que está más amenazado que nunca y que consideran todos tan atacado como siempre. No son los primeros que van a llegar al frente. Ni mucho menos. Compañeros de armas, reclutas, y reservistas como ellos, ya combaten en el Líbano, desde hace varios días, con mayor intensidad si cabe en las últimas horas, otra vez en Marun al- Ras; y en Kfar Ki- EGIPTO SUR 0 20 40 60 km la, a tan sólo 700 metros escasos de una Metula permanentemente amenazada por los cohetes Katiusha y los obuses de mortero; y en Taibeh, y en Ayta al- Shaab, la zona más castigada ayer, con un número indeterminado de bajas por ambas partes, según confirmó el Tsahal Dos divisiones. Cinco unidades del Ejército de Israel, entre ellas la Brigada de Artillería 401, la Golaní, la Nahal, la de Paracaidistas, en un frente que alcanza casi 70 kilómetros, desde Zarit hasta Metula, entre 3 y 6 kilómetros dentro del país del cedro. Guerra sin cuartel Se trata de una guerra sin cuartel en la que de momento no se ve ninguna luz al final del túnel. Una guerra que devora a mandíbula batiente todas las esperanzas creadas del alto el fuego prolongado que se está preparando entre las bambalinas de las Naciones Unidas en Nueva York. Y eso que ayer, durante una ceremonia de graduación en un cuartel militar cercano a Tel Aviv, el presidente, Ehud Olmert, rodeado de todas las fuerzas vivas de una guerra llena completamente de muertos: su ministro de Defensa, Amir Peretz y su muy tocado jefe del Estado Mayor, el general Dan Halutz, dijo por vez primera en los últimos 21 días de conflicto a flor de piel que cree estar al principio de un proceso político que podría con-