Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 MIÉRCOLES 2 8 2006 ABC Internacional Castro delega temporalmente todo el poder en su hermano Raúl por razones de salud La televisión difundió un comunicado del dictador en el que afirma estar estable y bien de ánimo b Sorpresa general en la isla ante el anuncio tan directo sobre la salud del líder octogenario, y su decisión de ceder el poder por vez primera en 47 años MILAGROS LÓPEZ DE GUEREÑO SERVICIO ESPECIAL LA HABANA. Tras la polémica desatada por su cesión del poder a su hermano Raúl, a raíz de una operación intestinal, Fidel Castro afirmó ayer que se encuentra en una situación estable en un mensaje al pueblo leído por el asesor presidencial Randy Alonso en el programa estelar de la televisión nacional cubana. Puedo decir que es una situación estable, pero una evolución real necesita el transcurso del tiempo. Lo más que podría decir es que la situación se mantendrá estable antes de poder dar un veredicto agregaba en el mensaje. De ánimo me encuentro perfectamente bien; lo importante es que en el país todo marcha y marchará perfectamente bien. El país está preparado para su defensa con las Fuerzas Armadas Revolucionarias y el pueblo continuó el comunicado leído en televisión. Yo no puedo inventar noticias buenas porque no sería ético, y si las noticias son malas, el único que va a sacar provecho es el enemigo apuntó. En la situación específica de Cuba, debido a los planes del imperio, mi estado de salud se convierte en un secreto de Estado que no puede estar divulgándose constantemente y los compatriotas deben comprender eso agregó. Nuestros compatriotas lo conocerán todo a su debido tiempo, como pasó cuando mi caída. Hay que luchar y trabajar manifestó Castro en el texto, según el conductor del programa. La proclama por la que el presidente cubano Fidel Castro anunciaba en la noche del pasado lunes que delegaba provisionalmente todas sus funciones en su hermano Raúl, el segundo hombre de la jerarquía cubana, a causa de un accidente de salud que le obligaría a una complicada operación quirúrgica y a guardar varias semanas de reposo, pilló por sorpresa a los cubanos, pero ayer la normalidad, no exenta de una lógica incertidumbre, era la tónica dominante de la jornada. Pocos esperaban que se realizara un anuncio tan directo sobre la salud del líder revolucionario que el 13 de agosto cumplirá 80 años. En el texto, redactado por Castro y leído por radio y televisión por Carlos Valenciaga, su secretario personal, el mandatario aseguraba que días y noches de trabajo continuo sin apenas dormir dieron lugar a Fidel Castro es acomodado en su asiento por su hermano Raúl, en diciembre de 2004 AFP Normalidad en las calles de La Habana y cautela entre los disidentes LA HABANA. Los cubanos se acostaron sorprendidos por el anuncio de la salud de Castro pero se despertaron en medio de la normalidad. La única excepción era que en todas partes, en la cola de los autobuses, en las tiendas, el tema de conversación era la salud del comandante. Varios disidentes consultados por este diario llamaban a la cautela y la prudencia. Diplomáticos occidentales también destacaban que la actividades cotidianas se desarrollaban con normalidad. La televisión y la radio no cambiaron su programación. Lissete, una joven enfermera, expresó sus temores: Cuando han dicho esto es porque debe estar peor Fidel peleará siempre, hasta el último instante afirmó por su parte el presidente del Parlamento cubano, Ricardo Alarcón. Según él, antes de iniciar el reposo que le indicaron los médicos, Castro se tomó el trabajo de señalar a cada uno las funciones a cumplir. que mi salud, que ha resistido todas las pruebas, se sometiera a un stress extremo y se quebrantara. Esto me provocó una crisis intestinal aguda con sangramientos sostenidos, que me obligó a enfrentar una complicada operación quirúrgica Es la primera vez en 47 años, desde que el primero de enero de 1959 triunfó la revolución, que Castro cede su poder, una posibilidad que está contemplada en la Constitución y sobre la que se ha venido hablando desde noviembre del año pasado, tras el llamado discurso de la Universidad cuando Castro habló sobre el futuro de Cuba sin su presencia. En la proclama, reproducida ayer a toda página por los diarios oficiales