Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión MIÉRCOLES 2 8 2006 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. LEYES A PUNTA DE PALA Los responsables Como antiguo trabajador del aeropuerto, quisiera informar a los lectores- -en aras a la verdad y por si aún no lo saben- -que los empleos de los trabajadores de tierra de Iberia están y han estado siempre asegurados, y no peligran de ningún modo (como han dicho los sindicatos) pues serán absorbidos por los restantes operadores de handling del aeropuerto de Barcelona, y, además, con todas las pregorrativas de las que ya gozaban en Iberia (por ejemplo, billetes gratis) Así pues, menos mentiras; aquí únicamente cabe aplicar la normativa penal a los únicos culpables, es decir, al comité de empresa de Iberia, por poner gravemente en peligro la seguridad aérea, paralizar a todas las empresas que operan en El Prat y secuestrar a más de 100.000 pasajeros, así como exigir responsabilidades a Aena, gestora del aeropuerto, por dejación de funciones. Por último, para dispersar a los trabajadores, no hacía falta usar armas de fuego. Es por ello que el tema del queroseno suena a mala excusa (además de que su emplazamiento queda muy lejos de donde estaban los trabajadores) Por cierto, ¿dónde estaban Maragall, Nadal o Montilla? Abel Mas Ferrer Barcelona H ACE casi cuatro siglos y medio, Tomás Cerdán de la Tallada, contemporáneo de fray Luis de León, escribió el Tratado titulado Verdadero govierno desta Monarchía. En él advertía de los riesgos que se derivaban de un exceso de leyes. Decía: Demás que es cosa averiguada que la multitud es causa de confusión, que de suyo es cosa peligrosa y que se han hecho tantas leyes partiLUIS IGNACIO culares de los PARADA reynos, y se han escrito tanta muchedumbre de cuerpos de libros por infinitos hombres sabios y letrados que más de treynta mil casos de ley estavan ya escritos por el derecho civil. Y, aun a dezir verdad no hay caso que no tenga su contrario ni disposición sin otra que del todo parece contraria a aquella De enero a julio de este año, el Congreso ha aprobado 31 proyectos de ley. Más de una ley nueva a la semana. Es un récord que supera a las respetables marcas conseguidas en los dos años precedentes. El día que salga la cuenta de las leyes promulgadas en el mismo periodo por los Parlamentos autonómicos nos vamos a echar las manos a la cabeza. Encima, la mayoría de los textos promulgados en lo que va de año ha levantado serias polémicas, manifestaciones y rechazo ciudadano. Porque la inmensa mayoría de ellas, aprobadas a uña de caballo, no responde a necesidades sociales ampliamente compartidas, comprometidas en los programas electorales, necesarias por vacíos legales, sino a respuestas inmediatas para salir de un apuro, oportunismos electoralistas para congraciarse con colectivos minoritarios, excusas para que se deje de hablar de un conflicto haciendo creer que una ley nueva va a resolverlo. Problema que el Gobierno central o los autonómicos no sabían afrontar, nueva ley al canto. Como si el problema fuera legislar. Cuando cumplir y hacer cumplir las leyes existentes se hace difícil, la solución no es hacer una nueva ley, distinta, reiterativa, contradictoria con una existente. Si nadie se preocupa después de su cumplimiento todo sigue igual. Legítimo recurso de inconstitucionalidad El Partido Popular ha presentado recurso de inconstitucionalidad contra el Estatuto deCataluña. Con esta acción, tan legal como cualquier otra, el PP ha desatado las iras del PSOE, del tripartito y de CiU, progenitores, todos ellos, de la criatura. Y como argumento de peso sólo han logrado deducir que el PP va contra Cataluña. Recurrir e impugnar, según el DRAE, es lo mismo: interponer un recurso contra una resolución. Por tanto, el recurso es un derecho y no una arbitrariedad o una demasía. Y ejercer tal derecho es muy legal. Luego, nadie debiera escandalizarse. Yo también creo, según mis escasos conocimientos jurídicos, que el Estatuto catalán es, en muchos de sus artículos, inconstitucional. Si unos creemos que tal norma es inconstitucional, y otros la creen ajustada a la Carta Magna, ¿qué problema hay en presentar un recurso y salir de dudas? En principio, creo en la integridad de los magistrados del Tribunal Constitucional, pese a algún antecedente de resolución sospechosa- -caso Rumasa, por ejemplo- No creo que ninguno de sus doce magistrados actuales vote, a sabiendas, una resolución injusta. Cuando un presidente del TC cambió su voto por presiones políticas, cometió una ignominia, tras la cual dimitió y murió de pena. Lo pagó muy caro. Y es de esperar que, cuando este recurso contra el Estatuto de Cataluña sea resuelto, nadie tenga que morir por ningún remordimiento de conciencia. La historia es maestra de la vida. Deseo que cuanto antecede sirva de ejemplo. Que los magistrados del TC actúen con la misma legalidad que el PP, presentando recurso. A ver cuándo, de una vez, aceptamos las reglas del juego... y no las cambiamos. Y me estoy refiriendo a la supresión, por algún gobierno de mayoría absoluta del PSOE, del tan necesario como prudente recurso previo de inconstitucionalidad, que evitaba lo inevitable. Y otro gobierno de mayoría absoluta del PP debió de habérnoslo restituido, y no lo hizo. Desde entonces, se están pagando las consecuencias, pues la supresión de las cautelas legales no se hace impunemente. Miguel de Entremares. Gerona ¿A qué se ha dedicado Peces- Barba? El balance de la gestión de Gregorio Peces- Barba al frente del Alto Comisionado ha resultadopobre, polémico y claramente prescindible. Él mismo reconoce que fue un error aceptar el cargo. Hay que recordar que una de las primeras medidas que tomó Zapatero, a propósito del 11- M, fue la de crear un Alto Comisionado para las Víctimas del Terrorismo, al frente del cual puso a un miembro de su partido, Gregorio PecesBarba. Los primeros compases del Alto Comisionado provocaron inmediatamente muchas críticas, no ya sólo del Partido Popular, sino también de la primera asociación de víctimas del terrorismo. Con una torpeza impropia de su trayectoria, Peces- Barba consiguió en poco tiempo que asociaciones y oposición política pidieran su dimisión, conven- cidos de que su gestión sólo atendía a los intereses del Gobierno, más preocupado por dividir a las víctimas que por atenderlas exquisitamente y sin discriminación. Muchos dirigentes socialistas soñaban con dividir a las víctimas. ¡Y bien que lo han intentado! A la luz de lo que denunció la Audiencia Nacional, no parece que aquellas críticas fueran desencaminadas, o que tuvieran mero interés político. Al contrario, la memoria judicial puso en evidencia a Peces- Barbaal frente delAlto Comisionado. El veredicto de la Audiencia Nacional no puede ser más elocuente, pues denuncia la falta de coordinación entre las administraciones y entidades que facilitan la prestación de servicios a las víctimas Y, mientras existen distintas bases de datos con relaciones de afectados no coincidentes se ha detectado que existían perjudicados que no figuraban en ninguna relación. ¿A qué se ha dedicado el Alto Comisionado? La respuestanos la da él mismo, este insigne socialista que ahora va a dejar el cargo político que le encomendaron. Ha atacado al Partido Popular, al quien acusa de lanzar contra él una ofensiva agresiva y poco profunda también dice que recibió la hostilidad de algún dirigente de asociación de víctimas, próximo al PP ¿No está claro a qué se ha dedicado? Miguel Martínez García Sevilla Informaciones contrastadas En el ABC del 27 de julio se publicó una información sobre el Valle de los Caídos, que firma Gonzalo López Alba. En ella se dice que en la construcción del complejo monumental participaron miles de presos republicanos, porque de esta forma podían redimir sus condenas, aunque muchos murieron allí por la penosidad de los trabajos, que se prolongaron durante 17 años Son afirmaciones, como tantas otras publicadas en los medios, que distorsionan la realidad, y que han dado argumentos a los que, contra la verdad, pretenden radicalizar la convivencia española y reescribir sectariamente la historia. Sobre esas afirmaciones de las que hago aquí relación, disponemos de datos que las desmienten en un trabajo largo sobre el Valle de los Caídos que ha hecho el investigador y periodista Juan Blanco. No hubo miles de penados, sino que nunca pasaron, en los diversos turnos, de escasos centenares; y a ellos se sumaban trabajadores libres. Los primeros penados políticos llegan en julio de 1943, y a mediados de 1950 se disuelven todos los destacamentos de trabajadores reclusos. Los muertos a consecuencia de accidentes de trabajo fueron 14, según el testimonio del doctor Lausín, que fue penado y allí redimió su pena. Esta carta no tiene otro propósito que la de facilitarles estas informaciones contrastadassobre un tema ahora tanactual, y que va a necesitar de todos para que tengan un tratamiento serio y objetivo. Félix Morales Madrid