Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 Sociedad MARTES 1 8 2006 ABC Se elevan a once las víctimas mortales por golpe de calor en España ABC BARCELONA. Una mujer de 91 años de edad, vecina de Barcelona, murió el pasado sábado por golpe de calor en el Hospital del mar de la Ciudad Condal. El fallecimiento de la anciana es la cuarta muerte registrada en Cataluña a causa del intenso calor que golpea el territorio catalán, según confirmó el departamento de Sanidad de la Generalitat. La mujer ingresó el pasado jueves en el hospital barcelonés con un cuadro de hipertemia, taquipnea y disminución del nivel de conciencia. Dos días después, la anciana falleció debido al golpe de calor. Con esta muerte se eleva a once el número de fallecimientos que el Ministerio de Sanidad ha contabilizado desde el inicio del verano en España. De las cuales, uno fue en Murcia, otro en Galicia, otro en Castellón, dos en Extremadura y Baleares, dos más en Andalucía y cuatro en Cataluña. La primera víctima mortal catalana fue una mujer de 83 años que sufrió una subida de temperatura superior a los 40 grados centígrados, la segunda era otra mujer de 77 años y la tercera un trabajador de 52 años. Precisamente, con el fin evitar los efectos de las altas temperaturas en el ámbito laboral, el Gobierno y la patronal española empezaron ayer a difundir las recomendaciones a las personas que trabajan al aire libre. Entre ellas destaca la provisión de agua suficiente, la habilitación de espacios protegidos del sol para los descansos y el uso de tela para protegerse del sol en caso de que lleven casco. Estas recomendaciones tienen como objetivo evitar casos como el de la ola de calor de 2003, en el que el índice de mortalidad superó en 12.919 personas a la tasa habitual. California se desmarca de Bush en el cambio climático y las células madre Arnold Schwarzenegger y Tony Blair forman un extraña pareja política b El peliculero gobernator se plantea junto a Gran Bretaña la creación de un mercado trasatlántico para intercambiar y limitar emisiones contaminantes PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. Al frente de lo que podría ser la sexta economía del mundo en caso de independizarse, el peliculero gobernador republicano de California no está siguiendo exactamente el guión marcado por la Administración Bush ante algunas de las cuestiones más espinosas y trascendentales dentro de la política de Estados Unidos. En búsqueda de una complicada reelección en menos de cuatro meses, Arnold Schwarzenegger está apurando al máximo el margen de maniobra que le permite el sistema federal del gigante americano en frentes tan controvertidos como el cambio climático o las investigaciones con células madre. En el marco de la primera visita de un primer ministro británico a California, el gobernator y Tony Blair se han puesto de acuerdo para buscarle las vueltas a la Casa Blanca en su cerrada oposición al tratado de Kyoto, que el presidente Bush considera como una proposición tan costosa como injusta. Hasta el punto de que esta peculiar pareja política anunció ayer una iniciativa conjunta para la creación de un mercado trasatlántico que limite e intercambie derechos a emitir contaminantes como el dióxido de carbono, vinculado al llamado efecto invernadero y la comprobada subida de temperaturas medias en el planeta Tierra. El ambicioso proyecto, inspirado por la Unión Europea y también estu- Arnold Schwarzenegger diado por Canadá, se basa en poner un precio a la contaminación de dióxido de carbono, producida por la utilización de combustibles fósiles como el carbón o el petróleo. El sistema aspira a forjar un sistema de límites efectivos y recompensas para fomentar tecnologías verdes. Para el Estado de California- -considerado como el productor número doce en el mundo de esta contaminación- -el gobernador Schwarzenegger aspira a una reducción del 25 por ciento para el 2020. Pese a la estrecha alianza forjada por el presidente Bush y el primer mi- Tony Blair nistro Blair en la escena internacional, el reto del cambio climático es un frente que divide Londres y Washington sin posibilidad de consenso a la vista. La Casa Blanca, a pesar de presidir sobre un cuarto de toda la polución vinculada al calentamiento global, se opone a recortes que a su juicio costarían a la economía de Estados Unidos el equivalente a cinco millones de puestos de trabajo. En Gran Bretaña, Blair por su parte ha reconocido que todavía queda bastante trabajo por delante para cumplir con su propio objetivo de reducir un 20 por ciento sus emisiones para 2010. El reto del cambio climático es un frente que divide Londres y Washington sin posibilidad de consenso a la vista Subvenciones vetadas por Bush El otro gran frente divergente del gobernator con la Administración Bush gira en torno a las investigaciones con células madre embrionarias, experimentos que la Casa Blanca se niega a subvencionar a pesar de sus intuidos beneficios médicos. Sin compartir los mismos reparos morales, y también contando con el respaldo y la ofrecida cooperación de Gran Bretaña, Schwarzenegger ha anunciado la expeditiva entrega de 150 millones de dólares (más de 117 millones de euros) para promover estas investigaciones. Iniciativa adoptada justo al día siguiente de que el presidente Bush bloquease tal posibilidad a nivel federal, haciendo uso por primera vez de sus constitucionales prerrogativas de veto. Esta partida presupuestaria del erario estatal se canalizará a través del Instituto de Medicina Regenerativa de California, creado por referéndum popular hace dos años y una dotación prevista de 3.000 millones de dólares en diez años. Aunque el proyecto se ha visto ralentizado por querellas y procesos de inconstitucionalidad, Schwarzenegger ha insistido en que California no puede esperar para empezar a subvencionar lo que a su juicio es un trabajo científico crítico para ayudar a millones de personas enfermas. Washington prohíbe a los menores de 16 años salir sin sus padres desde las diez de la noche ABC WASHINGTON. Los menores de 16 años tienen desde ayer prohibido salir a la calle sin estar acompañados por sus padres entre las diez de la noche y las seis de la mañana en la capital de Estados Unidos. Es la última medida que tomó ayer el ayuntamiento de Washington para luchar contra la delincuencia juvenil. La medida afecta también a los adolescentes que estén de visita y se extiende a los fines de semana. Hay excepciones a esta limitación: además de quienes vayan acompañados por sus padres o por los responsa- bles de su educación, pueden eludir la prohibición los jóvenes que realicen alguna tarea por encargo de sus padres y los que regresen del trabajo o de eventos comunitarios. Los adolescentes también pueden permanecer en la calle si se encuentran delante de sus casas. La prohibición prolonga dos horas el anterior toque de queda vigente. Desde 1999, en verano y los fines de semana de invierno, los adolesdentes no podían salir desde las doce de la noche. La restricción se adelantaba una hora durante el resto del tiempo. Los jóvenes que trasgredan la prohibición serán llevados a instalaciones especiales donde los padres deberán recoger a los jóvenes. Si el adolescente no es recogido antes de las 6 de la mañana, será entregado a la Agencia de Servicios del Niño y la Familia. Los padres que permitan a sus hijos violar la prohibición tendrán que pagar una multa de quinientos dólares o hacer servicio comunitario. En principio, el nuevo toque de queda sólo estará vigente hasta finales de agosto, pero el alcalde de la ciudad, Anthony Williams, tiene la potestad de prolongarlo. La prohibición es la respuesta al incremento de la delincuencia en la ciudad. El número de atracos cometidos por jóvenes ha crecido un 13 por ciento en lo que va de año en relación con el mismo período de 2005 y el número de jóvenes detenidos por robo durante 2006 ha aumentado un 83 por ciento respecto al año anterior. En julio se cometieron 21 asesinatos en la ciudad.