Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 MARTES 1 8 2006 ABC Sociedad Nace en Barcelona el primer bebé concebido con óvulos madurados en el laboratorio La nueva técnica reduce los riesgos que la estimulación hormonal produce en la mujer b El tratamiento aplicado en el Instituto Dexeus de Barcelona es menos agresivo y ahorra costes, pero no es aplicable a todos los casos de esterilidad femenina N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. Se llama Ignasi, nació en Barcelona el pasado viernes y es un bebé sano y rollizo de más de 4 kilos de peso. Su nacimieno es una prueba más de la continua evolución de los tratamientos de reproducción asistida. Ignasi fue concebido hace nueve meses con una nueva técnica que elimina, casi por completo, los tratamientos hormonales necesarios en todas las fecundaciones in vitro Estos fármacos permiten obtener una mejor producción y desarrollo de óvulos, pero también están relacionados con un mayor riesgo para la mujer. Los efectos secundarios son raros, aunque cuando ocurren pueden ser graves. La estimulación hormonal se asocia a un mayor riesgo de cáncer de ovario y al llamado síndrome de hiperestimulación ovárica, un problema grave que puede poner en peligro al 2 de las pacientes tratadas. La técnica que ha aplicado con éxito el Instituto Universitario Dexeus de Barcelona sólo requiere una pequeña dosis de tratamiento hormonal, el 20 de lo que se utiliza en las fecundaciones in vitro convencionales. La dosis es tan baja que el riesgo de que la paciente sufra un síndrome de hiperestimulación es casi inapreciable asegura Pedro Barri, director del Departamento de Obstetricia, Ginecología y Reproducción de Dexeus. Menos eficaz que la fecundación in vitro normal La maduración de ovocitos reduce costes y evita riesgos a las mujeres que se someten a tratamientos de reproducción, pero aún es poco eficiente. La tasa de embarazo no alcanza el 30 frente al 45 de las fecundaciones in vitro convencionales. La nueva técnica abre, sin embargo, nuevas posibilidades a las parejas con problemas de infertilidad. Hemos iniciado el camino, este es el primer paso. No es una técnica de aplicación indiscriminada, tiene sus indicaciones y ahora debemos mejorarla explicó Pedro Barri, responsable del equipo del Instituto Universitario Dexeus que ha logrado el nacimiento. Los dos caballos de batalla son: mejorar la maduración en el laboratorio para obtener más óvulos aptos para su fecundación y más embriones adecuados para su implantación en el útero materno. Con esta técnica, de los 7 u 8 óvulos que se extraen, suelen madurar entre 4 y 5, como media, cuando con los tratamientos convencionales lo habitual es contar con 10 óvulos listos para ser fecundados. No es frecuente contar con embriones sobrantes que puedan congelarse y utilizarse en posteriores intentos asegura Barri. Un obstáculo añadido es la edad. La medicina reproductiva se mueve entre dos condiciones. Conseguimos tratamientos cada vez menos agresivos, pero al mismo tiempo nos enfrentamos a pacientes más mayores tos en el laboratorio. Pero se esperan nuevos nacimientos. De las doce parejas tratadas hasta la fecha, tres han logrado quedarse embarazadas, aunque sólo dos gestaciones han seguido adelante. Ignasi fue el primero y ahora se espera el nacimiento de otro bebé con esta técnica pionera. En Europa y Estados Unidos ya han nacido más de un centenar de niños, y no se ha registrado hasta la fecha ningún problema. El equipo de Reproducción de Dexeus posa con el pequeño Ignasi ABC Fecundación in vitro sin tratamiento hormonal 1. -La futura madre recibe una dosis mínima de estimulación hormonal. El 20 de lo que se utiliza en un tratamiento convencional 2. -En el décimo día del ciclo, se realiza una punción en el ovario para extraer entre cinco y 10 óvulos antes de que alcancen su punto óptimo de maduración 5. -El endometrio se prepara para acoger el óvulo fecundado con fármacos (estrógenos y progesterona) y se transfiere el embrión 4. -El óvulo se fecunda mediante microinyección espermática, una técnica que introduce el espermatozoide directamente en el óvulo 3. -Los óvulos inmaduros completan su desarrollo en el laboratorio en un medio de cultivo especial, durante 24- 48 horas CG. SIMÓN ABC Experiencia en Europa y EE. UU. Al prescindir de la estimulación, los óvulos se extraen inmaduros y se mantienen durante 24- 48 horas en un medio de cultivo especial hasta que alcanzan el desarrollo óptimo para ser fecundados. Después, el proceso es similar al de otros procedimientos in vitro Los óvulos maduros se fecundaron, inyectando directamente el espermatozoide para conseguir mejores resultados, y antes de transferir los embriones se preparó el útero con estrógenos para favorecer la implantación del embrión. El Instituto Dexeus es el primer centro español que consigue el nacimiento de un bebé tras madurar los ovoci- Los bebés han nacido sanos, sin ninguna alteración recuerda el doctor Pedro Barri. Sólo bajo indicación Buenaventura Coroleu, jefe de servicio de medicina de reproducción de la clínica Dexeus, está convencido de que el nacimiento de Ignasi será el primer paso para implantar la técnica en España y mejorar sus resultados, po- co a poco. La maduración de ovocitos es más segura para la mujer y reduce costes al prescindir de los tratamientos de estimulación que encarecen los ciclos de fecundación in vitro Pese a las ventajas, no sustituirá a las fecundaciones in vitro convencionales. Hoy es sólo una alternativa para mujeres que necesitan eludir los riesgos de la estimulación ovárica.