Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6- 7 40 LOS VERANOS DE el erotismo y se nos escapa el control- -continúa la actriz italiana- No a través de las palabras, sino que son los cuerpos los que hablan, la atmósfera, las miradas... Sin duda, Mónica y Riccado son una pareja que resultará explosiva, ya que son los dos sex symbol del momento en el cine italiano. En el plató hay una buena energía entre nosotros, pero lo que tú sientes y lo que después ve la gente puede ser muy diferente. Se tendrá que ver en la pantalla si al final esta química entre nosotros ha funcionado o no precisa. Lo que promete Mónica es que además del erotismo, también el público reirá en este episodio, pues muchos de los espectadores se verán reflejados JAZZ JULIO BOCCA Me despido en lo más alto POR D. LÓPEZ VALLE El festival de Ibiza cumplió su mayoría de edad PABLO MARTÍNEZ PITA IBIZA. Durante tres días, la ciudad de Ibiza reeditó un ritual que se viene celebrando desde hace dieciocho años: el encuentro entre los aficionados al jazz con varias de las figuras más destacadas del género, junto a otras que tienen en este escenario su inestimable plataforma de lanzamiento. La edición de 2006 comenzó el pasado jueves y duró hasta el sábado, y entre los nombres más reconocidos contaba, sobre todo, con el trompetista Tomasz Stanko. El veterano músico polaco, uno de los grandes del jazz europeo y de la prestigiosísima discográfica ECM, fue el encargado de clausurar el ciclo, y se puede decir que estuvo a la altura de la expectación creada. Él y su cuarteto ofrecieron el recital de más peso y solidez, funcionando como una máquina sin fisuras. Además, contaba con la ayuda de un joven y magnífico pianista, Marcin Wasilewski, al que el maestro dejó lucirse en numerosas ocasiones. El viernes, sin embargo, los ritmos latinos se apoderaron de la velada merced a la intervención de dos artistas cubanos, Regis Molina y Jorge Reyes. El primero es un saxofonista de sólo 21 años, ganador del concurso de su tierra JoJazz, y demostró que tiene un gran futuro por delante. Pero la verdadera fiesta comenzó cuando hizo su aparición Jorge Reyes. El contrabajista, miembro de Irakere y Habana Report, sabe cómo ofrecer una buena ración de sonidos latinos sin caer en malabarismos innecesarios ni en lugares comunes. El apéndice de su actuación también fue muy del agrado de los asistentes: una jam session formada por los componentes de ambos grupos caribeños más la aportación del pianista gallego Abe Rábade, uno de los jazzístas españoles que más elogios está cosechando en los últimos tiempos. Precisamente fue él la principal figura de la jornada de apertura, cuando se puso en marcha el proyecto Ibizajazz Experience 06. Se trata de reunir todos los años, y en una actúación única, a músicos que hayan pasado por el festival. En este caso, además del citado pianista, estuvieron Jesús Santander al saxo tenor, Guim García al saxo alto, Pablo Martín al contrabajo y Marc Ayza a la batería. A pesar del escaso tiempo que tuvieron para ensayar, demostraron que entre ellos funciona la suficiente química como para conducir el barco a buen puerto. Divina comedia La película retoma los tonos de la comedia italiana, que popularizaron directores como Dino Risi, donde, tras la ironía, encuentras la poesía y donde cada espectador, de manera diferente, encuentra algo suyo explica la actriz. En otro de los episodios se habla de una pareja gay italiana que vuela a España para intentar beneficiarse de la ley que permite los matrimonios homosexuales y Mónica Bellucci, sobre esta cuestión, lo tiene claro: Todos tienen el derecho a amar. Yo soy muy libre en todo esto y no me dan miedo los excesos. El límite lo tiene que encontrar cada uno dónde y cómo quiere y para esto se necesita una sociedad libre que los permita. Si los gays se quieren casar, yo lo apoyo, y apoyo una sociedad que lo permita comenta. Otro de los episodios de la película versa sobre la maternidad y Mónica Bellucci, además de ser actriz, siempre recuerda que también es madre de una niña de 20 meses, Deva. Con un hijo tienes menos ganas de trabajar- -explica- Soy una actriz, pero también soy una madre, y con la maternidad las mujeres cambiamos, al igual que nuestras prioridades. Por ahora mi hija no me ha creado ningún problema a la hora de trabajar, porque es pequeña y la llevo conmigo, pero cuando crezca las cosas cambiarán Este año, a la protagonista de Malena se la verá en cuatro producciones diferentes y comenta que ella se siente afortunada, porque no todos pueden tener la posibilidad de trabajar en el mercado internacional pero ya anuncia que no podrá seguir trabajando a este ritmo. No voy a seguir trabajando así durante toda la vida. Con los años, mi hija no podrá estar conmigo en el rodaje y entonces trabajaré menos. Haré, como mucho, una película al año BARCELONA. Serán sus últimos saltos, sus últimas ovaciones, sus últimas reverencias, su última despedida... y el Liceo de Barcelona no volverá a ver a Julio Bocca (Buenos Aires, 1967) Al menos sobre el escenario. El bailarín argentino deja la realidad para convertirse en mito y mañana iniciará las últimas cinco funciones en el Gran Teatro del Liceo: Echo la vista atrás y me siento orgulloso de mi carrera. De lo que hice y de cómo lo hice... porque fue a mi manera. Es impresionante comprobar cómo en todos los sitios en los que trabajé, conseguí el respeto de todo el mundo. En Barcelona, y en España en general, sé que la gente me quiere y me admira. Incluso la prensa comenta Julio Bocca visiblemente emocionado. El bailarín argentino ofrecerá del 2 al 6 de agosto en Barcelona algunas de sus interpretaciones más celebradas, como el paso a dos de Don Quijote junto a otras piezas como El lago encantado (con música y texto de Les Luthiers, ahí es nada) y El hombre de la corbata roja Tras Barcelona proseguirá una gira que se inició en un Nueva York rendido y que verá el final el 21 de diciembre de 2007 en su querido Buenos Aires. ¿Más tarde? Nada. No quiero hacer nada. Llevo bailando desde los cuatro años y la rutina del baile ya me aburre. Ahora quiero poder... no sé, tomarme un café cuando quiera y no sólo los domingos. Durante veinticinco años fue el único día que podía tomar un café ¿Y posibilidad de vuelta? Me despido en lo más alto. Y me voy porque es mi decisión: sinceramente he realizado todos mis sueños Julio Bocca, ayer en Barcelona EFE