Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4- 5 40 LOS VERANOS DE CURSOS Benjamín Prado: La historia es muy difícil contarla desde la pasión A. ASTORGA MADRID. Cuando preparaba un escrito sobre Carmen Laforet, Benjamín Prado dio con un pequeño tesoro: un artículo de Francisco Ayala- -publicado en la revista Realidad que él fundó en su exilio boanerense- -que cobijaba un revelador argumento. La lectura de Nada había desencadenado un fenómeno muy interesante: La guerra o la dictadura la cuentan personas que no tienen dolores autobiográficos Es decir, la historia es muy difícil contarla desde la pasión- -sostiene Prado- hay que hacerlo desde la distancia El poeta y novelista, autor de Mala gente que camina (libro que le ha causado una serie de furiosas reacciones, de una violencia que me ha asombrado muchísimo al acusarme de abrir heridas dirige en El Escorial el curso 75 años de la República: los escritores ante la Guerra Civil y la Posguerra que quiere rescatar silencios y plantear un debate sereno de desacuerdos educados Una escena del ensayo general de La Traviata de Zeffirelli MIGUEL DE LAS CUEVAS Zeffirelli Verdi que te quiero Verdi El Festival Internacional de Santander abre hoy sus puertas con una producción de La Traviata que ha dirigido el cineasta italiano Franco Zeffirelli POR JOSÉ MARÍA GUTIÉRREZ ubrayar la historia de amor que viven sus protagonistas, tanto en lo escénico como en lo musical, frente a los aspectos más mundanos de la ópera de Verdi y realizar una versión rica en sugestiones, han sido las aportaciones más personales que ha realizado Franco Zeffirelli a la producción de La Traviata que inaugura hoy el Festival Internacional de Santander. Así lo destacó ayer el director musical, Massimiliano Stefanelli, que demostró su admiración por trabajar junto al cineasta italiano, responsable de la escenografía y dirección de escena de esta obra maestra del verismo italiano. Al frente de la Sinfónica de la Fundación Arturo Toscanini Stefanelli disculpó la ausencia en la capital cántabra de Zeffirelli, a la vez que elogió el entendimiento entre ambos, circunstancia poco común en el mundo de la ópera. No es sólo un gran director de ópera, sino también uno de los más grandes músicos que he conocido. Es S el único director de escena con el que he trabajado que entiende la música tal y como es, y esto incide en el modo que toca la orquesta y que cantan los intérpretes. Zeffirelli es un mito- -añadió- -y a veces trabajar con un mito es más fácil que trabajar con un gran artista. Tiene ya 82 años, pero es el más niño de todos nosotros Dumas y la memoria Stefanelli explicó que otro de los aspectos que distinguen esta obra, y que se deriva de La dama de las camelias la novela de Alejandro Dumas en la que se basa, es la memoria. De esta forma, la ópera comienza con los recuerdos de Alfredo Germont y cómo estos van tomando vida para ir contando la historia. Los artistas encargados de interpretar ante el público cántabro esa historia de amor, de vida y muerte, que es La Traviata son la soprano búlgara Svetla Vassileva (Violeta) el tenor Roberto Aronica (Alfredo) y el barítono Giovanni Meoni (Germont) Los cantantes estarán acompañados sobre el escenario por el Coro de la Fundación Toscanini y el Ballet Español de Lucía Real y El Camborio. Vassileva, que regresa al FIS donde ya interpretó hace seis años Paggliaci encarna a la cortesana parisina enferma de tuberculosis que se ve abocada a renunciar a su gran amor. Violeta es un personaje completo de esos que todas las sopranos quieren cantar. Incluso a algún barítono le gustaría bromeó. También Roberto Aronica es un tenor conocido por el público de Santander, donde hace tres años cantó, por ejemplo, Simón Boccanegra y, como le ocurre a su compañera de reparto, La Traviata es una de las óperas, junto a La Bohème y Rigoletto que más veces ha interpretado. Así, se ha enfrentado a su papel del enamorado Alfredo en más de veinte producciones. Su padre en esta obra, Giovanni Meoni, debuta hoy en el festival santanderino y prácticamente en España, ya que sólo había actuado hasta ahora una vez en Madrid con la Fundación Arena de Verona. La producción, que llega esta noche al Palacio de Festivales y que se volverá a representar el jueves, fue estrenada en 2002 en el Teatro Verdi de Busseto, la localidad natal del compositor, con motivo del centenario de su muerte. Ley de Memoria Histórica La escritora Almudena Grandes evocó tres de esos silencios: los desarraigos que sufrieron Antonio Machado, Manuel Altolaguirre y Max Aub. Y no silenció la Ley de Memoria Histórica. Es un proyecto extremadamente moderado que se queda corto para ahorrarse problemas. No va a contentar ni a izquierda, ni a derecha, y la postura del PP es de anormalidad absoluta. La derecha democrática, constitucional, no ha hecho jamás el ejercicio de conciencia como la derecha italiana o alemana lamentó Grandes. Sobre la revisión o no de la historia, Benjamín Prado arguye que uno puede discutir las maneras de revisar la historia, pero no puede dictaminar que la historia no debe revisarse Y asegura que la Transición no fue perfecta e intocable porque eso es absurdo. Durante el franquismo se crearon prestigios y desprestigios exagerados sobre vencedores y vencidos. Los mismos que convertían a Rafael Alberti o a María Teresa León en monstruos vestían a Dionisio Ridruejo de ángel. Nada será ni blanco ni negro, sino todo lo contrario, como, por ejemplo, que Ridruejo admite cualquier tipo de críticas o de defensa. La Historia pertenece al terreno de las ideas