Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 1 8 2006 31 Los extranjeros desaparecidos del Padrón pueden provocar a la región unas pérdidas de 200 millones al año Cientos de pasajeros reclaman en Barajas por retrasos en vuelos y sobreventa de billetes Un médico de Barcelona, condenado también a pagar un millón por daño cerebral a una niña nado a un ginecólogo del Hospital Sant Jaume de la población a indemnizar con un millón de euros a una niña que padece graves lesiones cerebrales debido a una insuficiencia cardíaca que sufrió durante el parto y ante la que el médico tardó tres cuartos de hora en reaccionar. El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Olot condena al ginecólogo a 360 euros de multa por una falta de imprudencia leve y declara responsable civil subsidiario al hospital y a la aseguradora del mismo. Además, obliga a los condenados a pagar otros 135.000 euros de indemnización a los padres de la niña. La madre de la niña, que se encontraba en la fase final de la gestación, acudió en noviembre de 2001 al servicio de urgencias del Hospital Sant Jaume de Olot, donde ingresó tras ser atendida por la comadrona de guardia. Hacia las seis de la mañana, la paciente fue trasladada a la sala de partos y, hora y media más tarde, fue visitada por el ginecólogo condenado, que le comunicó que no había llegado aún el momento del parto y abandonó la sala. A pesar de las complicaciones que empezaron a producirse, no acudió a la sala de partos hasta pasadas las 8,00 horas. La niña sufrió lesiones cerebrales irreversibles, entre ellas encefalopatía grave y epilepsias generalizadas, lo que la convierten en un ser limitado y completamente dependiente, sostiene la sentencia. Un hombre con múltiples antecedentes penales muere de una cuchillada en la vía pública. La víctima subió malherida hasta un piso situado en el número 2 de la calle Luis Alcalá de Alcalá de Henares, donde falleció M. J. ÁLVAREZ MADRID. Un hombre falleció ayer de una única cuchillada en el municipio de Alcalá de Henares. Los hechos sucedieron sobre las 21.45 de la noche, cuando, por circunstancias que no han podido ser determinadas, un hombre de 51 años fue apuñalado en la vía pública. Malherido, se encaminó hacia una vivienda situada en el 2 B del número 2 de la calle de Luis Alcalá. Alguien debió dar la voz de alerta a Emergencias 112, quien desplazó hasta el lugar una UVI- móvil del Summa. A la llegada de los facultativos, nada pudieron hacer por su vida, salvo certificar su muerte. Presentaba una única herida punzante y penetrante en el abdomen que le originó una gran hemorragia. Se trata de Juan Ramón López Franca, de 51 años de edad. La Policía confirmó anoche que tenía trece antecedentes penales con esa identidad, y que, además, usaba otras tres diferentes, con otro largo historial delictivo. Los principales delitos que se le imputan son resistencia, tenencia ilícita de drogas, si bien los más numerosos y que b La agresión se produjo ANGEL DE ANTONIO el pago complementario de una pensión vitalicia mensual de 300 euros, actualizable con el IPC anual, al pequeño Víctor Manuel. Este no es el único fallo que condena la negligencia médica en un parto. Un juzgado de Olot ha conde- motivaron el mayor número de arrestos fueron los perpetrados por malos tratos, al quebrantar las órdenes de alejamiento que se le impusieron (dos en 2005 y otra en 2006) El Grupo de Homicidios de la Brigada de la Policiía Judicial está tratando de determinar el móvil del suceso. Este nuevo apuñalamiento se enmarca dentro de la nueva oleada de violencia que Madrid viene viviendo en los últimos meses y, con especial virulencia, en las dos últimas semanas, donde se han registrado seis muertes violentas por arma blanca. Entre los sucesos que más conmoción han causado destacan las absurdas muertes de dos jóvenes, uno en la calle de Cervantes y otro en la plaza de Barceló. El primero fue atracado y apuñalado por unas monedas; el segundo, por intentar evitar que le robaran el móvil a una chica. En lo que va de año, Madrid ha registrado 41 crímenes, frente a los 33 hasta el 31 de julio del año anterior. 2005 acabó con 58 muertes violentas, una cifra más baja que en ejercicios anteriores. 2001 fue el año negro por excelencia, en el que se registraron 99 homicidios. De seguir la tendencia actual, las víctimas de este año pueden superar al del precedente. De las ocho muertes del mes de julio, cinco han ocurrido concentradas en dos fines de semana en zonas céntricas, turísticas y de copas.