Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 1 8 2006 Nacional 13 EL DIÁLOGO GOBIERNO- ETA Egibar se desmarca y aboga por meter presión al Gobierno ABC MOTRICO (GUIPÚZCOA) El presidente del PNV de Guipúzcoa, Joseba Egibar, opinó ayer que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha diseñado un proceso de paz lento, confuso y tedioso en el que no atenderá las reivindicaciones nacionalistas si no siente presión y si no ve la necesidad Además, manifestó que en Cataluña le ha salido bastante bien la jugada por lo que consideró que intentará aplicar a la realidad del pueblo vasco la misma terapia Añadió que todos, partidos e instituciones políticas, tienen que trabajar lo más coordinadamente, para que los escenarios que se consigan no tengan marcha atrás Dijo que la clave para la solución del conflicto político es el respeto a que aquí hay un pueblo y que consiguientemente tiene derecho a decidir Imaz conversa ayer en Bilbao con el alcalde de la ciudad, Iñaki Azkuna, y el ex lendakari José Antonio Ardanza EFE Imaz reivindica el pragmatismo histórico del PNV para un acuerdo entre nacionalistas y no nacionalistas El dirigente admite que en su propio partido le acusarán de debilidad b Ante la plana mayor del PNV, que cumplía ayer 111 años, dijo que en dos años se definirá el futuro de la convivencia de los vascos en el primer cuarto del siglo M. LUISA G. FRANCO BILBAO. Josu Jon Imaz aprovechó la celebración del 111 aniversario de la creación de su partido para reivindicar el pragmatismo histórico de la formación política que dirige y reclamar la consecución de un acuerdo entre nacionalistas y no nacionalistas que garantice la cohesión de la sociedad vasca. Con un discurso que recordaba a la época del ex lendakari José Antonio Ardanza, presente ayer en Sabin Etxea Imaz dejó claro que su voluntad de acuerdo con el adversario político no excluye la firmeza en la defensa de sus principios, aunque reconoció que en su propio partido habrá quienes consideren su postura una muestra de debilidad. so, falta de arrojo a la hora de marcar con contundencia las posiciones decía Imaz. El presidente de la Ejecutiva del PNV se refería, sin citar nombres entre quienes podían hacer esas interpretaciones, al lendakari Ibarretxe, quien no hace mucho reclamaba públicamente que el cambio del marco jurídico vasco se realizara por un acuerdo de mayorías, lo que suponía una negociación entre nacionalistas. Imaz consideró que definir el futuro de la convivencia de los vascos en el primer cuarto del siglo XXI puede llevar dos años, plazo que se ajusta al calendario adelantado por ABC. Señaló además que estamos en una coyuntura histórica en la que no es momento de trincheras, sino de ir en busca del adversario para encontrarnos en un suelo común detrás de lo cual anidaría un gran compromiso consciente y responsable de construcción nacional Ejercicio frustrante En un repaso a la historia del PNV, Imaz recordó a Manuel de Irujo, su pragmatismo y su defensa de la persona por delante de las instituciones y de la patria. Consideró frustrante que la política se convierta en un ejercicio teórico sobre quién es más o menos abertzale y defendió la estrategia de avanzar en la preservación de nuestra identidad y en el desarrollo del autogobierno con estrategias concretas. Reivindicó Imaz la paz como prioridad de la acción del PNV y consideró que su partido había defendido siempre la democracia frente a la imposición de los proyectos políticos a través de la fuerza y el terror Distanciándose de la izquierda abertzale, dijo que era el momento de dejar constancia del profundo error político y del daño moral que el terrorismo ha causado a tantas personas y a la causa nacional vasca, de su falta de legitimidad, su torpeza política y su absoluta inmoralidad Recordó Imaz la declaración aprobada por el Parlamento vasco en 1990 en la que se afirmaba que la construcción nacional es un proceso gradual y el manifiesto del Aberri Eguna de 1988, que abogaba por una sociedad cohesionada para construir la nación vasca en el siglo XXI El presidente de la Ejecutiva del PNV habló también de las cartas con las que se iba a sentar su partido a la mesa en la que se negociará el nuevo marco jurídico del País Vasco y dijo que en este proceso nos hemos impuesto como objetivo la obtención de acuerdos integradores sobre el futuro de Euskadi, con mayorías lo suficientemente cualificadas como para cumplir el principio de no imponer un acuerdo de menor aceptación que los actualmente vigentes La voluntad de acuerdo de Imaz no rebaja un ápice los objetivos de su partido con vistas a conseguir en este proceso un autogobierno que contemple garantías jurídicas plenas y sistemas de arbitraje bilaterales Asegura que no es aceptable un nuevo marco político que tenga menos apoyo que el actual Pone también distancia con Batasuna, al denunciar el daño causado por ETA a la causa nacional vasca Lejos de Ibarretxe Soy consciente de que, en una lectura superficial, esta llamada al encuentro puede llegar a interpretarse como tibieza en los principios, debilidad en la defensa de las posiciones propias e, inclu-