Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 MARTES 1 8 2006 ABC Nacional Zapatero intentará convencer a Solana para que compita con Gallardón en Madrid El PSOE quiere cortar las alas al alcalde como posible sucesor de Rajoy al frente del PP b El alto representante europeo para la política exterior, aunque cansado por la ineficacia de la UE, se muestra reticente porque no tiene nada que ganar GONZALO LÓPEZ ALBA MADRID. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, comienza hoy- -tras la audiencia de ayer con el Rey- -sus vacaciones en la isla de Lanzarote, pero se lleva consigo un cartapacio con deberes marcados por el sello de la confidencialidad. Contiene no sólo el expediente del proceso de paz -ha dicho que no se sabrá cuándo comienzan las conversaciones con ETA, pero antes había señalado agosto como mes de referencia- sino también otros vinculados con las próximas convocatorias electorales que entrañan operaciones políticas de largo alcance. Durante el mes de agosto no sólo decidirá a quién sitúa en septiembre al frente del Ministerio de Industria en sustitución de José Montilla- -la lista de candidatos es amplia: David Vegara, Joan Rangel, Antoni Castells- intentará dar el último empujón a Juan Fernando López Aguilar para que acepte renunciar a la cartera de Justicia para ser candidato a la presidencia del gobierno de Canarias- -objetivo estrechamente vinculado al problema migratorio- -y decidirá quién le sustituye- -la opinión de la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, será determinante- Además, Zapatero, según ha podido saber ABC de fuentes próximas, quiere aprovechar estas fechas para intentar convencer a Javier Solana de que acepte competir con Alberto Ruiz Gallardón por la Alcaldía de Madrid, si bien, en el caso de que la oferta fuera aceptada, no se haría público de inmediato. impuso como cartel electoral a Trinidad Jiménez, decisión que obligó al PP a cambiar el paso y poner en liza a un peso pesado como Ruiz- Gallardón, a la sazón presidente de la Comunidad. La posible candidatura de Solana volvió a reactivarse a comienzos de este año (ABC, 5 2 2006) y ahora está en el cartapacio que Zapatero se lleva a Lanzarote porque el tablero se ha movido. Por una parte, el alto representante de la UE para la política exterior y de seguridad ha visto abortada la expectativa de convertirse de hecho en el número dos de la Unión como consecuencia de la hibernación de la Constitución europea, y la guerra de Oriente Próximo le ha vuelto a poner ante la evidencia de que sus esfuerzos apenas se materializan porque Europa ha vuelto a demostrar su escasa influencia. Fuentes próximas a Solana reconocen que muestra síntomas de agotamiento -lleva catorce años sin bajarse del avión- pero mantiene sus reticencias a embarcarse en una confrontación electoral en la que con su trayectoria, no tiene nada que ganar y sí que perder Sin embargo, dando por sentado que Solana no aceptaría la candidatura sin una expectativa razonable de poder ganar, el PSOE está ahora en condicio- El Rey y Zapatero, tras la audiencia mantenida ayer en Marivent nes de presentarle estudios demoscópicos que, sin garantizarla, avalan esa posibilidad. Según las fuentes consultadas, el PSOE dispone de sondeos según los cuales un creciente número de madrileños ven a Ruiz- Gallardón como un alcalde con ambiciones faraónicas que ha elevado las contribuciones de los madrileños para costear grandes obras, pero que no ha prestado atención a resolver sus problemas cotidianos. Además, su actitud de equilibrista dentro de su partido- -que le ha reprobado haber celebrado una boda gay- -le sitúa en un peligroso territorio de nadie ya que- -según esos sondeos- -para los votantes progresistas no termina de desmarcarse de José María Aznar, mientras que resulta- -como poco- tibio para los del PP, que se decantan por la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, mejor valorada que su compañero incluso en Madrid ciudad. La lección de Mancha y Bono Con este dibujo de la situación, los socialistas creen que un candidato de peso como Solana podría desbancar a Ruiz- Gallardón, un objetivo que tiene un alcance que no se limita a la importancia simbólica de gobernar Madrid ni a la estratégica de doblegar al PP en el territorio que se ha convertido en el Sondeos del PSOE apuntan por primera vez que Gallardón puede ser batido con un candidato de peso Rubalcaba, ministro de guardia Zapatero se mantendrá en vacaciones pendiente de todos los acontecimientos que se puedan producir. No obstante, con la vicepresidenta primera, Fernández de la Vega, de gira por Iberoamérica hasta el día 6, se han establecido turnos de guardia semanales. El primero ha correspondido al ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el segundo al vicepresidente económico, Pedro Solbes. La actividad del presidente del Gobierno no se limitará a las gestiones discretas o secretas, sino que desarrollará también varias actividades públicas. Para empezar, mañana hará una visita institucional al Cabildo de Lanzarote y más adelante visitará las islas de La Palma y Gran Canaria. El día 19 protagonizará un mitin del PSOE en Las Palmas. El primer Consejo de Ministros tras las vacaciones se celebrará el día 25. El día 30 volverá a Palma de Mallorca para despachar con el Rey. Y septiembre lo arrancará, el día 1, con otra reunión del Consejo de Ministros, que seguramente será la última a la que asista Montilla y, probablemente, también López Aguilar, aunque éste ha pedido una prórroga para poder ejercer de anfitrión de la reunión que el G- 6 de la UE celebrará en Canarias a finales de ese mes para abordar asuntos de inmigración y Justicia. El día 3, Zapatero intervendrá en la fiesta socialista de Rodiezmo (León) y el 5, viajará a Marruecos. Cambio de escenario No es la primera vez que se plantea esta posibilidad, pero las circunstancias han cambiado de forma sensible. Hace cuatro años, la candidatura de Solana fue alentada desde el interior del partido en Madrid, pero Zapatero la desechó porque, en aquel momento, creía necesario presentar a alguien que representara la renovación del PSOE y, con José María Álvarez del Manzano,