Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 31 7 2006 Sociedad 45 Reaparece el segundo trasplantado de cara del mundo con su nuevo rostro Li Guoxing, un cazador chino, perdió media faz en el ataque de un oso b Médicos chinos le implantaron Buenos resultados de un tratamiento contra la ceguera de los ríos b Investigadores del Hospital Clínico de Barcelona demuestran que se puede reducir a la mitad la prevalencia y la intensidad de una infección que destruye la visión ABC MADRID. La oncocercosis o ceguera de los ríos es una de las enfermedad endémicas que causa estragos en el continente africano y en América. Se transmite por la picadura de la mosca negra, un insecto que habita en condiciones ambientales de humedad, con ríos de aguas rápidas. Al picar al hombre, la mosca transmite un parásito en forma de larva que se disemina por la piel, los ojos y otros órganos, debilitando el organismo. Una de sus peores consecuencias es la ceguera. En Guinea Ecuatorial, un equipo de médicos españoles ha demostrado que la prevalencia de la infección puede reducirse a la mitad con un tratamiento farmacológico. Durante ocho años, médicos del Hospital Clínico de Barcelona han probado el impacto de la ivermectina en la población rural de doce comunidades. El tratamiento redujo la presencia de la enfermedad a casi la mitad. La prevalencia pasó de un 74,5 al inicio del estudio hasta un 38,4 después de ocho años. Además la administración del fármaco disminuyó en 2,6 veces la incidencia en niños de 0 a 4 años. El proyecto, liderado por el microbiólogo Jordi Mas, ha sido financiado por la Agencia Española de Cooperación Internacional y la Organización Mundial de la Salud (OMS) La erradicación de la ceguera de los ríos es uno de los objetivos de la OMS tras la aparición de un medicamento eficaz. La enfermedad está presente en 37 países, la mayoría africanos. Aunque hay focos importantes en Venezuela, México y Guatemala. en abril la mejilla, la nariz, el labio superior y la ceja de un donante cadáver. Volverá a ser operado para tener un aspecto más natural PABLO M. DÍEZ. CORRESPONSAL PEKÍN. Tres meses y medio después de someterse al segundo trasplante facial del mundo, este fin de semana ha vuelto a su pueblo natal de Yunnan, en el sur de China, Li Guoxing, un cazador que perdió la mitad derecha de su rostro al ser salvajemente atacado por un oso negro en 2004. Horriblemente desfigurado por aquel accidente, Li se marchó de su casa convertido en un monstruo, pero ha regresado con una cara nueva. Por primera vez desde la operación, el paciente mostró su semblante reconstruido cuando, el pasado viernes, abandonó el Hospital Militar Xijing de Xi an, donde un equipo de 12 de cirujanos necesitó 14 horas para implantarle la mejilla, la nariz, el labio superior y la ceja de un único donante el pasado 14 de abril. A la vista del resultado, la intervención ha resultado todo un éxito que, no obstante, aún necesita ciertos retoques. Si bien Li Guoxing ha recuperado medio rostro, su aspecto no está tan logrado como el de Isabelle Dinoire, la mujer francesa a quien se le practicó el primer trasplante facial en noviembre del año pasado en Amiens. Debido a la hinchazón que todavía se aprecia en la mitad derecha de su cara, el cazador chino, de 30 años, tendrá que volver a pasar por el quirófano durante las próximas semanas para que los cirujanos plásticos le den a su fisonomía una expresión más natural Guoxing, en su primera comparecencia pública tras la operación de trasplante montañas de la provincia de Yunnan, el paciente tendrá que regresar de nuevo al Hospital de Xi an para continuar con el proceso post- operatorio y con las nuevas intervenciones previstas. En caso de que continúe su mejoría, la medicina china se habrá apuntado un gran tanto al culminar de manera satisfactoria el segundo trasplante de cara efectuado en el planeta. Todo un AP Piel recompuesta y viva A pesar de esa nueva operación, el responsable del trasplante, el doctor Guo Shuzhong, aseguró que el paciente se está recuperando bien porque la piel recompuesta ya está viva Corroborando sus palabras, Li Guoxing lucía un pequeño bigotito sobre el labio implantado e incluso le han salido algunas espinillas en el rostro, aunque los médicos habían pronosticado que no volvería a recuperar la sensibilidad hasta pasados seis meses. Estoy muy contento de poder volver a casa así agradeció el cazador en un chino bastante rudimentario, ya que este miembro de la etnia Lisu no hablaba mandarín antes de llegar al Hospital, sino el dialecto de su región. Alejado de su hogar durante los últimos meses, Li Guoxing explicó que echaba de menos a su esposa y a sus dos hijos, por lo que acudió al reencuentro con ellos, acompañado por dos de los médicos que le han tratado. Debido a las pobres condiciones sanitarias de su pueblo, perdido en las logro científico que contrasta con la precaria situación de la sanidad en el gigante asiático, donde el 48,9 por ciento de los enfermos no pueden costearse los tratamientos. Con un 79 por ciento de la población rural sin acceso a ningún tipo de cobertura social, Li Guoxing puede considerarse un hombre afortunado porque el Hospital Xijing sufragará la operación. El CSIC advierte que cada año habrá más medusas en las costas mediterráneas ABC MADRID. La invasión de medusas en las costas mediterráneas continuará y se intensificará, año tras año, por el cambio de las condiciones climáticas. Esa es la previsión del Instituto de Ciencias del Mar del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Sólo un cambio metereológico, con tormentas y lluvias, podría aliviar el problema este verano. El investigador Josep Maria Gili considera la llegada masiva de medu- to y actúan como una barrera para que las medusas no alcancen la costa. Cuando no llueve, las aguas de la costa son muy similares a las de mar abierto y no existe esa protección natural. Tentáculos de 15 metros sas como una señal de aviso que envía el mar como reacción a la fuerte presión medioambiental que ejercen las actividades humanas. La sobrepesca de atunes y tortugas- -sus depredadores naturales- -y la ausencia de lluvias por el cambio climático son los principales responsables de la presencia de medusas en las costas, explicó Gili. En años normales de precipitaciones y con tormentas de verano, las aguas de la costa son más frías y menos salinas que las de mar abierLas especies de medusas que llegan a nuestras costas no han variado en los últimos años, aunque el aumento de las temperaturas podría ser un reclamo para otras especies más peligrosas. El experto del Instituto de Ciencias del Mar advirtió que la denominada carabela portuguesa típica de aguas cálidas podría llegar a las costas españolas procedente de África. Tiene tentáculos muy largos, que pueden alcanzar los 15 metros, y es muy urticante indicó.