Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 Sociedad LUNES 31 7 2006 ABC La gran cita informática echó el cierre. En la imagen, unos campuseros recogen su original equipo 168 horas de actividad frenética. 6.905 es la cifra total de participantes de la Campus 2006. La gran mayoría de los asistentes abandonó Valencia en la madrugada del domingo. Para la organización la décima edición ha sido un éxito Regreso a la realidad TEXTO: RODRIGO MORALEJO FOTO: MIKEL PONCE VALENCIA. La Campus Party llegó a su fin tras 168 horas de actividad frenética. A las 14.00 de ayer se cerró de forma oficial la décima edición. La gran mayoría de los campuseros abandonó Valencia en la madrugada del domingo. El resto aguantó ante sus ordenadores hasta el día de cierre. Ahora toca volver a la realidad tras siete días aislados en el mundo virtual. El lunes toca madrugar y trabajar. Ojalá la Campus no acabara nunca comenta un chico gaditano sin levantar la mirada del monitor. La directora general del evento, Belinda Galiano, se mostró muy orgullosa por los resultados obtenidos. Campus Party ha acogido a 6.905 participantes, de ellos 5.200 con equipo informático. Más de un millar de participantes han venido sin ordenador únicamente atraídos por nuestra oferta de actividades afirma Galiano. Tres mil personas se han acercado a visitar la zona de acceso libre, Campus Experience. Quinientas mil conexiones simultáneas de visitas on line lo que denota el interés que existe en todo el mundo por Campus Party. Ha sido un éxito increíble. Creo que hemos respondido a las expectativas de todo el mundo, y esperamos seguir creciendo explica Galiano. La gran cita informática terminó sin altercados importantes. Las insta- Muchos asistentes apuraron el tiempo para hacer las últimas descargas y emplazarse para el año próximo laciones han estado vigiladas las 24 horas del día por casi 70 personas. La seguridad ha estado muy bien. Este es mi primer año y esperaba algo más de descontrol. En ocasiones resultaba molesto tener que mostrar la mochila cada vez que entrabas o salías de los pabellones, pero la seguridad de poder dejar tu ordenador en la mesa sin problemas es algo de agradecer afirma Venancio Romero, campusero malagueño. Los escuadrones virtuales volaron en Campus Party El área de simulación de Campus Party albergó el Primer Congreso de Simulación de Vuelo Virtual. Allí se dieron cita los 39 escuadrones virtuales que existen en España para formar una federación en la cual estén todos representados. Esto es una forma de vida. Tratamos de lograr que todos volemos unidos y podamos lograr cotas importantes afirma Mandra, responsable del área de simulación y miembro de uno de los escuadrones que vuela en el cielo virtual. El área de juegos triunfó de nuevo. La pasión se desbordó en las entregas de premios de los 16 concursos oficiales y 8 de las distintas áreas. La final de Pro Evolution Soccer 5 albergó a más de 500 personas que se emocionaron con el partido ofrecido entre Cosco y el Puto amo Esta es la demostración de que el mundo virtual puede llegar a levantar tantas pasiones como el real afirma Raúl Martín, encargado del área de juegos. La última noche Más de una decena de focos iluminaron la última noche de los campuseros Los faros fueron creados por iniciativa propia de los participantes. Casi un centenar de personas trabajaron para dar forma al proyecto y crearon un red de luces conectadas a internet capaces de encenderse y apagarse a golpe de ratón. Para el encargado del área de robótica, Alejandro Alonso, los faros son el ejemplo de lo que realmente se busca en la Campus Party: Fomentar la cooperación y la unión de las personas El promotor de la idea de los focos de luz, un valenciano que estudia Ingeniería explicó que las grandes empresas se enzarzan en una maraña de papeleo para realizar grandes proyectos. Nosotros en una sola noche y con el apoyo e interés de la gente hemos logrado encender más de 15 focos. ¡Imaginad lo que hubiéramos podido lograr en más días! La madrugada del domingo siguió el patrón de las anteriores noches con una actividad sin descanso. Algunos campuseros terminaban sus últimas descargas, otros intercambiaban sus e- mail y números de teléfono. La gran mayoría recogía sus ordenadores e iniciaba el retorno a la realidad. Ha sido increíble, he conocido gente de todos los sitios. El año que viene espero volver y seguir aprendiendo explica Venancio Romero. Las puertas de la Campus 2006 se cerraron definitivamente ayer al mediodía. La sensación de haber aumentado los conocimientos es común entre los participantes y miembros de la organización. Galiano ya piensa en el futuro y sus miras ya apuntan a la undécima edición. Para entender la Campus Party hay que vivirla y sentirla. El futuro está en la tecnología y estos eventos son su puerta de acceso