Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión LUNES 31 7 2006 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. ESTAMOS HARTOS DE LOS POLÍTICOS (Y III) UE los ciudadanos suspenden a los políticos en las encuestas, que los candidatos lleguen al poder con un mínimo margen, que se acelere la alternancia son signos de la apatía que la clase política produce en el electorado. Pero la prueba definitiva está en el descenso de ciudadanos que acuden a las urnas. La abstención en las elecciones al Parlamento Europeo de LUIS IGNACIO 2004 llegó al PARADA 58,6 por ciento. En las anteriores, con una UE de 15 miembros, había alcanzado ya el 50,2 por ciento. En las últimas presidenciales de Estados Unidos, la abstención superó el 51 por ciento. En las más recientes convocatorias de todos los países ha aumentado la abstención. En Japón, no votó el 49,3 por ciento de los censados; en las regionales alemanas de Baden- Württemberg llegó al 47,5; en las parlamentarias de Polonia se abstuvo el 45 por ciento de los censados; en Rusia, el 39,3; en las legislativas de Portugal, el 35; en las presidenciales francesas, el 32,2; en las elecciones al Parlamento británico, el 28,5; en las legislativas de Italia, donde el voto es obligatorio, se abstuvo el 17,6 por ciento del electorado. En España, las especiales circunstancias en las que se celebraron las elecciones de 2004 redujeron la abstención al 22,8 por ciento: en 2000 había llegado al 31,3. En el referéndum del Estatuto de Cataluña, la abstención fue del 50,6 por ciento. El descenso de la popularidad de los políticos reflejado en las encuestas, la despreocupación que produce su llegada al poder por mínimos márgenes de votos, la creciente inasistencia a las urnas no son sino algunas razones del hastío que producen últimamente en los ciudadanos sus disparatadas disputas, el impune incumplimiento de sus promesas electorales, su dedicación obsesiva a destapar corruptelas del adversario para desvanecer las propias. Pero si usted teclea en un buscador de internet estamos hartos de los políticos puede encontrar cientos de razones más para ese hartazgo. Tan claras como las que le transcribí anteayer. Q Vacaciones del presidente, no de nuestros bolsillos El punto 5 del apartado 3 del Código del Buen Gobierno dice así: Se administrarán los recursos con austeridad El punto 9 del mismo apartado dice así: Se abstendrán de hacer uso impropio de los bienes y servicios que la Administración General del Estado pone a su disposición por razón del cargo El Código del Buen Gobierno se debe al ministro Jordi Sevilla. Por lo visto, al hacerlo, éste distinguió entre la excelencia de la persona de su jefe- -José Luis Rodríguez Zapatero- -y la del resto de los mortales Formo parte de los contribuyentes. Al igual que millones de españoles, participo con el pago de mis impuestos al matenimiento de las instituciones del Estado. Como ciudadana que cumple con sus obligaciones tributarias, exijo al señor José Luis Rodríguez Zapatero que pague de su dinero- -no del dinero público- -sus costumbres de millonario; si no lo hace de ese modo, reclamo que me sea devuelta la parte proporcional de mis impuestos que han sufragado su viaje a Londres junto a su mujer e hijas, así como el desplazamiento de quince cocineros a La Mareta, modestísimo lugar de vacaciones, en consonancia con el espíritu de un socialista progre y solidario Invito a todos los españoles a que hagan lo mismo. Ángeles Macías Mora Madrid El Papa pide el alto al fuego Los obispos maronitas han hecho público un mensaje de condena los ataques israelíes en el Líbano, así como un llamamiento a la unidad de todos los libaneses. El secuestro de dos soldados israelíes no justifica el desmembramiento de todo un país, la muerte de centenares de personas y que se haga pasar hambre a gran parte de una población se lee en el mensaje. También la ONU debe asumir su papel para acabar con el ciclo de violencia en el Líbano, adoptando sin dilación una resolución que exija un alto el fuego inmediato Y se pide la intervención de las organizaciones humanitarias para el envío de alimentos, medicinas y otros bienes de primera necesidad Los principios que el Papa defiende son el derecho de los libaneses a la integridad y a la soberanía de su país, el derecho de los israelíes a vivir en paz en su Estado y el derecho de los palestinos a tener una patria libre y soberana No hay derecho, ni justificación, a que estas poblaciones civiles tengan que sufrir la destrucción de su país, injustamente golpeadas en un conflicto en el que no son más que víctimas, tanto las de Galilea- -obligadas a vivir en los refugios- como la gran multitud de los libaneses que han tenido que dejarlo todo. Lo que el mundo espera es el desarme de Hizbolá y el fin de la guerra, pero para ello es preciso que exista una autoridad reconocida, llámese como se llame, que se haga presente y sea efectiva en el escenario del conflicto. Y, mientras llega, la tragedia continúa, sin que nadie sea capaz de pronosticar cómo poder frenarlo. Margarita Toledano Arias. Málaga pero si quieren ajustar cuentas con su empresa les propongo lo siguiente. A los pasajeros, que somos ajenos a su empresa, dejen que vayamos en avión y llévennos a nuestros destinos gratis; sirvan los refrescos gratis, vendan sin cobrar los productos duty free En resumen, hagan gasto a la empresa, presiónenles así, pero no nos dejen en tierra, ¡por favor! Cristina Moríñigo Barcelona La trampa hidráulica Cuando se derogó y modificó el anterior Plan Hidrológico, aprobado por el Congreso durante el Gobierno del PP, una mayoría de aragoneses se alborozaron al suponer conjurado el riesgo de trasvase, sin advertir que las cesiones de Zapatero a la Generalitat suponían un peligro muchísimo mayor para los intereses de Aragón. El tratamiento otorgado al Delta del Ebro es una singularidad dentro del nuevo texto aprobado. No hay ni un solo tramo de ningún otro río español en el que los caudales vayan a fijarse de forma bilateral entre el Estado y la comunidad autónoma afectada, rompiendo el principio de unidad de cuenca. Ni uno sólo. En la fijación de los caudales ecológicos del Gállego, por ejemplo, que discurre íntegramente por Aragón, deben intervenir todas las comunidades de la cuenca del Ebro: La Rioja, Navarra, Cataluña... En el Delta, no. Y aunque ahora, tras el consabido titubeo- -tan clásico ya en él (recuérdense los bienes de la Franja o el Archivo de la Corona de Aragón) Marcelino Iglesias se oponga a las pretensiones catalanas, no podrá ya olvidarse su inicial postura favorable. Se ha retratado de nuevo. En definitiva, el actual PHN otorga a Cataluña la posibilidad de apropiarse, por la fijación de caudales en el Delta, de un volumen de agua equivalente a casi cuatro trasvases. Y Marcelino Iglesias nos lo vendió como un éxito. Carmelo Lafuente Ruiz Zaragoza Alternativas al aborto Las cifras del aborto en España alcanzan niveles escalofriantes. En 2005, 85.000 bebés inocentes murieron en el seno de sus madres, que quedan dañadas para el resto de sus vidas. Ante esto, no basta lamentarse, ni que la ministra diga que ninguna mujer desea abortar Esto datos ponen de manifiesto el fracaso de las políticas llevadas a cabo por todos los gobiernos nacionales y autonómicos, tanto del PP y del PSOE como de partidos nacionalistas. Las políticas sólo han conseguido que aumente el número de abortos, en un cóctel de promiscuidad y sexualidad irresponsable. Por otra parte, estos datos ponen de manifiesto el tremendo avance de la cultura de la muerte en España. Que ninguna madre quiere abortar es cierto; pero, ¿qué hace el Ministerio para ofrecer alternativas reales a las mujeres que se encuentran en la disyuntiva del aborto? No basta hablar, es necesario actuar. Sin embargo, ante estos datos, sorprende la pasividad del Gobierno y de todos los partidos políticos. Además de informar, hay que establecer planes concretos y eficaces que permitan y ayuden a las mujeres que se plantean abortar a seguir adelante con su embarazo, porque ninguna mujer quiere matar a su hijo. Elena Baeza Villena Málaga Otra forma de hacer huelga He sufrido las consecuencias de la huelga del servicio de tierra en El Prat. No digo que no tengan razón,