Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14- 15 D 7 LOS DOMINGOS DE El físico de Elsa Pataky, con un perfil menos latino que el de Penélope Cruz, puede facilitarle su entrada en las grandes producciones made in Hollywood NIEVES SANZ gan sexo sin consecuencias, anden desnudas y aborten niños. Y el otro día, en el programa de la CNBC conducido por Donny Deutsch, dijo que Bill Clinton probablemente es homosexual. ¿La explicación? Que le gustan mucho las mujeres. Chúpate esa. Pero mujer, que las que le gustan no son Liza Minnelli o Barbra Streisand. Creo que ese tipo de promiscuidad lleva implícita una latente homosexualidad soltó. Y más adelante añadió: Hay algo narcisista en la homosexualidad porque estás enamorado de alguien que es como tú Aunque, diga lo que diga, no ha superado lo que se le ocurrió cuando los abusos de Abu Ghraib (y la implicación de chicas, soldados y mandos, en ello) Es una más de las razones por las que las mujeres no deberían estar en el ejército. No sólo porque no son capaces de cargar una mochila a medio llenar sino porque las mujeres son muy viciosas Viciosas. Eso es lo que va a ser Paz Vega. Ella y su otra ella. Supongo que otra viciosa será Angelina Jolie, que reconoció que sabía cómo dar placer a las mujeres ninguna reclamó Madre mía, estoy horrorizada con la última que le han hecho a los Pitt- Jolie. Esas espantosas figuras de cera. Sobre todo, la niña. Es lo malo de coincidir el mismo día ambas fotos. Claro, que para espanto, esa figura de porcelana con la que se fotografiaron Zapatero y las juventudes palestinas e israelíes. Vale que lo de la kefia fue una metedura de pata, pero esa pastorcilla con sombrero y paloma alegórica de la paz supera cualquier cosa. Vale, demos una oportunidad a la Paz. A la Paz Vega y la otra. ¿Pero eso fue un regalo al Presidente? Pobre. Pataky y Brody: los más Gente BEATRIZ CORTÁZAR JAIME GARCÍA i Elsa Pataky buscaba triunfar en Hollywood, ya tiene a su lado la llave maestra que todo lo permite: el actor Adrien Brody. No se trata de un montaje ni de una operación fría y calculada. No. Lo que ocurre con Elsa es lo mismo que pasó con Antonio Banderas y Penélope Cruz cuando aterrizaron en suelo americano dispuestos a comerse el mundo. Ellos, al igual que ahora Elsa, no sólo conquistaron a la cámara con su fotogenia, sino que además se enamoraron de un peso pesado de la industria cinematográfica, y eso siempre ayuda. A Banderas le vino como caída del cielo Melanie Griffith. Se conocieron en el rodaje de Two much de Fernando Trueba y se casaron en secreto en Londres en una ceremonia de la que nunca se ha visto una imagen. Al día de hoy siguen igual de felices y encantados con la única diferencia de que el actor malagueño es toda una estrella en el firmamento de los que escriben su nombre con letras de oro en las producciones más costosas del séptimo arte. De Penélope se podría contar algo parecido. Tras rodar con Tom Cruise se convirtieron en una de las parejas más atractivas del momento y no había programa estelar ni portada de revista que no quisiera tener a nuestra Pe en sus titulares. Si la historia de amor no acabó de cuajar sí es verdad que la carrera de Cruz subió enteros de una manera extraordinaria y al día de hoy sigue siendo un nombre de tirón a la hora de buscar repartos de lujo. S En cuanto se ha sabido que una española es el amor del actor del momento, los asesores de imagen de Hollywood han empezado a buscar a Elsa para sus reportajes y fiestas Con Elsa estamos a punto de vivir una historia muy parecida. Desde hace más de un año está intentando hacerse un hueco en la industria norteamericana, y ahí está su aparición en un filme de Samuel L. Jackson y el que actualmente rueda en Chile, Santos a las órdenes de Nicolás López y con Javier Gutiérrez, Guillermo Toledo y Leonardo Sbaraglia en el cartel. Y hasta allí se fue un enamorado Adrien Brody para felicitar a su chica en el día de su cumpleaños y confirmar con su presencia que lo suyo va más allá de unas cervecitas en Madrid. En cuanto se ha sabido que una española es el amor del actor más cool del momento, ya se han puesto de los nervios los relaciones públicas y asesores de imagen de Hollywood para tener a Elsa en sus reportajes, campañas de publicidad y fiestas glamurosas. La diferencia de Elsa y Pe reside en el físico: mientras Cruz forma parte de lo que allí entienden como el perfil latino, Pataky puede tenerlo más fácil para competir con las anglos de melena rubia y ojos claros tipo Scarlette Johanson o Mischa Barton, las chicas del momento. Llegados a este punto ya me imagino a Elsa en febrero desfilando por la alfombra roja de los Oscar de la mano de Adrien, con las cámaras pendientes de su rostro. Son los más.