Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 7 06 CLAVES DE ACTUALIDAD Irak en guerra A la cotidiana caza del francotirador TEXTO Y FOTOS: ÁLVARO YBARRA. FALUYA (IRAK) Salimos en patrulla con la segunda compañía de la brigada Bravo por las calles de Faluya. Un fantasmal paseo por una ciudad apocalíptica que se ha convertido en el paraíso del francotirador quí siempre hace calor; calor y más calor. No como en New Hampshire, ahí si que se vive bien asegura Terry Kearney mientras el camión todoterreno MTVR de siete toneladas cruza el alambre de espino de la base Bravo rumbo al área industrial de Faluya. Terry es miembro de la segunda compañía de la brigada Bravo. Lleva cuatro meses destinado con los marines en Faluya, en el mortífero Triángulo suní de Irak. Aquí siempre hacemos lo mismo: dormimos, patrullamos, comemos y volvemos a dormir, casi, casi, como en casa, salvo que aquí los vecinos te disparan nos cuen- A ta mientras el convoy se dispone a tomar la avenida principal de la ciudad. Faluya es una urbe en ruinas. A ambos lados de la carretera todo son escombros y cascotes. Ni una de las casas que aún se tienen en pie se libra de las heridas provocadas por los impactos de metralla y proyectiles. En la avenida principal hay poco movimiento. Esta calle es un infierno. Nosotros intentamos controlar lo que podemos, y la insurgencia procura atacarnos cada vez que nos decidimos a atravesarla. Es un zona en la que estamos muy expuestos Tras circular unos quinientos metros por la avenida, el convoy gira a la derecha y entra en una callejuela. Una tienda de repues- tos de coches es el único signo de vida. Cada vez hace más calor. El olor a aguas fecales y basura acumulada es insoportable. Estamos llegando a la zona industrial dice Terry. Este barrio fue uno de los más castigados en la ofensiva militar de diciembre del 94. No queda mucho en pie. Pero bueno... parece que las tiendas y los locales, poco a poco, van volviendo al trabajo El convoy se para en seco. Han sonado dos disparos que han hecho blanco en el blindaje del segundo vehículo. ¡Abajo, abajo, rápido, desplegaos! Las órdenes de Ron Taylor, jefe del batallón, son tajantes. Ron es oficial de Policía en New Aquí siempre hacemos lo mismo: dormir, patrullar, comer, volver a dormir... Como en casa, pero con la diferencia de que, aquí, tienes a unos vecinos que disparan El convoy se para en seco. Han sonado dos disparos que han hecho blanco en el blindaje del segundo vehículo. ¡Abajo, rápido, desplegaos! ordena el comandante Stephen y Bobby buscan al enemigo entre cascotes, ruinas y esqueletos de vieja maquinaria